SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar

A medida que se desarrolla el proyecto de ley de impuestos, ¿qué le espera a la obligatoriedad individual de la Obamacare?

MARTES, 5 de diciembre de 2017 (HealthDay News) -- A medida que los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado de EE. UU. trabajan para reconciliar las diferencias entre sus respectivos proyectos de ley para la reforma de los impuestos, el destino de la obligatoriedad individual de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Affordable Care Act, ACA) sigue siendo incierto.

Las extensas medidas de la reforma fiscal propuestas por los republicanos del Senado, que fueron aprobadas el sábado, incluyen una cláusula para revocar la controvertida obligatoriedad, que requiere que la mayoría de los estadounidenses tengan un seguro médico o que paguen una multa. La versión de la Cámara no incluye una cláusula parecida.

Revocar esa parte de la ACA resultaría en que habría 13 millones menos de personas con seguro a lo largo de la próxima década, según un análisis independiente de la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO) de EE. UU.

Las primas de los mercados de seguros individuales, en los que los consumidores pueden comprar seguros de acuerdo con la ACA, también conocida como Obamacare, aumentarían en aproximadamente un 10 por ciento en la mayoría de los años, según la previsión de la CBO.

La obligatoriedad individual es "crítica" para el buen funcionamiento del mercado, explicó Sam Berger, analista político del Center for American Progress. Trae a más personas (especialmente a las más jóvenes y con un mejor estado de salud) al mercado, lo que ayuda a mantener las primas bajas para todo el mundo.

"Los seguros funcionan así, ¿verdad? Si usted pudiera comprar un seguro de incendios después de que se le queme la casa, no tendría ningún sentido desde el punto de vista económico", dijo.

Los contrarios a la Obamacare quieren que desaparezca esa obligatoriedad.

Ed Haislmaier, miembro principal de investigación de la The Heritage Foundation, un grupo de expertos conservadores, afirmó que la gente está mejor sin ella porque es un impuesto injustificado.

Haislmaier también cuestiona si la obligatoriedad ha sido efectiva a la hora de persuadir a las personas a obtener una cobertura de seguro médico.

"Para que la obligatoriedad tenga un efecto, uno tiene que creer que hay personas que, en primer lugar, no creen que necesiten un seguro médico; en segundo lugar, no les gusta lo que se ofrece o el precio que se ofrece [y] preferiría no pagarlo; o, en tercer lugar, lo compran de todos modos porque si no lo hacen les pondrán una multa", dijo Haislmaier.

Si no hay muchas personas motivadas por la obligatoriedad, entonces quitarla "tendría poco o ningún efecto en las personas que compran un seguro", añadió.

Cori Uccello, miembro de salud principal de la Academia Americana de Actuarios (American Academy of Actuaries), dijo que la obligatoriedad podría haber sido más fuerte, pero "es difícil argumentar que no tuviera ningún efecto en absoluto".

Si se quita la obligatoriedad, se volverá un círculo vicioso en el que las primas aumentarán y las personas dejarán los seguros, dijo.

Muchos consumidores de la Obamacare reciben subsidios para comprar un seguro, apuntó Uccello. Si las primas suben, también lo harán los subsidios.

Son las personas que no reciben subsidios (porque ganan más del 400 por ciento del nivel de pobreza federal) las que "tendrán que cargar con todo el peso del aumento de las primas", explicó Uccello.

No tener la obligatoriedad hace que la cobertura sea incluso más cara para los que deseen comprar una, dijo.

Mientras tanto, añadió, la orden ejecutiva de la administración de Trump que amplía el acceso a los planes de seguro médico a corto plazo, que excluyen las afecciones preexistentes y limitan o excluyen la cobertura para otros beneficios, plantea nuevas preocupaciones.

"Si no hay una obligatoriedad individual, se podría ver un incentivo incluso mayor para las personas con un buen estado de salud para que opten por los planes a corto plazo, lo que provocará que las primas aumenten en el mercado de la ACA", advirtió Uccello.

La senadora Susan Collins (R-Maine) fue una de los varios republicanos que se oponían y que finalmente votaron a favor del plan fiscal del Senado, que revoca la obligatoriedad individual.

Collins anunció su respaldo al proyecto de ley de la reforma fiscal después de asegurar unas enmiendas clave, además de un compromiso del líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell (R-Kentucky) de respaldar dos cuestiones de la ley bipartita que tendrían el objetivo de estabilizar la ACA.

Esas medidas podrían estar vinculadas con un proyecto de ley de gastos para finales de año, pero también se enfrentan a la oposición de los republicanos de la Cámara, según el Washington Post.

Más información

Para saber más sobre las multas vinculadas con la obligatoriedad individual, visite Healthcare.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad