N-Acetil Glucosamina

¿Qué es?:

La N-acetil glucosamina es una sustancia química que proviene de los caparazones de los mariscos. También se puede producir en el laboratorio.

No confunda la N-acetil glucosamina con otras formas de glucosamina, como el clorhidrato de glucosamina o el sulfato de glucosamina. Estos pueden no tener los mismos efectos.

Lea las etiquetas de los productos de glucosamina con cuidado para ver su contenido. La mayoría de los productos contienen sulfato de glucosamina o clorhidrato de glucosamina. A pesar de que tanto el sulfato de glucosamina como el clorhidrato de glucosamina se comercializan juntos en productos de combinación con la N-acetil glucosamina, no se han hecho estudios en los seres humanos para evaluar el uso de estas combinaciones para el tratamiento de la artrosis.

También se puede encontrar el quitosano como uno de los ingredientes en algunos productos de glucosamina. El quitosano es una forma de N-acetil glucosamina que ha sido alterado químicamente.

La N-acetil glucosamina se usa para tratar la artrosis y para las enfermedades inflamatorias intestinales (EII), incluyendo la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn.

La N-acetil glucosamina se aplica en la piel para disminuir las manchas oscuras causadas por el envejecimiento o la exposición al sol.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Manchas oscuras por envejecimiento o exposición al sol. La investigación preliminar muestra que una crema que contiene 2% de N-acetil glucosamina y 4% de niacinamida en la cara disminuye las manchas oscuras causadas por el envejecimiento y la exposición al sol. No está claro su la aplicación de una crema que contiene N-acetil glucosamina tendría el mismo efecto.
  • Enfermedades inflamatorias intestinales, como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Hay evidencia que demuestra que la N-acetil glucosamina por vía oral o rectal puede disminuir los síntomas de la EII en niños con enfermedad de Crohn o con colitis ulcerosa.
  • Dolor en la rodilla. La investigación preliminar muestra que la in gesta de N-acetil glucosamina junto con sulfato de condroitina no alivia el dolor en adultos de mediana edad y ancianos con dolor de rodilla pro tiempo prolongado.
  • Artrosis.
  • Otras condiciones.
Se necesitan más pruebas para poder evaluar la eficacia de la N-acetil glucosamina para estos usos.

¿Cómo funciona?:

La N-acetil glucosamina podría ayudar a proteger el revestimiento del estómago y los intestinos.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La N-acetil glucosamina es POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en dosis de 3-6 gramos por día, cuando se aplica en la piel o cuando se usa por vía rectal en dosis de 3-4 gramos por día.

Ha habido cierta preocupación sobre si los productos de glucosamina podrían causar reacciones alérgicas en las personas sensibles a los mariscos. La glucosamina se produce del caparazón de los camarones, langostas y cangrejos. Pero las reacciones alérgicas en las personas con alergia a los mariscos son causadas por la carne de los moluscos y no por su caparazón. No existen informes de reacciones alérgicas a la glucosamina en personas alérgicas a los mariscos. Por otra parte, también hay información que indica que las personas con alergia a los mariscos pueden tomar productos de glucosamina con seguridad.

También ha habido una preocupación de que la glucosamina podría aumentar la cantidad de insulina en el cuerpo. El exceso de insulina puede provocar una presión arterial alta y niveles altos de colesterol y de otras grasas en la sangre llamadas triglicéridos. Si bien las investigaciones hechas con animales parecen confirmar que la glucosamina puede aumentar el colesterol, los investigadores no han visto este efecto en las personas. De hecho, los resultados de las investigaciones hasta la fecha demuestran que la glucosamina no parece aumentar la presión arterial o elevar los niveles de colesterol en las personas mayores de 45 años de edad que toman sulfato de glucosamina por hasta 3 años.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se sabe lo suficiente sobre el uso de la N-acetil glucosamina durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Asma: Los investigadores no saben por qué ocurre esto, pero, en algunas personas, la N-acetil glucosamina puede empeorar el asma. Si usted tiene asma, tenga cuidado cuando toma glucosamina.

Diabetes: Investigaciones preliminares sugieren que la glucosamina puede aumentar el azúcar en la sangre en las personas con diabetes. Sin embargo, estudios más confiables indican que la glucosamina no parece afectar de forma significativa el control del azúcar en la sangre en las personas con diabetes de tipo 2. Mientras controle rutinariamente su azúcar en la sangre, probablemente pueda tomar glucosamina, incluida la N-acetil glucosamina, de manare segura.

Cirugía: La N-acetil glucosamina podría afectar los niveles de azúcar en la sangre y puede interferir con el control de azúcar en la sangre durante y después de la cirugía. Deje de tomar N-acetil glucosamina al menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para el cáncer (Inhibidores de la Topoisomerasa II)

Ciertos medicamentos para el cáncer disminuyen la velocidad con la que se reproducen las células. Algunos medicamentos para el cáncer funcionan disminuyendo la rapidez con la que las células cancerígenas pueden copiarse a sí mismas. La n-acetil glucosamina es una forma de glucosamina. La ingesta de n-acetil glucosamina junto con ciertos medicamentos para el cáncer podría disminuir la eficacia de estos medicamentos.

Ciertos medicamentos usados para tratar el cáncer incluyen etopósido (VP16, VePesid), tenipósido (VM26), mitoxantrona, daunorubicina y doxorubicina (Adriamycin).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la diabetes (Antidiabéticos)

La n-acetil glucosamina es una forma de glucosamina. Ha habido también preocupación de que la glucosamina podría aumentar los niveles de azúcar en personas con diabetes. También ha habido la preocupación de que la glucosamina podría disminuir el correcto funcionamiento de los medicamentos para la diabetes. Sin embargo, las investigaciones de alta calidad ahora muestran que la ingesta de sulfato de glucosamina o de hidrocloruro de glucosamina no aumenta los niveles de azúcar en personas con diabetes. Aún no es aún claro si la n-acetil glucosamina afecta los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes. Hasta tanto se tenga más información, sea cuidadoso si toma n-acetil glucosamina y tiene diabetes. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en la sangre.

Algunos medicamentos para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (DiaBeta, Glynase PresTab, Micronase), insulina, pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia), clorpropamida (Diabinese), glipizida (Glucotrol), tolbutamida (Orinase), entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

La warfarina (Coumadin) se usa para disminuir la coagulación de la sangre. Existen varios informes que muestran que el tomar glucosamina con o sin condroitina aumenta el efecto de la warfarina (Coumadin) sobre la coagulación sanguínea. Esto puede producir hematomas y pérdida de sangre que puede ser muy grave. La n-acetil glucosamina es una forma de glucosamina. No tome n-acetil glucosamina si está tomando warfarina (Coumadin).

Grado de interacción: Serias

No tome esta combinación

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis apropiada de N-acetil glucosamina depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso de la N-acetil glucosamina. Recuerde que los productos naturales no siempre son necesariamente seguros, y la dosificación puede ser importante. Asegúrese de seguir las instrucciones correspondientes en los rótulos de los productos, y consulte con su farmacéutico, médico o proveedor de salud antes de usarla.

Otros nombres:

2-Acetamido-2-deoxyglucose, Acetylglucosamine, Acétylglucosamine, Glucosamine, Glucosamine-6-phosphate, Glucosamine N-Acetyl, N-Acetil Glucosamina, N-Acétyl Glucosamine, N-Acétyl-Glucosamine, N-Acétylglucosamine, N-Acetyl D-Glucosamine, N-Acétyl D-Glucosamine, NAG, N-A-G, pGlcNAc, Poly-N-Acetyl Glucosamine, Poly-NAG, p-GlcNAc.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión