Olivo

¿Qué es?:

El olivo es un árbol. Las personas usan el aceite del fruto y semillas, los extractos de agua del fruto y las hojas para hacer medicinas.

El aceite de oliva se usa para prevenir un ataque cardíaco y ACV (enfermedad cardiovascular); para el cáncer de mama, el cáncer colorrectal, el cáncer de ovario, la artritis reumatoide y la cefalea migrañosa.

Algunas personas utilizan el aceite de oliva para tratar el estreñimiento, el colesterol alto, la presión arterial alta, los problemas de los vasos sanguíneos asociados con la diabetes y el dolor asociado con las infecciones de los oídos, artritis y enfermedad de la vesícula biliar. El aceite de oliva se usa también para el tratamiento de la ictericia, los gases intestinales y el meteorismo (la hinchazón del abdomen debido a los gases). También se lo usa para destruir las bacterias causadas por úlceras y helicobacter pylori.

Algunas personas usan el aceite de oliva para estimular el crecimiento de las bacterias en el intestino y como “limpiador” o “purificador.”

El aceite de oliva se aplica a la piel (uso tópico) para la cera en los oídos, el zumbido de oídos (acúfenos), el dolor de oídos, las heridas, las quemaduras leves, la psoriasis, las estrías debido al embarazo, eccema, tiña inguinal, dermatofitosis (una enfermedad de la piel causada por la tiña versicolor), y para proteger la piel del daño por la radiación ultravioleta (UV) después de la exposición al sol. Se usa dentro de la boca para combatir la enfermedad de las encías.

En los alimentos, el aceite de oliva se utiliza para cocinar y para añilar las ensaladas.

En la industria manufacturera, el aceite de oliva se usa para hacer jabones, emplastos y linimentos comerciales, y para retardar el endurecimiento del cemento dental.

El aceite de oliva se clasifica, en parte, de acuerdo a su contenido de ácido que se mide como ácido oleico libre. El aceite de oliva virgen contiene un máximo de 1% de ácido oleico libre, el aceite de oliva virgen contiene 2% y el aceite de oliva común contiene 3.3%. Los aceites de oliva sin refinar que contienen más de 3.3% de ácido oleico libre se consideran “no aptos para el consumo humano.”

El uso del aceite de oliva mezclado con un gas llamado ozono (aceite de oliva ozonado) es promocionado para muchos usos, que van desde picaduras de abejas e insectos hasta infecciones de hongos en la piel y cáncer. La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) permite el uso del ozono para matar las bacterias en los alimentos, incluyendo la carne y el pollo, pero la industria de alimentos lo ha adoptado en forma muy lenta. El ozono es extremadamente inestable y debe ser producido en el lugar adonde se necesita usar. Es poco probable que los productos tópicos que afirman contener ozono permanezcan estables durante su transporte. No se ha demostrado clínicamente ningún uso médico del ozono o del aceite de oliva ozonado. Una mejor elección es aplicar agentes antibacterianos a la piel.

La hoja del olivo se usa para el tratamiento de las infecciones virales, bacterianas y otras infecciones que incluyen la influenza, la influenza porcina, el resfrío común, la meningitis, el virus Epstein-Barr (EBV), la encefalitis, el herpes, el herpes zóster, el VIH/ARC/SIDA y la hepatitis B. La hoja de olivo se usa también para la neumonía, la fatiga crónica, la tuberculosis (TB), la gonorrea, la fiebre, la malaria, el dengue, el “envenenamiento de la sangre” (infecciones bacterianas en el torrente sanguíneo), la diarrea severa, las infecciones en los dientes, los oídos y el tracto urinario y para las infecciones después de una cirugía. Otros usos incluyen para la presión arterial alta, la diabetes, la fiebre del heno, para mejorar el funcionamiento de los riñones y de la digestión y para aumentar el flujo de orina.

Los extractos acuosos de la pulpa del fruto del olivo se usan para la artritis reumatoide y la osteoartritis.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Estreñimiento. La ingesta de aceite de oliva es efectiva para prevenir la constipación.

¿Cómo funciona?:

Los ácidos grasos en el aceite de oliva parecen disminuir los niveles de colesterol y tener efectos antiinflamatorios. La hoja de olivo y el aceite de oliva podrían bajar la presión arterial. La oliva también podría combatir los microbios como las bacterias y los hongos.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El extracto de granada es PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere o aplica sobre la piel. El aceite de oliva se puede usar de manera segura en una cantidad equivalente al 14% de las calorías totales diarias. Esto corresponde a aproximadamente 2 cucharadas (28 gramos) al día. Se usó hasta 1 litro de aceite de oliva virgen extra por semana como parte de una dieta de estilo mediterráneo durante un máximo de 5.8 años. El extracto de hoja de oliva ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingiere de manera apropiada.

El aceite de oliva por vía oral es bien tolerado, aunque podría causar náuseas en unas pocas personas. Cuando se aplica a la piel se han reportado casos de respuesta de hipersensibilidad retardada y dermatitis por contacto. Cuando se la usa en la boca después de un tratamiento, podría haber más sensibilidad bucal.

No hay suficiente información confiable sobre la seguridad del uso de la hoja de olivo, pero en los estudios clínicos que se han hecho hasta el momento, tanto la hoja de olivo como la pulpa del fruto no han estado asociados con efectos secundarios significativos.

Los árboles de olivo producen polen que en algunas personas puede producir alergia estacional.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de productos de oliva durante el embarazo o la lactancia. No use cantidades mayores que las presentes en los alimentos.

Diabetes: El aceite de oliva podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Las personas con diabetes deberían controlar sus niveles de azúcar en la sangre cuando se usa aceite de oliva.

Cirugía: El aceite de oliva podría disminuir los niveles de azúcar en la sangre. El uso de aceite de oliva podría afectar de los niveles de azúcar en la sangre durante y después de una cirugía. Detenga la ingesta de aceite de oliva dos semanas antes de la cirugía.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para la diabetes (Antidiabéticos)

El olivo y el aceite de oliva podrían disminuir el azúcar en la sangre. Los medicamentos para la diabetes se usan para bajar el azúcar en la sangre. El tomar aceite de oliva junto con medicamentos para la diabetes podría disminuir demasiado su nivel de azúcar en la sangre. Controle de cerca su nivel de azúcar en la sangre. Puede que sea necesario cambiar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos de los medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (Fármacos antihipertensivos)

El aceite de oliva parece bajar la presión arterial. El tomar aceite de oliva junto con medicamentos para la presión arterial alta podría disminuir demasiado la presión arterial.

Algunos medicamentos para la presión arterial alta incluyen captoprila (Capoten), enalaprila (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), Amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre (Anticoagulantes / Antiplaquetarios)

El aceite de oliva podría disminuir la coagulación de la sangre. La ingesta de aceite de oliva con medicamentos que también disminuyen la coagulación podría reducir las probabilidades de hematomas y hemorragia.

Algunos medicamentos que disminuyen la coagulación de la sangre incluyen aspirina, pidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam y otros), ibuprofeno (Advil, Motrin y otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn y otros), dalteparina (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, warfarina (Coumadin) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la coagulación de la sangre

El uso de aceite de oliva con otras hierbas que pueden disminuir la coagulación de la sangre podría aumentar el riesgo de hemorragia en algunas personas. Estas otras hierbas incluyen angélica, clavo de olor, danshen, jengibre, ginkgo, trébol rojo, cúrcuma, vitamina E y sauce entre otros.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir el nivel de azúcar en sangre

La hoja del olivo podría bajar el azúcar en la sangre. El usarla junto con otras hierbas que producen el mismo efecto podría bajar demasiado el azúcar en la sangre. Estas hierbas incluyen garra del diablo, fenogreco, ajo, goma de guar, castaño de India, ginseng Panax y ginseng Siberiano.

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

El aceite de oliva podría bajar la presión arterial. El tomar aceite de oliva junto con hierbas y suplementos que pueden disminuir la presión arterial podría aumentar el riesgo de que la presión arterial baje demasiado. Algunas de estas hierbas y suplementos incluyen andrographis, péptidos derivados de la caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, goji, ortiga, teanina y otros.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguiente dosis ha sido estudiada en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Estreñimiento: 30 ml de aceite de oliva.
  • Prevención de cardiopatías e infarto de miocardio: Se usó 54 gramos (aproximadamente 4 cucharadas) por día Se consumió 1 litro de aceite de oliva virgen extra como parte de una dieta mediterránea por semana.
  • Colesterol alto: 23 gramos de aceite de oliva por día (aproximadamente 2 cucharadas) que otorgan 17.5 gramos de ácidos grasos monoinsaturados en lugar de grasas saturadas en la dieta.
  • Presión arterial alta: 30-40 gramos por día de aceite de oliva virgen extra como parte de la dieta. Se usó 400 mg de extracto de hoja de oliva 4 veces al día para tratar la presión arterial alta.

Otros nombres:

Acide Gras Insaturé, Acide Gras Mono-Insaturé, Acide Gras n-9, Acide Gras Oméga 9, Common Olive, Extra Virgin Olive Oil, Feuille d’Olivier

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión