1-800-662-HELP: muy pocos usuarios de opioides conocen este teléfono de asistencia que salva vidas

1-800-662-HELP: muy pocos usuarios de opioides conocen este teléfono de asistencia que salva vidas

LUNES, 14 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Millones de estadounidenses viven con una adicción a las sustancias, pero un teléfono de asistencia nacional gratuito que ofrece ayuda no se aprovecha porque la mayoría no saben que existe, encuentra una nueva investigación.

Después de que la popular cantante Demi Lovato fuera hospitalizada en julio, los investigadores encontraron que aunque se escribió mucho sobre la sospecha de que había sufrido una sobredosis de heroína, se hizo poca mención sobre el teléfono de asistencia para el abuso de sustancias, que es financiado por la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) de EE. UU.

"El 1-800-662-HELP es un lugar para los que los que necesitan ayuda se orienten respecto a las complejas opciones de tratamiento, a fin de llegar a la alternativa que mejor satisfaga sus necesidades, finanzas y ubicación", explicó el investigador principal, John Ayers, profesor asociado adjunto en la división de enfermedades infecciosas y salud pública global de la Universidad de California, en San Diego.

Las personas que llaman al 1-800-662-HELP (4357) reciben una lista de los centros en su área que mejor puedan satisfacer sus necesidades de tratamiento y financieras.

Según la SAMHSA, el teléfono de asistencia recibió más de 68,000 llamadas al mes en el primer trimestre de 2018. En 2017, más de 815,000 personas llamaron al teléfono de asistencia.

A las personas sin seguro que llaman al teléfono de asistencia las remiten a oficinas estatales que pueden guiarlas a programas financiados por el estado. El teléfono de asistencia también puede remitir a las personas a centros que cobran tarifas variables o que aceptan Medicare o Medicaid.

Se anima a las personas con un seguro de salud privado a comunicarse con su aseguradora para obtener una lista de los proveedores y centros de atención de la salud participantes.

Ayers y sus colaboradores observaron cuántas menciones del teléfono de asistencia hubo en los medios de comunicación en la semana tras la sobredosis de Lovato.

Con fines de comparación, los investigadores observaron cuántas menciones de una línea de asistencia del suicidio hubo en los medios de comunicación en la semana tras el suicidio del chef Anthony Bourdain en junio de 2018.

Aunque tras la sobredosis de Lovato la discusión sobre los opioides o la heroína era un tema candente tanto entre los reporteros como para el público, se hizo poca mención sobre el teléfono de asistencia para la adicción.

Por ejemplo, apenas 216 de los 42,500 reportes de noticias que se encontraron en Google News que mencionaban a Lovato y de los 25,300 reportes noticiosos que mencionaban a los opioides o a la heroína citaban al teléfono de asistencia.

El patrón fue igual en Twitter, donde apenas 258 publicaciones de casi 1 millón sobre Lovato mencionaban al teléfono de asistencia, mostraron los hallazgos.

Pero tras el suicidio de Bourdain, los investigadores encontraron casi 5,000 artículos de Google News, 21,000 publicaciones de Twitter y 29,000 búsquedas de la Línea Nacional de Prevención del Suicidio (National Suicide Prevention Lifeline).

Según Fred Muench, presidente y director ejecutivo de Partnership for Drug-Free Kids, "el teléfono de asistencia de la SAMHSA no se ha diseminado tan bien como los [demás] teléfonos de asistencia. El abuso de sustancias no recibe la misma atención que el suicidio".

El suicidio es un problema que necesita una acción inmediata, mientras que el tratamiento de la adicción a las sustancias es un viaje continuo, añadió.

"Al llamar al teléfono de asistencia podrían hablar con alguien, pero se tarda un tiempo en obtener un tratamiento", apuntó Muench. "Que lo refieran no significa que obtendrá un tratamiento".

Muench dijo que las barreras contra el tratamiento incluyen la capacidad de pago, los tiempos de espera y la calidad del tratamiento. A diferencia de la inmediatez de una amenaza de suicidio, tratar el abuso de las sustancias puede conllevar años.

"No hay suficiente tratamiento disponible", dijo, "pero al menos el teléfono de ayuda es un lugar donde comenzar". Para Muench, la moraleja es llamar al teléfono de asistencia, pero si eso no ayuda, seguir intentándolo.

Ayers cree que las noticias deben incluir el número del teléfono de asistencia en todos los artículos sobre la crisis de adición a los opioides.

Los reporteros que cubren noticias sobre las sustancias deben incluir al 1-800-662-HELP en sus artículos, los medios de comunicación deben resaltar el número de asistencia, y el gobierno federal debe invertir en estrategias para aumentar la concienciación sobre el teléfono de asistencia, sugirió Ayers.

El informe aparece en la edición en línea del 14 de enero de la revista JAMA Internal Medicine.

El Dr. Harshal Kirane es director de servicios de adicción en el Hospital de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Dijo que "un porcentaje muy pequeño de las personas en nuestro país que se enfrentan a la adicción acceden a la atención".

Aunque el teléfono de ayuda puede ser efectivo, anotó, si es como otros servicios de remisión, muy pocas de las personas que llaman en realidad se conectan con servicios de tratamiento. Esa desconexión refleja las limitaciones del sistema de atención de la salud para tratar la adicción a las sustancias.

"Los recursos no están fácilmente disponibles ni resultan atractivos, y hay un estigma alrededor de acudir a un centro de tratamiento", señaló Kirane.

Kirane se mostró de acuerdo en que los medios deben promover el teléfono de asistencia de la SAMHSA.

Si más personas conocieran el teléfono de asistencia y las llamadas aumentaran de forma dramática, esto demostraría la demanda de tratamiento para la adicción, y los servicios podrían aumentar, planteó.

Más información

Para más información sobre el teléfono de asistencia nacional de la SAMHSA, visite la Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias de EE. UU.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

logo

Comparte tu opinión