Leche Fermentada

¿Qué es?:

Los productos de leche fermentada se fabrican cuando la leche se fermenta con bacterias de ácido láctico, como el lactobacilos o la Bifidobacteria spp. El proceso de fermentación hace que la leche fermentada sea más fácil de digerir, especialmente en personas con alergia a la leche o con intolerancia a la lactosa. La fermentación también aumento la vida útil de los productos a base de leche.

Las personas toman leche fermentada para tratar la diarrea acusada por infecciones por rotavirus, rinitis alérgica causada por la ambrosia, diarrea causada por antibióticos, artritis, asma, trastornos de las vías biliares, prevención del cáncer de vejiga, cáncer de mama, crecimiento del niño, colitis, prevención del cáncer de colon, estreñimiento, enfermedad de Crohn, caries, diabetes, diarrea, indigestión, gases, enfermedad de la vesícula biliar, cáncer de estómago, gastroenteritis, enfermedad del reflujo gastroesofágico (ERGE), infección por Helicobacter pylori (H. pylori), infección, colesterol alto, hipertensión arterial, enfermedad intestinal inflamatoria, síndrome de colon irritable (SCI), anemia por carencia de hierro, cardiopatia, polinosis al polen del cedro japonés, intolerancia a la lactosa, osteoporosis, infección del páncreas, úlceras estomacales, inflamación del recto artificial creado durante cirugía por colitis ulcerosa (pouchitis), efectos secundarios causados por la radiación que afecta al estómago, infecciones de las vías respiratorias, tuberculosis, colitis ulcerosa e infecciones de las vías urinarias (IVU).

Las personas se aplican leche fermentada en la piel para tratar las estomatitis aftosas, las úlceras en la piel, la vaginitis y las arrugas.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Diarrea causada por infección por rotavirus. Cierta evidencia sugiere que la ingesta de un producto de leche fermentada Lactobacillus GG durante aproximadamente 5 días disminuye la duración de la diarrea en niños con diarrea causada por infección por rotavirus.
  • Rinitis alérgica causada por ambrosia. Cierta investigación muestra que la ingesta de leche fermentada que contiene Lactobacillus acidophilus puede reducir los síntomas nasales, pero no los síntomas en los ojos, asociados con la rinitis alérgica en adultos. Otras investigación sugiere que la ingesta de leche fermentada que contiene otros tipos de bacterias de Lactobacillus y Streptococcus thermophiles podría frenar la recurrencia de la rinitis alérgica tanto en niños como en adolescentes. Sin embargo, existe cierta evidencia contradictoria.
  • Diarrhea causada por antibióticos. Cierta evidencia muestra que la ingesta diaria de leche fermentada que contiene especies de Lactobacillus y Bifidobacterium disminuye el riesgo de desarrollar diarrea muestras se toman antibióticos. Otra investigación sugiere que la ingesta diaria de leche fermentada que contiene dos especies de Lactobacillus durante 2 días, y se continúa hasta terminar el tratamiento con antibióticos reduce el riesgo de desarrollar diarrea en personas hospitalizadas.
  • Diarrea. La investigación preliminar sugiere que la ingesta de leche fermentada que contiene Lactobacillus casei durante un mes disminuye la gravedad de la diarrea en bebés y niños. Existe evidencia contradictoria sobre si la ingesta de leche fermentada disminuye el número de evacuaciones por diarrea en bebés y niños. Otra investigación preliminar muestra que el uso de un producto específico de leche fermentada (Actimel) que contiene Lactobacillus casei, Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophiles disminuye la duración de la diarrea en niños de 6 meses a 5 años.
  • Úlceras causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori). La investigación muestra que la ingesta diarias de una bebida a base de leche fermentada que contiene Streptococcus thermophiles y Bifidobacterium bifidum o Lactobacillus johnsonii durante 12-16 semanas mejora los síntomas estomacales causados por la infección por H. pylori. Otra investigación muestra que agregar un producto específico a base de leche fermentada (Actimel) a la terapia estándar con antibióticos mejora las infecciones por H. pylori más rápidamente que solo la ingesta de antibióticos.
  • Intolerancia a la lactosa. Cierta investigación muestra que la ingesta de leche fermentada que contiene cillus casei and Lactobacillus acidophilus reduce la distención estomacal, la diarrea y el dolor en personas con intolerancia a la lactosa. Otra investigación sugiere efectos similares cuando los productos de leche fermentada se consumen por personas con carencia de lactosa junto con alimentos que contienen lactosa.
  • Presión arterial alta. Cierta evidencia muestra que la ingesta de comprimidos que contiene leche fermentada en polvo durante 4 semanas disminuye la presión arterial sistólica, pero no la diastólica, en personas con hipertensión arterial. Otra investigación muestra que la ingesta de un producto a base de leche fermentada que contiene ácido aminobutírico gamma (GABA) durante 12 semanas disminuye la presion arterial en mujeres con presion arterial levemente alta.
  • Síndrome de colon irritable (SCI). Cierta investigación preliminar muestra que la ingesta de un probiótico específico con leche fermentada (AB100, Jiannend, Bright Dair, Shanghai, China) 2 veces por semana durante 4 semanas disminuye los síntomas de SCI, incluidos el dolor y los gases. Otras investigación descubrió hallazgos Similares en otro producto a base de leche fermentada (Activia, Danone), que contiene Bifidobacterium animalis.
  • Efectos gastrointestinales la radiación. La investigación sugiere que la ingesta diaria de leche fermentada que contiene Lactobacillus acidophilus durante 5 dias antes de la radioterapia, y continuando durante 10 días, disminuye la diarrea y otros efectos secundarios del estómago, causado por la radiación. Otra investigación sugiere que la ingesta de leche fermentada que contiene especies de Lactococcus podría disminuir el malestar estomacal después de la radiación en la zona pélvica.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerosa). Cierta investigación muestra que la ingesta diaria de leche fermentada que contiene Bifidobacterium breve, Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus acidophilus durante un máximo de un año disminuye los síntomas de la colitis ulcerosa.

¿Cómo funciona?:

La fermentación de la leche implica agregar bacterias ácidas lácticas al producto a base de leche. Las bacterias descomponen las proteínas de la leche. Esto ayuda a las personas con alergia a la leche a digerirla. Además, las bacterias descomponen la lactosa. Esto ayuda a las personas intolerantes a la lactosa a digerir la leche. La leche fermentada además parece ayudar a disminuir la presion arterial, el colesterol y a prevenir la diseminación del cáncer. Estas mejoras podrían deberse a los efectos antioxidante o inmunoestimulantes de los productos a base de leche fermentada.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La leche fermentada ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en cantidades comúnmente presentes en los alimentos.

La leche fermentada ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en cantidades usadas en las medicinas durante un máximo de un año.

No existe suficiente información disponible para saber si la leche fermentada es segura cuando se lo aplica en la piel.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de leche fermentada si está embarazada o amamantando. Sea precavida y evite su uso en cantidades mayores de las comúnmente presentes en los alimentos.

Niños: La leche fermentada ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en cantidades comúnmente presentes en los alimentos. La leche fermentada ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en cantidades usadas en las medicinas durante un máximo de 5 días.

Presión arterial baja: La leche fermentada podría reducir la presión arterial. En teoría, la leche fermentada podría causar una marcada disminución de la presión arterial en personas propensas a presión arterial baja.

Sistema inmunológico debilitado: Ciertos productos a base de leche fermentada contienen bacterias vivas. Existe cierta inquietud de que las bacterias en la leche fermentada podrían reproducirse muy bien en personas con sistemas inmunitarios debilitados. Esto incluye personas con VIH/SIDA o personas que han tomado medicamentos para prevenir el rechazo de un transplante de órgano. El Lactobacillus, un tipo de bacterias encontradas en los productos a base de leche fermentada, ha causado enfermedades (en raros casos) en personas con sistemas inmunitarios debilitados. Sea precavido, por eso si tiene un sistema inmunitario debilitado, consulte con su proveedor de la salud antes de usar productos a base de leche fermentada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Antibióticos

Los antibióticos combaten muchos y diferentes tipos de bacterias. Ciertos productos a base de leche fermentada contienen ciertos tipos de bacterias. La ingesta de antibióticos con leche fermentada podría combatir las bacterias en la leche fermentada. Esto podría disminuir el correcto funcionamiento del producto a base de leche fermentada. Para evitar esto, los antibióticos y la leche fermentada deberían tomarse al menos con 2 horas de diferencia.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (medicamentos antihipertensivos)

La ingesta de leche fermentada podría reducir la presión arterial en algunas personas. En teoría, la ingesta de leche fermentada con medicamentos para tratar la presión arterial alta podría aumentar el riesgo de d causar una marcada disminución de la presión arterial.

Algunos de los medicamentos para la presión arterial incluyen captoprila (Capoten), enalaprila (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (ccardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDIURIL), furosemida (Lasix) y muchos otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario (Inmunosupresores)

La leche fermentada puede estimular el sistema inmunitario. En teoría, la ingesta de leche fermentada podría disminuir los efectos de medicamentos que disminuyen el sistema inmunitario.

Algunos medicamentos que suprimen el sistema inmunitario incluyen azatioprina (Imuran), basiliximab (Simulect), ciclosporina (Neoral, Sandimmune), daclizumab (Zenapax), muromonab-CD3 (OKT3, Orthoclone OKT3), micofenolato (CellCept), tacrolimus (FK506, Prograf), sirolimus (Rapamune), prednisona (Deltasone, Orasone) entre otros corticosteroides (glucocorticoides).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

La ingesta de leche fermentada podría reducir la presión arterial en algunas personas. En teoría, la ingesta de leche fermentada con otras hierbas y suplementos que también disminuyen la presión arterial podría causar una marcada disminución de la presión arterial. Otras hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, licio, ortiga brava, teanina, entre otros.

Hierro

La leche fermentada podría aumentar la cantidad de hierro que el cuerpo absorbe. En teoría, la ingesta de leche fermentada podría aumentar el riesgo de absorción de demasiado hierro en algunas personas.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

ADULTOS:
POR VÍA ORAL

  • Rinitis alérgica: Se usó 100 mL de leche fermentada sometida a tratamiento térmico que contiene Lactobacillus acidophilus todos los días durante 8 semanas.
  • Prevención de la diarrea causada por antibióticos: Se usó 250 mL de leche fermentada que contiene Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium todos los días durante 14 semanas. Se usó 49 gramos de leche fermentada que contiene Lactobacillus acidophilus y Lactobacillus casei (Bio-K+ CL1285, Bio-K+ International Inc, Canada) todos los días durante 2 días, seguido de 98 gramos todos los días, hasta el final del tratamiento con antibióticos.
  • Úlceras causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori): Se usó 100 mL de leche fermentada que contiene Bifidobacterium bifidum y Streptococcus thermophiles todos los días durante 12 semanas. Se usó leche fermentada que contiene Staphylococcus thermophiles y Lactobacillus johnsonii todos los días durante 16 semanas.
  • Presión arterial alta: Se usó 6 comprimidos que contiene leche fermentada en polvo con Lactobacillus helveticus todos los días durante 4 semanas. Además, se usó 500 mL de leche fermentada todos los días durante 8 semanas. La leche fermentada que contiene ácido aminobutírico gamma (GABA) todos los días durante 12 semanas.
  • Síndrome de colon irritable (SCI): Se usó 200 gramos de una leche fermentada de un probiótico específico (AB100 Jianneng, Bright Dairy, Shanghai, China) que contiene Streptococcus thermophiles, Lactobacillus bulgaricus, Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium longum, dos veces por día durante 4 semanas. Se usó 125 mL de leche fermentada que contiene Bifidobacterium bifidum y Streptococcus thermophiles todos los días durante 6 semanas.
  • Para casos de intolerancia a la lactosa: Se usó 480 mL de leche fermentada que contiene Lactobacillus casei and Lactobacillus acidophilus. Se usó una única dosis de productos específicos a base de leche fermentada (Ofilus, que contiene Lactobacillus acidophilus y Bifidobacterium o Bulgofilus, que contiene Lactobacillus bulgaricus).
  • Efectos secundarios por radiación gastrointestinal: Se usó 150 mL de leche fermentada que contiene Lactobacillus acidophilus todos los días durante 5 días, antes de la radioterapia y continuando durante 1o dias después de ella.
  • Enfermedad intestinal inflamatoria (colitis ulcerosa): Se usó 100 mL de leche fermentada que contiene Bifidobacterium breve, Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus acidophilus todos los días durante un máximo de un año.
NIÑOS:
POR VÍA ORAL
  • Prevención de la diarrea causada por rotavirus: Se usó 125 gramos de leche fermentada que contiene Lactobacillus GG dos veces por días.
  • Rinitis alérgica: Se usó 100 mL de leche fermentada que contiene tobacillus casei, Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus thermophiles todos los días durante 12 meses. Se usó 200-400 mL de leche fermentada que contiene Streptococcus thermophiles, Lactobacillus bulgaricus, and Lactobacillus paracasei todos los días durante 30 días.
  • Diarrea: Se usaron 125 o 250 gramos de leche fermentada con cultivos de yogur y Lactobacillus casei todos los días durante un mes en bebés y niños. Se usó 100 gramos de leche fermentada con Lactobacillus casei en niños 6-24 meses.
  • Úlceras causadas por una bacteria llamada Helicobacter pylori (H. pylori): Se usó un producto específico a base de leche fermentada que contiene Lactobacillus casei, junto con un tratamiento estándar con antibióticos, todos los días durante 14 días.

Otros nombres:

Arerra, Augat, Bifidobacteria-Fermented Milk (BFM), Buttermilk, Cultured Dairy Foods, Cultured Dairy Products, Cultured Milk Products, Dadhi, Dahi, Ergo, Fermented Dairy Product, Ititu, Matzoon, Mazoni, Ropy Milk, Traditional Fermented Curd.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión