Galacto-oligosaccharides

Galacto-oligosaccharides
Esquema molecular del Galacto-oligosaccharide. | Foto: ISTOCK

¿Qué es el galacto-oligosacáridos?

Los galacto-oligosacáridos están compuestos por azúcares de plantas liados en cadenas. Se encuentran en productos lácteos, frijoles y ciertos vegetales de raíz. Las personas usan estos azúcares para hacer medicinas.

Los galacto-oligosacáridos se usan para tratar rinitis alérgicas, asma, piel urticante (eccema), cólicos de niños, cáncer colorectal, estreñimiento, enfermedad de Crohn, diarrea, trastornos digestivos, gripe, alérgicas a los alimentos, desarrollo del bebé, síndrome de colon irritable, osteoporosis, una enfermedad intestinal denominada colitis ulcerosa, y una condición llamada pouchitis, que puede desarrollarse después de una cirugía por colitis ulcerosa.

Los galacto-oligosacáridos se usan como probióticos. Los probióticos actúan como bacterias “buenas” en el intestino. No deberían confundirse los probióticos tales como tobacillus, bifidobacteria y saccharomyces, que son organismos vivientes, beneficios para la salud Las personas, a veces, ingieren probióticos para aumentar el número de estos en los intestinos.

En los alimentos, los galacto-oligosacáridos se usan como endulzantes.

¿Qué tan efectivo es?

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Picazón e inflamación de la piel (eccema). Cierta investigación muestra que la alimentación de los bebés en riesgo de alergia a los galacto-oligosacáridos y probióticos disminuye el riesgo de desarrollar eccema a los 2 años de edad. Además, la alimentación con leche maternizada que contiene a galacto-oligosacáridos y a fructo-oligosacáridos en bebés recién nacidos con riesgo de desarrollar eccema parece reducir el riesgo de desarrollar eccema. Sin embargo, otra investigación muestra que la alimentación a bebés sanos con leche maternizada que contiene galacto-oligosacáridos no afecta el riesgo de desarrollar eccema.
  • Cólicos. La investigación muestra que la alimentación con una leche maternizada que contiene galacto-oligosacáridos y a fructo-oligosacáridos a bebés con cólicos reduce el número de episodios de cólicos en comparación con una leche maternizada controlada con el medicamento simeticona.

¿Cómo funciona?

Los galacto-oligosacáridos llegan al colon sin ser digeridos, y allí es donde aumentan la masa intestinal y estimulan el crecimiento de ciertas bacterias, que se creen son beneficiosas.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?

Los galacto-oligosacáridos son POSIBLEMENTE SEGUROS menores a los 20 gramos por día. Ellos pueden causar ases (flatulencias), distensión abdominal, dolor estomacal y diarrea.

Precauciones especiales y Advertencias:

Embarazo y lactancia : Los galacto-oligosacáridos son POSIBLEMENTE SEGUROS cuando se ingieren en dosis menores a los 4,5 gramos por día comenzando en la semana 25 de estación y continuando hasta el nacimiento

No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de galacto-oligosacáridos si está amamantando. Sea precavida y evite su uso.

Niños : Los galacto-oligosacáridos son POSIBLEMENTE SEGUROS cuando se agregan a la leche maternizada en concentraciones menores a los 8 gramos/L.

“Enfermedades autoinmunes” como esclerosis múltiple (EM), lupus (lupus eritematoso sistémico, LES), artritis reumatoide (AR) o cualquier condición similar : Los galacto-oligosacáridos podrían estimular la actividad del sistema inmunitario. Esto podría aumentar los síntomas de las enfermedades autoinmunitarias. Si tiene cualquier condición autoinmunitaria, es mejor evitar el uso medicinal de los galacto-oligosacáridos hasta se conozca más sobre ellos.

¿Existen interacciones con medicamentos?

Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario (Inmunosupresores)

Los galacto-oligosacáridos podrían estimular la actividad del sistema inmunitario. La ingesta de galacto-oligosacáridos junto con medicamentos que disminuyen el sistema inmunitario podría disminuir la eficacia de estos medicamentos.

Algunos medicamentos que suprimen el sistema inmunitario incluyen azatioprina (Imuran), basiliximab (Simulect), ciclosporina (Neoral, Sandimmune), daclizumab (Zenapax), muromonab-CD3 (OKT3, Orthoclone OKT3), micofenolato (CellCept), tacrolimus (FK506, Prograf), sirolimus (Rapamune), prednisona (Deltasone, Orasone) entre otros corticosteroides (glucocorticoides).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con alimentos?

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Para prevenir el eccema en niños: 20 gotas de jarabe que contiene 0.8 gramos de galacto-oligosacáridos junto con cápsulas de probióticos por día durante 6 meses; leche maternizada que contiene 0.8 gramos/L de galacto-oligosacáridos y fructo-oligosacáridos por día según sea necesario durante 6 meses.
  • Para cólicos: Leche maternizada que contiene 8 gramos/L de una mezcla de galacto-oligosacáridos (90%) y fructo-oligosacáridos (10%) por día según sea necesario durante se semanas.

Otros nombres

Galactooligosacáridos

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión