Shiatsu

¿Qué es?:

El shiatsu es una forma de masaje japonés. Se trata de utilizar los dedos y la palma de la mano para aplicar presión en puntos específicos del cuerpo. Con los años, se han desarrollado diferentes tipos de shiatsu. El shiatsu de Meridianos, por ejemplo, se centra en los meridianos de la medicina tradicional china (MTC). En la MTC, los meridianos son líneas invisibles en el cuerpo que se cree transportan la energía.

El shiatsu es utilizado para el dolor muscular (mialgia), la osteoartritis, la artritis reumatoide y para las lesiones musculares y óseas. También se utiliza para estimular el sistema inmunológico.

El shiatsu fue desarrollado por Tokujiro Namikoshi, que fundó el Colegio Japonés de Shiatsu en 1940. Él es famoso por ofrecer tratamientos de shiatsu para celebridades como Muhammad Ali y Marilyn Monroe.

Los profesionales modernos de shiatsu se conocen como “Shiatsupractors.” Sin embargo, el reconocimiento oficial y las normas de otorgamiento de licencias, cuando existen, son inconsistentes y difieren mucho según el estado o país.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • El dolor muscular (mialgia).
  • La osteoartritis.
  • La artritis reumatoide.
  • Las lesiones.
  • Estimular la función inmunológica.
  • Otras afecciones.
Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del shiatsu para estos usos.

¿Cómo funciona?:

El shiatsu implica el uso de los dedos y la palma de la mano para aplicar presión en puntos específicos del cuerpo. Se cree que este método de masaje estimula ciertas funciones del cuerpo para corregir los desequilibrios, estimular la función inmune, promover la salud general y prevenir las enfermedades.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

No hay suficiente información científica para poder saber si el shiatsu es seguro, o cuales podrían ser sus posibles efectos secundarios. Según un informe, hay un caso de una persona que sufrió un derrame cerebral después de un tratamiento de shiatsu. Sin embargo, hasta el momento sólo ha habido un caso.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se tiene suficiente información sobre el uso de shiatsu durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

El uso adecuado o seguro de shiatsu depende de varios factores tales como la enfermedad que padece o la persona que administra el tratamiento. Asegúrese de buscar y seguir las instrucciones pertinentes de su médico u otro profesional de la salud antes de utilizar este tratamiento.

Otros nombres:

Asian Bodywork, Asian Bodywork Therapy, Bodywork Therapy, Energy Health, Energy Medicine, Energy Work, Finger Pressure, Japanese Shiatsu, Médecine Énergétique, Meridian Shiatsu, Movement Shiatsu, Namikoshi Shiatsu, Ohashiatsu, Quantum Shiatsu, Santé Énergétique, Shi-astsu, Shiatsu Japonais, Shiatsu Massage, Shiatsu des Méridiens, Shiatsu Ryoho, Shiatsu Therapy, Shiatsupractor, Tao Shiatsu, Thérapeute en Shiatsu, Tsubo Shiatsu, Zen Shiatsu.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión