Actualmente, es menos probable que se reciba una transfusión de sangre

Actualmente, es menos probable que se reciba una transfusión de sangre

MARTES, 27 de febrero de 2018 (HealthDay News) -- Los estadounidenses están recibiendo menos transfusiones sanguíneas, y según los investigadores, esa es una buena noticia.

"Es una situación ventajosa para todos", afirmó el Dr. Aaron Tobian, autor principal del nuevo estudio.

"Que haya menos transfusiones es bueno por varios motivos", dijo Tobian, director de medicina de las transfusiones en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Johns Hopkins.

"Nuestro suministro de sangre es más seguro que nunca, pero siempre hay un ligero riesgo para los pacientes. Que haya menos transfusiones conlleva un beneficio económico, y la sangre es un recurso escaso", explicó.

Las transfusiones están entre los procedimientos hospitalarios más comunes. El equipo de Tobian encontró que era menos probable que las personas hospitalizadas recibieran una transfusión de glóbulos rojos o de plasma en 2014, en comparación con tan solo unos años antes.

¿Por qué?

La concentración de hemoglobina es un factor cuando se decide si realizar o no una transfusión a un paciente. (La hemoglobina es una proteína en los glóbulos rojos que porta el oxígeno). La investigación ha mostrado que era seguro demorar las transfusiones en pacientes con un nivel de hemoglobina de entre 7 y 10 gramos por decilitro.

Los hospitales utilizaron esa información para desarrollar nuevos programas de gestión de la sangre para los pacientes. Esos programas buscaban mejorar los resultados, reducir los costos y ahorrar sangre, según un nuevo estudio.

El Dr. Ross Herron es director médico de la división occidental de la Cruz Roja Americana.

"Un uso más eficiente de la sangre es algo positivo, porque queremos garantizar que hayan suministros cuando las personas los necesiten", comentó Herron.

Herron añadió que la Cruz Roja ha observado una reducción en la necesidad de glóbulos rojos. "La gestión de la sangre para los pacientes ha funcionado", explicó.

Pero la reducción no es suficiente para aliviar la necesidad constante de donaciones de sangre.

"Seguimos necesitando donantes de sangre, sobre todo donantes de plaquetas. Las plaquetas solo duran cinco días. El plasma dura más o menos un año, y los glóbulos rojos 42 días", dijo.

Las transfusiones de glóbulos rojos y de plasma se usan por una variedad de motivos, que incluyen las cirugías electivas y de emergencia, los traumatismos y los tratamientos para el cáncer, señaló Herron.

Para medir el efecto que las nuevas directrices de gestión de la sangre estaban teniendo sobre la cantidad de transfusiones, los investigadores observaron a una muestra nacional que incluyó a un 20 por ciento de todas las altas de pacientes internos en hospitales. Se cree que esa muestra representa a más o menos un 96 por ciento de la población de EE. UU.

Los investigadores observaron las tendencias en las transfusiones de 1993 a 2014. De 1993 a hasta más o menos 2011, las tasas de transfusiones de plasma y glóbulos rojos tendieron al alza. Comenzaron a bajar en 2011, y siguieron en declive o se nivelaron hasta 2014.

Las transfusiones de glóbulos rojos se redujeron de casi un 7 por ciento a menos de un 6 por ciento entre 2011 y 2014, encontró el estudio. Las transfusiones de plasma se redujeron de un 1.0 por ciento a un 0.87 por ciento en el mismo periodo. Las transfusiones de plaquetas permanecieron estables.

La reducción en las transfusiones de glóbulos rojos se observó en ambos sexos, en todas las razas y etnias, en afecciones de pacientes con distinta gravedad, varios tipos de pagadores (seguro privado seguro del gobierno o sin seguro) y distintos motivos de admisión.

La reducción en la transfusión de glóbulos rojos fue significativamente mayor en los pacientes que ingresaban para una cirugía electiva en comparación con una cirugía no electiva: una reducción de un 26 frente a un 14 por ciento, respectivamente, según el estudio.

Tobian dijo que probablemente esto se deba a que cuando las personas se someten a una cirugía electiva, realizan un análisis de sangre antes de la operación. En ese momento, el médico puede ver cuál es el nivel de hemoglobina del paciente. Si es bajo, el médico puede recomendar que se tome hierro para aumentar esos niveles antes de la cirugía, con el fin de evitar la necesidad de una transfusión.

Los resultados del estudio se publicaron el 27 de febrero en una carta en la revista Journal of the American Medical Association.

Más información

Para más información sobre la donación de sangre, visite a la Cruz Roja Americana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

logo

Comparte tu opinión