Estrés y ciclos menstruales irregulares, ¿hay relación?

Estrés y ciclos menstruales irregulares, ¿hay relación?
Si estás estresada y pasas dos meses sin menstruar, acude a tu ginecólogo para una evaluación. | Foto: GETTY IMAGES

En la actualidad el estilo de vida que llevamos y el papel que desempeñamos dentro de nuestra sociedad puede generar un ambiente difícil y lleno de estrés, y esto a su vez puede desencadenar diversos problemas de salud y repercusiones en nuestro organismo al estar expuestos a un estrés crónico.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta fisiológica que principalmente consiste en la liberación de ciertas sustancias llamadas hormonas (mensajeros químicos del cuerpo) y del efecto que tienen éstas en nuestro cuerpo ante algún estímulo o desencadenante al cual llamamos estresor.

Esta respuesta es buena y adecuada en momentos específicos, como cuando estamos en una situación de peligro en la que se liberan diversas hormonas tales como el cortisol y la noradrenalina que preparan al organismo para una huida, elevando la frecuencia cardiaca, la tensión arterial, aumentando la liberación de glucosa (azúcar) dentro de nuestro organismo para que sea utilizada por nuestros músculos para correr.

Sin embargo nuestro organismo no está preparado para un estrés crónico al que actualmente estamos sometido.

Tipos de estrés

  • Estrés físico

   Deportista de alto rendimiento

  • Estrés social

 El rol que desempeñamos en nuestro trabajo o escuela.

  • Estrés psicológico/ emocional

Una noticia o evento desfavorable como la muerte de un familiar

¿Cómo afecta el estrés en el ciclo menstrual?

El ciclo menstrual de una mujer depende de un correcto funcionamiento del denominado eje hipotálamo-hipófisis-ovario.

El cual es un sistema bien coordinado que depende de un conjunto de interacciones hormonales que capta ciertas zonas del cerebro (hipotálamo).

Y que tienen un efecto switch de encendido y/o apagado para la producción o la inhibición de ciertas hormonas que a su vez actúan en otras partes del organismo, en este caso en una glándula (órgano encargado de producir hormonas) cercana al cerebro llamada hipófisis que a su vez le envía información al ovario para que produzca sus propias hormonas (estrógeno, progesterona) que son las responsables de los cambios en el organismo para la menstruación.

En el estrés ocurre una alteración de este sistema que ocasiona ciclos menstruales irregulares caracterizados por una baja producción de estrógeno, falta de ovulación y de menstruación.  

Son pacientes que en ocasiones tardan 2 meses o más en tener su menstruación, dependiendo del grado de exposición al estrés, además de que se ha visto que se asocia con una mala nutrición y otros factores que agravan más esta condición, principalmente en adolescentes quienes presentan un mayor número de trastornos de la alimentación.

Por lo que es importante detectar estos problemas y acudir con tu ginecólogo y en algunos casos acudir al  Psiquiatra o clínica especialista para atender desórdenes de alimentación.

Comparte tu opinión