Vino

¿Qué es?:

El vino es una bebida alcohólica elaborada por fermentación de la uva.

El vino se utiliza para prevenir las enfermedades del corazón y del sistema circulatorio, incluyendo las enfermedades coronarias, el “endurecimiento de las arterias” (arteriosclerosis), la insuficiencia cardíaca, un ataque cardíaco y un accidente cerebro vascular. El vino también se usa para la prevención del declive de las habilidades cognitivas en la vejez, para la enfermedad de Alzheimer y la diabetes tipo 2.

Algunas personas usan el vino para reducir la ansiedad, estimular el apetito y mejorar la digestión ya que incrementa el ácido en el estómago.

El vino a veces se aplica directamente sobre la piel para mejorar la cicatrización de las heridas y hacer desaparecer los pequeños nódulos cerca de las articulaciones que a veces ocurren con la artritis reumatoide.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • La prevención de las enfermedades del corazón y del sistema circulatorio, como infarto, accidente cerebro vascular, “endurecimiento de las arterias” (arteriosclerosis) y dolor de pecho (angina). Existe cierta evidencia que indica que el beber alcohol puede beneficiar al corazón. El beber una bebida alcohólica por día o el beber alcohol por lo menos 3 a 4 días a la semana es una buena regla general a seguir por las personas que beben alcohol. Pero no tome más de 2 bebidas alcohólicas al día. El tomar más puede aumentar el riesgo de muerte en general, así como el riesgo de muerte debido a enfermedades cardiacas. Lo que sigue es lo que los investigadores han encontrado:
    • En las personas sanas, el tomar bebidas alcohólicas, incluyendo vino, parece reducir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón. Cuando se compara con las personas que no beben alcohol, el uso moderado de alcohol (una o dos bebidas al día) reduce el riesgo de enfermedades coronarias, de arteriosclerosis y de ataques al corazón en aproximadamente un 30% a 50%.
    • El beber alcohol en forma moderada (una o dos bebidas al día) reduce el riesgo de tener el tipo de accidente cerebro vascular que es producido por un coágulo en los vasos sanguíneos (derrame cerebral isquémico), pero aumenta el riesgo de tener el tipo de accidente cerebro vascular causado por ruptura de los vasos sanguíneos (derrame cerebral hemorrágico).
    • El consumo moderado de alcohol (una o dos bebidas por día) por un año antes de sufrir un primer ataque al corazón, está asociado con un menor riesgo de muerte en general o muerte debido a un problema cardiovascular que el que tienen los que no beben alcohol.
    • En los hombres que ya tienen enfermedad coronaria, el consumo de bebidas alcohólicas por 1-14 semanas, incluyendo el vino, no parece tener algún efecto en las enfermedades del corazón o en la mortalidad en general si se compara con los hombres que beben menos de una bebida a la semana. El tomar tres o más bebidas alcohólicas al día se asocia con una mayor probabilidad de muerte en los hombres con antecedentes de ataques cardíacos.
  • Reducir el riesgo de muerte debido a enfermedad cardíaca, accidente cerebro vascular u otras causas. Existe cierta evidencia que indica que el consumo moderado de bebidas alcohólicas puede reducir el riesgo de muerte en general en las personas de mediana edad y mayores.

¿Cómo funciona?:

El vino contiene etanol (alcohol), el que ejerce un efecto bloqueador en varias vías nerviosas en el cerebro. También contiene sustancias químicas que podrían tener efectos beneficiosos para el corazón y la circulación sanguínea. Estas sustancias tienen propiedades antioxidantes y la capacidad para prevenir la formación de coágulos por las plaquetas en la sangre.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El vino PROBABLEMENTE ES SEGURO para la mayoría de los adultos si no se consume más de 2 vasos de cinco onzas por día. Evite cantidades más altas. Grandes cantidades pueden causar enrojecimiento, confusión, desmayos, dificultad para caminar, convulsiones, vómitos, diarrea y otros problemas graves.

El uso a largo plazo de grandes cantidades de vino causa numerosos problemas graves de salud, incluyendo dependencia, problemas mentales, problemas del corazón, problemas hepáticos, problemas en el páncreas y ciertos tipos de cáncer.

Precauciones especiales y Advertencias:

Embarazo y lactancia: El beber alcohol NO ES SEGURO durante el embarazo. Puede causar defectos de nacimiento y otros problemas graves para el bebé que está por nacer. El consumo de alcohol durante el embarazo, especialmente durante los primeros dos meses, está asociado con un riesgo significativo de aborto involuntario, con el síndrome de alcoholismo del feto y con trastornos de desarrollo y comportamiento después del nacimiento. No beba alcohol si está embarazada.

No beba alcohol si está amamantando. El alcohol pasa a la leche materna y puede producir un desarrollo anormal de las habilidades, tanto mentales como de coordinación muscular, disminuyendo la capacidad del bebé de darse vuelta por si solo. El alcohol también puede perturbar el horario de sueño del bebé. Además, el alcohol parece reducir la producción de leche.

Asma: El beber vino ha estado vinculado con la provocación de ataques de asma. Esto puede ser debido a los salicilatos en el vino y/o a los nitritos que se le han agregado.

Gota: El uso de alcohol puede empeorar la gota.

Trastornos del corazón: Si bien hay cierta evidencia que indica que el beber vino en moderación puede ayudar a prevenir la insuficiencia cardíaca congestiva, el vino es perjudicial cuando es utilizado por alguien que ya tiene esta enfermedad. El consumo de alcohol puede empeorar el dolor en el pecho y la insuficiencia cardiaca congestiva.

Presión arterial alta: El beber tres o más bebidas alcohólicas al día puede aumentar la presión arterial y empeorar la presión arterial alta.

Altos niveles de las grasas en la sangre llamadas triglicéridos (hipertrigliceridemia): El consumo de alcohol puede empeorar este problema.

Dificultad para dormir (insomnio): El consumo de alcohol puede empeorar el insomnio.

Enfermedad hepática: El consumo de alcohol puede empeorar la enfermedad hepática.

Trastornos neurológicos: El consumo de alcohol puede hacer que ciertos trastornos del sistema nervioso empeoren.

Enfermedad del páncreas llamada pancreatitis: El consumo de alcohol puede empeorar la pancreatitis.

Ulceras estomacales o un tipo de acidez estomacal llamada enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): El consumo de alcohol puede empeorar estas enfermedades.

Enfermedad de la sangre llamada porfiria: El consumo de alcohol puede empeorar la porfiria.

Problemas mentales: El beber tres o más copas de alcohol al día puede empeorar los problemas mentales y reducir las habilidades de pensamiento.

Cirugía: El vino puede retardar el sistema nervioso central. Existe la preocupación de que la combinación de vino con anestesia y otros medicamentos utilizados durante y después de la cirugía podrían retardar demasiado el sistema nervioso central. Deje de beber vino por lo menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

AINEs (Fármacos anti-inflamatorios no esteroidales)

Los AINEs son los medicamentos anti-inflamatorios utilizados para disminuir el dolor y la hinchazón. Los AINEs pueden a veces dañar el estómago y los intestinos y causar úlceras y sangrado. El alcohol en el vino también puede dañar el estómago y los intestinos. El tomar AINEs junto con vino podría aumentar el riesgo de úlceras y sangrado en el estómago y los intestinos. Evite tomar vino y AINEs juntos.

Algunos AINEs incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin, Nuprin, otras), indometacina (Indocin), naproxeno (Aleve, Anaprox, Naprelan, Naprosyn), piroxicam (Feldene), aspirina y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Antibióticos (antibióticos de sulfonamida)

El alcohol en el vino puede interactuar con algunos antibióticos. Esto puede producir malestar estomacal, vómitos, sudoración, dolor de cabeza y un aumento de los latidos del corazón. No beba vino mientras esté tomando antibióticos.

Algunos antibióticos que interactúan con vino incluyen sulfametoxazola (Gantanol), sulfasalazina (Azulfidine), sulfisoxazola (Gantrisin), trimetoprim/sulfametoxazol (Bactrim, Septra) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Aspirina

La aspirina a veces puede dañar el estómago y causar úlceras y sangrado. El alcohol en el vino también puede dañar el estómago. El tomar aspirina junto con vino podría aumentar el riesgo de úlceras y sangrado en el estómago. Evite tomar vino y aspirina juntos.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Cefamandol (Mandol)

El alcohol en el vino puede interactuar con cefamandol (Mandol). Esto puede producir malestar estomacal, vómitos, sudoración, dolor de cabeza y un aumento de los latidos del corazón. No beba vino mientras esté tomando cefamandol (Mandol).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Cefoperazona (Cefobid)

El alcohol en el vino puede interactuar con cefoperazona (Cefobid). Esto puede producir malestar estomacal, vómitos, sudoración, dolor de cabeza, y un latido cardíaco aumentado. No beba vino mientras esté tomando cefoperazona (Cefobid).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Ciclosporina (Neoral, Sandimmune)

El vino podría aumentar la cantidad de ciclosporina (Neoral, Sandimmune) que el cuerpo absorbe. El tomar vino junto con ciclosporina (Neoral, Sandimmune) podría aumentar los efectos secundarios de la ciclosporina.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Cisaprida (Propulsid)

La cisaprida (Propulsid) podría disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace del alcohol en el vino. El tomar cisaprida (Propulsid) junto con vino podría aumentar los efectos y efectos secundarios del alcohol.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Clorpropamida (Diabinese)

El cuerpo descompone el alcohol en el vino para deshacerse de él. La clorpropamida (Diabinese) podría disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone el alcohol. El beber vino junto con clorpropamida (Diabinese) podría producir dolor de cabeza, vómitos, enrojecimiento y otras reacciones desagradables. No beba vino si está tomando clorpropamida (Diabinese).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Disulfiram (Antabuse)

El cuerpo descompone el alcohol en el vino para deshacerse de él. El disulfiram (Antabuse) disminuye la velocidad con que el cuerpo descompone el alcohol. El beber vino junto con disulfiram (Antabuse) puede producir dolor de cabeza, vómitos, enrojecimiento, y otras reacciones desagradables. No beba alcohol si usted está tomando disulfiram (Antabuse).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Eritromicina

El cuerpo descompone el alcohol en el vino para deshacerse de él. La eritromicina puede disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace del alcohol. El beber vino junto con eritromicina puede aumentar los efectos y efectos secundarios del alcohol.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Felodipina (Plendil)

El vino tinto puede cambiar la manera como el cuerpo absorbe y descompone la felodipina. El beber vino tinto mientras esté tomando felodipina para la presión arterial elevada puede hacer que su presión arterial baje demasiado.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Fenitoína (Dilantin)

El cuerpo descompone la fenitoína (Dilantin) para deshacerse de ella. El alcohol en el vino podría aumentar la rapidez con que el cuerpo descompone la fenitoína (Dilantin). El beber vino junto con fenitoína (Dilantin) puede disminuir la eficacia de la fenitoína (Dilantin) y aumentar la posibilidad de convulsiones.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Griseofulvina (Fulvicin)

El cuerpo descompone el alcohol en el vino para deshacerse de él. La griseofulvina (Fulvicin) disminuye la velocidad con que el cuerpo descompone el alcohol. El beber vino junto con griseofulvina puede producir dolor de cabeza, vómitos, enrojecimiento, y otras reacciones desagradables. No beba alcohol si está tomando griseofulvina.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para el dolor (Medicamentos Narcóticos)

El cuerpo descompone algunos medicamentos para el dolor para deshacerse de ellos. El alcohol en el vino podría disminuir la rapidez con que el cuerpo se deshace de algunos medicamentos para el dolor. El tomar algunos medicamentos para el dolor junto con vino podría aumentar los efectos y efectos secundarios de algunos medicamentos para el dolor.

Algunos medicamentos para dolor incluyen meperidina (Demerol), hidrocodona, morfina, OxyContin y muchos otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos para la depresión (IMAO)

El vino contiene una sustancia química llamada tiramina. Grandes cantidades de tiramina pueden producir un alza de la presión arterial. El cuerpo descompone la tiramina en forma natural para deshacerse de ella. Esto por lo general evita que la tiramina produzca un alza de la presión arterial. Algunos medicamentos utilizados para la depresión impiden que el cuerpo descomponga la tiramina. Esto puede hacer que haya demasiada tiramina y puede llevar a un alza peligrosa de la presión arterial.

Algunos de estos medicamentos que se usan para la depresión incluyen fenelzina (Nardil), tranilcipromina (Parnate) y otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos que disminuyen el ácido del estómago (Bloqueadores H2)

Algunos medicamentos que disminuyen el ácido en el estómago pueden interactuar con el alcohol en el vino. El beber vino junto con algunos medicamentos que disminuyen el ácido en el estómago puede aumentar la cantidad de alcohol que el cuerpo absorbe y aumentar el riesgo de efectos secundarios del alcohol.

Algunos medicamentos que disminuyen el ácido del estómago y puede interactuar con el alcohol incluyen cimetidina (Tagamet), ranitidina (Zantac), nizatidina (Axid) y famotidina (Pepcid).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que pueden dañar el hígado (Fármacos hepatotóxicos)

El alcohol en el vino puede dañar al hígado. El beber vino junto con medicamentos que pueden dañar el hígado puede aumentar el riesgo de daño hepático. No beba vino si está tomando un medicamento que puede dañar al hígado.

Algunos medicamentos que pueden dañar el hígado incluyen acetaminofén (Tylenol y otros), amiodarona (Cordarone), carbamazepina (Tegretol), isoniazida (INH), metotrexato (Rheumatrex), metildopa (Aldomet), fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), eritromicina (Erythrocin, Ilosone, otros), fenitoína (Dilantin), lovastatina (Mevacor), pravastatina (Pravachol), simvastatina (Zocor) y muchos otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos sedantes (Barbitúricos)

El alcohol en el vino podría producir somnolencia. A los medicamentos que pueden producir somnolencia se le llama medicamentos sedantes. El tomar vino junto con medicamentos sedantes podría producir demasiado sueño. No tome vino si está tomando medicamentos sedantes.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos sedantes (Benzodiazepinas)

El alcohol en el vino podría producir somnolencia. A los medicamentos que pueden producir somnolencia se les llama medicamentos sedantes. El tomar vino junto con medicamentos sedantes podría producir demasiado sueño. No tome vino si está tomando medicamentos sedantes.

Algunos de estos medicamentos sedantes incluyen clonazepam (Klonopin), diazepam (Valium), lorazepam (Ativan) y otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Medicamentos sedantes (Depresores del SNC)

El alcohol en el vino podría producir somnolencia. Los medicamentos que pueden producir somnolencia son llamados medicamentos sedantes. El tomar vino junto con medicamentos sedantes podría causar mucho sueño y otros efectos secundarios graves.

Algunos medicamentos sedantes incluyen clonazepam (Klonopin), lorazepam (Ativan), fenobarbital (Donnatal), zolpidem (Ambien) y otros.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Metformina (Glucophage)

La metformina (Glucophage) es descompuesta en el cuerpo por el hígado. El alcohol en el vino también es descompuesto en el cuerpo por el hígado. El beber vino junto con metformina (Glucophage) puede producir efectos secundarios graves.

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Metronidazol (Flagyl)

El alcohol en el vino puede interactuar con el metronidazol (Flagyl). Esto puede llevar a malestar estomacal, vómitos, sudoración, dolor de cabeza y un aumento de los latidos del corazón. No beba vino mientras esté tomando metronidazol (Flagyl).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

Tolbutamida (Orinase)

El cuerpo descompone el alcohol en el vino para deshacerse de él. La tolbutamida (Orinase) puede disminuir la rapidez con que el cuerpo descompone el alcohol. El beber vino junto con tolbutamida (Orinase) puede producir fuertes dolores de cabeza, vómitos, rubor y otras reacciones desagradables. No beba vino si está tomando tolbutamida (Orinase).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

La warfarina (Coumadin) se utiliza para retardar la coagulación sanguínea. El alcohol en el vino puede interactuar con la warfarina (Coumadin). El beber grandes cantidades de alcohol puede cambiar la eficacia de la warfarina (Coumadin). Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. La dosis de su warfarina (Coumadin) puede ser que necesite ser cambiada.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Betacarotenos

La ingesta de alcohol, como el vino en el alcohol, puede disminuir la cantidad de betacaroteno en el cuerpo.

Hierbas y suplementos con propiedades sedantes

El alcohol en el vino puede actuar como un sedante. Es decir, puede producir somnolencia. El tomar vino y el uso de productos naturales que también actúan como sedantes puede causar demasiado sueño. Algunos de estos productos son el 5-HTP, el cálamo, la amapola de California, la hierba gatera, el lúpulo, el chijol, la kava, la hierba de San Juan, la escutelaria, la valeriana, la yerba mansa y otros.

Tiamina

La ingesta de alcohol, como el vino en el alcohol, puede disminuir la cantidad de tiamina en el cuerpo.

Vitamina B12

La ingesta de alcohol, como el vino en el alcohol, puede disminuir la cantidad de vitamina en el cuerpo.

Vitamina C

La ingesta de alcohol, como el vino en el alcohol, puede disminuir la cantidad de vitamina en el cuerpo.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

El consumo de alcohol a menudo se mide en el número de “tragos”. Un trago equivale a un vaso de vino de 4 onzas o 120 ml, a 12 onzas de cerveza o a 1 onza de licores.

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebro vascular: Se ha usado 1-2 bebidas (120-240 ml) por día.
  • Para reducir el riesgo de insuficiencia cardíaca: Se ha usado hasta cuatro vasos de vino por día.
  • Para reducir la pérdida de las habilidades de pensamiento en los hombres mayores: Se ha usado hasta un vaso al día.
  • Para reducir el riesgo de diabetes de tipo 2 en los hombres sanos: Se ha usado entre dos vasos de vino por semana a tres o cuatro vasos de vino al día.
  • Para reducir el riesgo de enfermedad cardiaca en las personas con diabetes de tipo 2: Se ha usado hasta un máximo de siete vasos de vino por semana.
  • Para reducir el riesgo de infección con la bacteria que produce las úlceras y se llama Helicobacter pylori: Se ha usado más de 75 gramos de alcohol en bebidas como el vino.

Otros nombres:

Alcohol, Alcool, Ethanol, Éthanol, Extrait de Vin, Red Wine, Vin, Vin Rouge, Vitis vinifera, Wine Extract.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión