A medida que los estadounidenses vuelven a trabajar, ¿cómo cambiará la COVID el lugar de trabajo?

A medida que los estadounidenses vuelven a trabajar, ¿cómo cambiará la COVID el lugar de trabajo?

MARTES, 19 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Es probable que los empleados administrativos que vuelven a la oficina tras meses de confinamiento en casa encuentren un lugar de trabajo con cambios drásticos tras la COVID-19, señalan los expertos.

Hasta ahora, las oficinas se han diseñado sobre todo para satisfacer las necesidades de los negocios, con ciertas concesiones para la seguridad contra incendios, apuntó Nellie Brown, directora de los programas de salud y seguridad en el lugar de trabajo de la Facultad de Relaciones Industriales y Laborales de la Universidad de Cornell.

De ahora en adelante, las compañías también tendrán que diseñar los espacios de trabajo y los horarios de los empleados con el fin de reducir la transmisión de la enfermedad.

"Antes, no tendíamos a considerar nuestros espacios de esa forma", dijo Brown. "Se trata de un punto de vista muy distinto del que hemos usado, históricamente".

En primer lugar, es probable que encuentre una oficina con menos personas que antes de la pandemia.

"Si las personas van a la oficina, será un día o dos a la semana, al menos hasta que tengamos una vacuna", comentó Robert Siegel, profesor de administración de la Escuela de Postgrados de Negocios de la Universidad de Stanford.

Por ejemplo, los padres de los niños pequeños necesitarán horarios flexibles para adaptarse a los horarios escolares si sus hijos solo van a ir a la escuela durante medio día o cada dos días, apuntó Siegel.

Los que vayan a la oficina en día determinados probablemente tendrán turnos escalonados, para evitar que aglomeraciones de personas intenten entrar a la oficina a la vez, dijo Brown.

"La gente no debe congregarse en el elevador", observó Brown. "La gente no debe llegar a la misma hora".

La oficina en sí podría transformarse de varias formas distintas, dependiendo del tipo de negocio. Pero los expertos concuerdan en que es probable que el plan de oficina abierta sea una de las víctimas de la COVID-19.

"Si intentamos mantener una densidad bastante alta, tendremos que colocar muchas barreras", planteó Brown. "Habrá que pensar seriamente en oficinas privadas y unos cubículos con paredes más altas, y no solo tener planes abiertos con escritorios por todas partes".

Se acabó el compartir

También es menos probable que usted tenga su propio espacio de trabajo privado, apuntó Siegel.

"¿Por qué darle a alguien su propio espacio permanente si solo estará allí dos días por semana?", cuestionó Siegel. En vez de ello, un negocio podría preparar una serie de cubículos compartidos que las personas usen cuando vengan a la oficina.

Esos cubículos compartidos quizá tengan teclados de computadora cubiertos con una capa de plástico para facilitar la desinfección, o las compañías podrían simplemente comprar a los empleados sus propios teclados y otros equipos personales que usen durante su tiempo en la oficina, dijo Brown.

"Quizá haya que volver a darle a cada quien su propia grapadora", apuntó. "No queremos que la gente comparta pertenencias. No es una buena idea".

Si usted conserva su propio escritorio, Brown predice que no le permitirán mantenerlo desordenado como querría. "Tendrá que repensar qué tanto desorden tendrá encima de su escritorio, para que las personas puedan desinfectarlo", comentó.

Brown cree que las compañías también aprovecharán la automatización para proteger más la salud de los trabajadores: puertas automáticas, luces automáticas, fuentes automáticas, dosificadores automáticos de azúcar y crema en la cafetera.

"Todo lo que podamos automatizar para que no haya que tocar las superficies será valioso", aseguró Brown.

El plexiglás podría convertirse en una característica de la vida en la oficina: entre los cubículos, quizá incluso para dividir las mesas en la cafetería y en la sala de juntas para que las personas puedan verse las caras de forma segura, dijeron Brown y Siegel. Unas marcas en el suelo podrían recordar a las personas que mantengan su distancia.

Las compañías quizá también sean más estrictas al desalentar lo que Brown denomina "presentismo", es decir, los trabajadores que insisten en ir a la oficina aunque estén enfermos.

"No podemos permitírnoslo, independientemente de lo que la persona tenga", enfatizó Brown. "Nunca nos lo hemos podido permitir".

¿La oficina de verdad es necesaria?

Siegel cree que la pandemia de la COVID-19 ha revelado que las personas simplemente no necesitan estar en la oficina para que el trabajo se haga. Es una lección que ha aprendido al enseñar sus clases universitarias en línea.

"Mis estudiantes me hacen falta. Mis compañeros de la facultad me hacen falta", comentó Siegel. "Pero la calidad de la enseñanza de mis cursos, aunque no sea tan buena como cuando estamos juntos en un aula, es una orden de magnitud mejor de lo que pensaba que sería".

Lo mismo sucede con los tipos de reuniones que antes requerían viajar de un lugar a otro, añadió Siegel.

"Puedo imaginar que habrá muchos menos viajes de negocios, porque simplemente no es necesario", dijo. "Y si hay menos viajes de negocios, no se necesitan esas elegantes y enormes salas de juntas".

De hecho, Siegel cree que es probable que las compañías que quieran hacer recortes se replanteen si de verdad necesitan todo ese espacio de oficina que han mantenido en el pasado.

"Vamos a un mundo en que nos replantearemos si de verdad hay que gastar tanto dinero en bienes raíces", dijo.

Aunque esos cambios quizá resulten estremecedores, de muchas formas también serán beneficiosos, aseguró Siegel.

"Los desplazamientos se reducirán. Las personas no pasarán una hora cada día en su coche de ida y de vuelta", añadió Siegel. "Es bueno para la salud. Es bueno para el estrés. Es bueno para el medioambiente".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

Comparte tu opinión