A medida que el uso de la prueba del APE se redujo, los cánceres de próstata avanzados aumentaron

MIÉRCOLES, 16 de marzo de 2022 (HealthDay News) -- Desde que las pruebas de detección del antígeno prostático específico (APE) de rutina ya no se recomiendan, ha habido un aumento preocupante en los casos de cáncer de próstata avanzado en Estados Unidos, encontró una investigación reciente.

Las pruebas miden la cantidad de APE en la sangre, y unos niveles elevados pueden señalar la presencia de un cáncer de próstata.

A medida que el uso de la prueba del APE se redujo, los cánceres de próstata avanzados aumentaron

Las pruebas rutinarias del APE comenzaron en Estados Unidos hace casi tres décadas, y condujeron a una reducción tanto en los casos de cáncer de próstata avanzado como en las muertes por el cáncer de próstata. Pero las pruebas rutinarias del APE también amentaban el riesgo de sobrediagnóstico y sobretratamiento del cáncer de próstata de bajo riesgo.

Esto llevó al Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos a desaconsejar el uso rutinario de las pruebas del APE en 2008 para los hombres mayores de 75 años, y a seguirlo con una recomendación en 2012 contra este tipo de pruebas en todos los hombres. La recomendación se enmendó de nuevo en 2018, para plantear que los hombres de 55 a 69 años deben hablar sobre la prueba del APE con el médico si lo desean.

Para evaluar el impacto de la reducción en las pruebas, los investigadores de la Universidad del Sur de California (USC) analizaron datos sobre más de 836,000 hombres de EE. UU. de a partir de 45 años que fueron diagnosticados con un cáncer de próstata invasivo entre 2004 y 2018.

De estos casos, se reportó un cáncer avanzado en más de 26,600 hombres de 45 a 74 años, y en más de 20,500 hombres de a partir de 75 años.

Entre los hombres de 45 a 74 años, la tasa de incidencia del cáncer de próstata avanzado permaneció estable de 2004 a 2010, pero entonces aumentó en un 41 por ciento de 2010 a 2018.

En los hombres de a partir de 75 años, la tasa de incidencia se redujo de 2004 a 2011, pero entonces aumentó en un 43 por ciento de 2011 a 2018. En ambos grupos de edad, los aumentos ocurrieron en todas las razas.

Los hallazgos se publicaron en la edición del 14 de marzo de la revista JAMA Network Open.

"Este estudio es el primero que documenta un aumento sostenido en el cáncer de próstata metastásico [avanzado] usando los datos poblacionales más actualizados", señaló el autor coprincipal del estudio, el Dr. Mihir Desai, profesor de urología clínica de la Facultad de Medicina Keck de la USC.

"El descubrimiento tiene importantes ramificaciones para los hombres, porque el cáncer de próstata, cuando se detecta temprano, en general mediante pruebas, es muy tratable y con frecuencia curable", añadió Desai en un comunicado de prensa de la universidad.

"Estos datos son muy importantes, ya que indican la necesidad de reevaluar de forma constante el impacto de las decisiones sobre las políticas", enfatizó el autor coprincipal del estudio, el Dr. Giovanni Cacciamani, profesor asistente de investigación en urología y radiología de la Keck. "De otra forma, quizá veamos un aumento sostenido en el cáncer de próstata metastásico".

Los motivos para abandonar las pruebas rutinarias del APE quizá ya estén desactualizados, anotaron los investigadores.

El coautor, el Dr. Inderbir Gill, presidente del departamento de urología y director ejecutivo del Instituto de Urología de la USC, apuntó que los centros urológicos están encontrando formas nuevas para mejorar los resultados de los pacientes.

"Unas estrategias más refinadas, que incluyen a biomarcadores y a imágenes por resonancia magnética [IRM], ya han aumentado la detección de los cánceres clínicamente significativos, mientras que la vigilancia activa se usa cada vez más para la enfermedad de bajo riesgo y de riesgo intermedio favorable, mitigando así los riesgos del sobretratamiento", comentó Gill en el comunicado.

Más información

Aprenda más sobre las pruebas para el cáncer de próstata en el Instituto Nacional del Cáncer de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

FUENTE: University of Southern California, news release, March 14, 2022

Comparte tu opinión