Pancreatina

¿Qué es?:

La pancreatina generalmente se obtiene del páncreas de cerdos o vacas. El páncreas es el órgano en los animales y en las personas encargado de sintetizar las sustancias químicas -amilasa, lipasa y proteasas- que son necesarias para una buena digestión. La pancreatina se usa con fines medicinales.

La pancreatina se utiliza para tratar los problemas de la digestión que se producen cuando se ha extraído el páncreas o éste no está funcionando bien. La fibrosis quística o la hinchazón crónica (pancreatitis crónica) son dos de las enfermedades que pueden hacer que el páncreas funcione mal.

La pancreatina se usa también para los gases intestinales (flatulencia) o como una ayuda para la digestión.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Incapacidad para diferir los alimentos correctamente (insuficiencia pancreática). La ingesta de pancreatina parece mejorar la absorción de grasa, proteína y energía en personas que no pueden digerir los alimentos correctamente debido a fibrosis quística, extracción del páncreas o inflamación del páncreas (pancreatitis). En la mayoría de los estudios, se ha evaluado los productos con pancrelipasa, que contienen más enzima de lipasa que la pancreatina normal. La enzima de lipasa ayuda a descomponer la grasa.

¿Cómo funciona?:

La pancreatina contiene amilasa, lipasa y proteasas - sustancias químicas que ayudan a digerir los alimentos. Estas sustancias químicas son producidas normalmente por el páncreas.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La pancreatina ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en personas con problemas en el páncreas que no pueden digerir los alimentos en forma correcta. Sin embargo, algunos productos de pancreatina contaminados con la bacteria Salmonella han causado enfermedades. Asegúrese de obtener pancreatina de una fuente de confianza.

La pancreatina puede causar náuseas, vómitos, diarrea, irritación de la boca y de la piel y reacciones alérgicas. Las dosis altas pueden causar problemas, tales como niveles elevados en la sangre de una sustancia llamada ácido úrico, así como daño al colon.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No hay suficiente información sobre la seguridad del uso de pancreatina durante el embarazo y la lactancia. Es mejor evitar el uso a menos que haya sido diagnosticado con problemas en el páncreas, que hacen el uso de pancreatina esencial.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Acarbosa (Precose, Prandase)

La acarbosa (Precose, Prandase) se utiliza para ayudar a tratar la diabetes de tipo 2. La acarbosa (Precose, Prandase) actúa disminuyendo la rapidez con que los alimentos se descomponen. La pancreatina parece ayudar al cuerpo a descomponer algunos alimentos. Al ayudar al cuerpo a descomponer los alimentos la pancreatina podría disminuir la eficacia de la acarbosa (Precose, Prandase).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Ácido fólico

La pancreatina podría disminuir la capacidad del cuerpo para absorber el ácido fólico.

¿Existen interacciones con alimentos?:

Los alimentos ácidos o los jugos de frutas pueden descomponer las sustancias químicas en la pancreatina que son las responsables de sus beneficios. Asegúrese de elegir pancreatina que tiene "cubierta entérica". Esta capa protegerá a la pancreatina contra el ácido.

El mezclar productos de pancreatina de cubierta entérica con alimentos alcalinos (pollo, ternera o judías verdes (porotos verdes), por ejemplo) podría destruir el revestimiento.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para ayudar a la digestión cuando el páncreas ha sido extraído o no está funcionando en forma adecuada (insuficiencia pancreática): La dosis inicial de pancreatina suele ser de 8,000 a 24,000 unidades USP de lipasa que se toma antes o durante cada comida o merienda. La lipasa es una de las sustancias químicas presentes en la pancreatina que ayuda con la digestión. Para el control de las heces grasosas que a veces están asociadas con la insuficiencia pancreática, se puede aumentar la dosis como sea necesario o hasta que se produzcan náuseas, vómitos o diarrea. Estos efectos secundarios del tratamiento indican que se ha alcanzado la dosis máxima tolerable. La pancreatina está disponible en forma de comprimidos -que han sido tratados para resistir la descomposición por los ácidos del estómago (con cubierta entérica)- en forma de polvo o en forma de cápsulas que contienen polvo o gránulos con cubierta entérica.
Tenga en cuenta que cada mg de pancreatina contiene al menos 25 unidades USP de amilasa, 2 unidades USP de lipasa y 25 unidades USP de proteasas. Esta es la pancreatina estándar que se conoce como pancreatina X. La pancreatina que es más potente es etiquetada como un múltiplo de estas tres actividades mínimas, como por ejemplo, pancreatina 4X.

Otros nombres:

Enzyme Therapy, Fungal Pancreatin, Pancreatina, Pancréatine, Pancréatine Fongique, Pancreatinum, Pancreatis Pulvis, Thérapie Enzymatique.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión