Fosfatidilserina

¿Qué es?:

La fosfatidilserina es una sustancia química. El cuerpo humano puede hacer la fosfatidilserina, pero obtiene la mayor parte de lo que necesita de los alimentos. Antiguamente, los suplementos de fosfatidilserina eran hechos de los cerebros de vaca, pero ahora, generalmente se elaboran a partir del repollo o de la soja. El cambio fue hecho debido a la preocupación que hay de que los productos de fuente animal podrían producir infecciones como la enfermedad de las vacas locas.

La fosfatidilserina se usa mayormente para mejorar la función mental, especialmente en los ancianos.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Deterioro mental relacionado con la edad. La fosfatidilserina parece mejorar la atención, las habilidades lingüísticas y la memoria en personas ancianas con deterioro de las habilidades cognitivas. La mayoría de la investigación ha usado la fosfatidilserina del cerebro de las vacas. Pero, la mayoría de los suplementos usan fosfatidilserina se obtiene de la soja y el repollo. No se conoce con claridad si estos nuevos productos obtenidos de las plantas presentan el mismo efecto. Sin embargo, existe cierta evidencia de que la fosfatidilserina derivada de las plantas también mejora la memoria en personas con la pérdida de la memoria relacionada con la edad. Además, cierta investigación muestra que la ingesta de un producto que contiene fosfatidilserina derivada de las plantas, enriquecida con ácidos grados DHA, ayuda a mejorar la memoria y la atención en ancianas que se quejan de tener pérdida de la memoria. El producto parece funcionar mejore en personas con síntomas menos graves.
  • Enfermedad de Alzheimer. El tomar fosfatidilserina puede mejorar algunos de los síntomas de la enfermedad de Alzheimer después de 6 a 12 semanas de tratamiento Parece funcionar mejor en personas con síntomas menos graves. Sin embargo, la fosfatidilserina podría disminuir su eficacia con el uso prolongado. Después de 16 semanas de tratamiento, la progresión de la enfermedad de Alzheimer parece superar cualquier beneficio que la fosfatidilserina pueda proporcionar.
    La mayoría de la investigación ha usado la fosfatidilserina del cerebro de las vacas. Pero, la mayoría de los suplementos usan fosfatidilserina se obtiene de la soja y el repollo. Los investigadores todavía desconocen, en el caso de la enfermedad de Alzheimer, si existe una diferencia entre la eficacia de la fosfatidilserina que proviene de fuente vegetal o la que proviene de fuente animal.

¿Cómo funciona?:

La fosfatidilserina es una sustancia química importante que desempeña diversas funciones en el organismo. Es parte de la estructura de la célula y es una pieza clave en el mantenimiento de la función celular, especialmente en el cerebro.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La fosfatidilserina ES POSIBLEMENTE SEGURA para la mayoría de los adultos y niños cuando se la ingiere de manera apropiada. Se ha usado en estudios clínicos de investigación por hasta 6 meses en adultos y hasta 4 meses en niños.

La fosfatidilserina puede causar producir efectos secundarios que incluyen insomnio y malestar estomacal, especialmente en dosis mayores de 200 mg. Hay cierta preocupación de que los productos de fuente animal podrían transmitir enfermedades, tal como la enfermedad de las vacas locas. Hasta el momento, no hay ningún caso conocido de personas que hayan contraído enfermedades de los animales debido al uso de suplementos de fosfatidilserina. Pero como precaución consuma productos de fosfatidilserina de fuente vegetal.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de fosfatidilserina durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Diversos medicamentos que se usan para el glaucoma, la enfermedad de Alzheimer y otras afecciones (Fármacos colinérgicos)

La fosfatidilserina podría aumentar la acetilcolina, una sustancia química que se encuentra presente en el cuerpo humano. Esta sustancia química es similar a algunos medicamentos que se usan para el glaucoma, la enfermedad de Alzheimer y otras afecciones. El tomar fosfatidilserina con estos medicamentos podría aumentar las posibilidades de efectos secundarios.

Algunos de estos medicamentos que se usan para el glaucoma, la enfermedad de Alzheimer y otras afecciones incluyen pilocarpina (Pilotar y otros) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la enfermedad de Alzheimer (Inhibidores de la acetilcolinesterasa (AChE))

La fosfatidilserina podría aumentar la acetilcolina, una sustancia química que se encuentra presente en el cuerpo humano. Los medicamentos llamados inhibidores de la acetilcolinesterasa, que se usan para la enfermedad de Alzheimer, también aumentan la acetilcolina. El tomar fosfatidilserina junto con medicamentos para la enfermedad de Alzheimer podría aumentar los efectos y efectos secundarios de los medicamentos para la enfermedad de Alzheimer.

Algunos medicamentos que inhiben la acetilcolinesterasa incluyen donepezil (Aricept), tacrina (Cognex), rivastigmina (Exelon) y galantamina (Reminyl, Razadyne).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que secan las membranas mucosas (Fármacos anticolinérgicos)

Algunos medicamentos que secan las membranas se llaman fármacos anticolinérgicos. La fosfatidilserina podría aumentar algunas sustancias químicas que pueden disminuir los efectos de estos medicamentos que secan.

Algunos medicamentos que secan incluyen atropina, escopolamina y algunos medicamentos que se usan para las alergias (antihistamínicos) y para la depresión (antidepresivos).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Deterioro mental relacionado con la edad: Se usó 100 mg de fosfatidilserina del cerebro de las vacas o de fuentes vegetales 3 veces por día durante un máximo de 6 meses. Además, se usó 1-3 comprimidos de un producto específico (Vayacog, Enzymotec Ltd.) que contiene fosfatidilserina (PS) enriquecido con ácidos grasos DHA, todos los días, durante 15 semanas.
  • Enfermedad de Alzheimer: Se usó 300-400 mg de of fosfatidilserina por día en dosis divididas.

Otros nombres:

BC-PS, Bovine Cortex Phosphatidylserine, Bovine Phosphatidylserine, LECI-PS, Lecithin Phosphatidylserine, Phosphatidylsérine, Phosphatidylsérine Bovine, Phosphatidylsérine de Soya, Phosphatidyl Serine, PS, PtdSer, Soy-PS, Soy Phosphatidylserine.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión