SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

2.5 millones de mujeres estadounidenses sufren de una afección que puede provocar esterilidad

La enfermedad inflamatoria pélvica con frecuencia es provocada por infecciones de transmisión sexual, señalan los expertos de los CDC

La enfermedad inflamatoria pélvica con frecuencia es provocada por infecciones de transmisión sexual, señalan los expertos de los CDC

VIERNES, 3 de febrero de 2017 (HealthDay News) -- Unos 2.5 millones de mujeres estadounidenses han tenido enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), una infección con frecuencia asintomática del tracto reproductivo que puede provocar esterilidad y un dolor abdominal duradero, muestra un nuevo informe del gobierno de EE. UU.

Los científicos también encontraron que las que habían tenido 10 o más parejas sexuales masculinas experimentaban la EIP con tres veces más frecuencia que las mujeres con una sola pareja.

En la mayoría de casos de EIP, la culpa la tienen las enfermedades de transmisión sexual (ETS) clamidia y gonorrea, dijeron los investigadores. En general, alrededor de un 4.4 por ciento de las mujeres estadounidenses dicen que les han diagnosticado la EIP.

La EIP tiende a ser una "complicación [tardía] de tener una infección de transmisión sexual anterior, y dado que hay tantas infecciones de clamidia y gonorrea en EE. UU., eso significa que muchas mujeres están en riesgo", dijo la autora del estudio Kristen Kreisel, epidemióloga de la División de Prevención de las ETS de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

"La enfermedad inflamatoria pélvica puede ser tratada, al igual que la ETS que la provocó, pero el daño estructural que ocurre debido a la EIP con frecuencia es irreversible", dijo Kreisel. "Por eso es importante tenerla controlada".

La clamidia y la gonorrea son las ETS más comúnmente reportadas en Estados Unidos. En 2015, se reportaron unos 1.5 millones de infecciones de clamidia y 400,000 de gonorrea. Esas infecciones con frecuencia no provocan síntomas, y podrían no ser diagnosticadas ni tratadas, según el estudio.

Cuando aparecen síntomas, pueden incluir descarga vaginal o sensación de quemazón al orinar.

Los síntomas de EIP pueden incluir un dolor abdominal persistente, fiebre, descarga vaginal anómala, o dolor o sangrado durante el coito, comentó Kreisel.

La EIP plantea peligros a largo plazo como esterilidad, dolor pélvico crónico y embarazo ectópico. Los embarazos ectópicos ocurren cuando un embrión se implanta en las trompas de Falopio en lugar del útero.

No hay una prueba particular que pueda diagnosticar la EIP, de forma que los médicos con frecuencia dependen del informe de los síntomas. Pero la EIP con frecuencia no provoca síntomas, explicó Kreisel. "Es una de las cosas que más asustan, porque quizá una ni sepa que está ocurriendo", dijo.

Los investigadores usaron información del Encuesta de examen nacional de salud y nutrición de EE. UU. de 2013 a 2014. La encuesta incluyó a casi 1,200 mujeres de 18 a 44 años.

El estudio no encontró ninguna diferencia significativa en la prevalencia de la EIP según la edad, la raza, la etnia ni los factores socioeconómicos.

Pero la prevalencia de la enfermedad inflamatoria pélvica fue significativamente más alta entre las mujeres cuyas conductas sexuales las ponían en un mayor riesgo de contraer ETS. Esas conductas incluyen tener relaciones sexuales con parejas múltiples y no utilizar preservativos.

El Dr. Matthew Hoffman es presidente de obstetricia y ginecología en el Sistema de Atención de la Salud Christiana, en Wilmington, Delaware.

Hoffman, que no participó en el estudio, dijo que, además de usar preservativos, las pastillas anticonceptivas con progesterona y los dispositivos intrauterinos (DIU) también pueden reducir el riesgo de desarrollar enfermedad inflamatoria pélvica.

Hoffman explicó que las pastillas anticonceptivas con progesterona o los DIU pueden ayudar a espesar el moco cervical, impidiendo que las bacterias se desplacen más lejos dentro del tracto reproductivo.

Kreisel y Hoffman concurrieron en que las mujeres sexualmente activas menores de 25 años se deben hacer pruebas anuales de las ETS. Ese proceso por lo general conlleva tomar una muestra vaginal o un análisis de orina. El tratamiento de la gonorrea y la clamidia por lo general incluye antibióticos.

"Hay algunos datos que indican que si los síntomas se tratan pronto, podría resultar en mejores resultados con respecto a la fertilidad", añadió Hoffman.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 27 de enero de la revista de los CDC Morbidity and Mortality Weekly Report.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre la enfermedad inflamatoria pélvica o EIP.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2017, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Noticias a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad