Lactasa

¿Qué es?:

La lactasa es una enzima. Al igual que otras enzimas, es necesaria para una reacción bioquímica específica en el cuerpo. La lactasa rompe la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Algunas personas no producen suficiente lactasa, por lo que no son capaces de digerir bien la leche. Se dice que estas personas tienen “deficiencia de lactasa” y se les llama “intolerantes a la lactosa.” Estas personas pueden tomar suplementos de lactasa para ayudar a descomponer la lactosa y tolerar la leche. En estas personas la lactasa puede prevenir los síntomas de intolerancia a la lactosa, incluyendo los retorcijones de estómago, la diarrea y los gases.

Muchos expertos de la salud creen que es importante tratar la intolerancia a la lactosa para que la gente pueda consumir leche y productos lácteos. La leche es una fuente importante de calcio, el que es necesario para tener huesos fuertes. Las personas que no reciben suficiente leche tienen más probabilidades que otras personas de desarrollar debilidad de los huesos (osteoporosis).

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Prevenir los síntomas de intolerancia a la lactosa, como retorcijones de estómago, diarrea y gases que ocurren cuando las personas con intolerancia a la lactosa toman productos de leche. La lactasa se puede tomar antes de consumir lactosa o se puede agregar a la leche.

¿Cómo funciona?:

Las personas que son intolerantes a la lactosa tienen problemas para digerir la lactosa, un azúcar en la leche. La lactasa es una enzima que rompe la lactosa en la leche y la convierte a los azúcares glucosa y galactosa.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

Al parecer la lactasa es segura para la mayoría de la gente. Es un producto de venta libre disponible en los EE.UU. y aprobado por la FDA. No se han reportado efectos secundarios.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se tiene suficiente información sobre el uso de la lactasa durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguiente dosis siguientes ha sido estudiada en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para la intolerancia a la lactosa: la dosis típica de lactasa es de tabletas de 6000-9000 UI que se mastican y tragan al inicio de una comida que contiene lactosa. También se ha usado 2000 UI de solución de lactasa que se añade a 500 ml de la leche inmediatamente antes de beberla.

Otros nombres:

Beta-galactosidase, Bêta-Galactosidase.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión