Factor De Transferencia

¿Qué es?:

Los factores de transferencia son sustancias químicas que se obtienen ya sea de un ser humano o de un animal que ya ha desarrollado protección (inmunidad) contra una determinada enfermedad. Hasta el momento, los factores de transferencia, para diversas enfermedades, que se han producido en los laboratorios son sólo para uso experimental. Los investigadores están interesados en averiguar si los factores de transferencia pueden traspasar la inmunidad a las personas que la necesitan. Los factores de transferencia son administrados como inyecciones o por vía oral.

Los factores de transferencia se utilizan para las enfermedades infecciosas en las personas con sistemas inmunes débiles. Estas enfermedades infecciosas incluyen infecciones bacterianas o virales en el torrente sanguíneo (septicemia), infecciones de los senos nasales, bronquitis, gripe, gripe porcina, resfriado común, herpes zoster, varicela, hepatitis B, infecciones por hongos como coccidioidomicosis, infecciones por hongos de levadura (candidiasis), infecciones parasitarias tales como leishmaniasis y criptosporidiosis y lepra. Los factores de transferencia también se utilizan contra las infecciones causadas por el virus citomegalovirus (CMV) y el virus Epstein-Barr; por bacterias como el Mycobacterium tuberculosis, el Mycobacterium fortuitum y el Mycobacterium avium y por hongos de levadura como el Cryptococcus y el Pneumocystis carinii.

Los factores de transferencia también se usan para la diabetes, el autismo, la infertilidad, el lupus eritematoso sistémico (LES), la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica (SFC), para el síndrome de Behcet, el síndrome de Wiskott-Aldrich, para la calvicie y para la enfermedad de Alzheimer. También se utilizan para enfermedades de la piel como psoriasis, dermatitis alérgica y otras. También se usan para una enfermedad ocular llamada retinitis pigmentosa, para la esclerosis lateral amiotrófica (ALS, enfermedad de Lou Gehrig), para la esclerosis múltiple, el cáncer de huesos, el cáncer de pulmón, los melanomas, las alergias a alimentos y a sustancias químicas, para la miastenia gravis y el asma.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Herpes zóster. El uso de los factores de transferencia en forma de inyección bajo la piel parece prevenir el herpes zóster en los niños con leucemia. Sin embargo, los factores de transferencia no parecen prevenir un segundo ataque de herpes zóster o restablecer la protección contra el herpes zóster en las personas que han recibido un trasplante de médula ósea para la leucemia. Cuando si administra como inyección debajo de la piel en personas con herpes zóster, el factor de transferencia parece ayudar a reducir l duración del dolor en comparación con el medicamento aciclovir.

¿Cómo funciona?:

Los factores de transferencia podrían aumentar la inmunidad a enfermedades específicas.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

En los adultos, los factores de transferencia que han sido obtenidos de los seres humanos SON POSIBLEMENTE SEGUROS de usar por hasta un máximo de dos años.

Los factores de transferencia que se obtienen de las vacas SON POSIBLEMENTE SEGUROS cuando se usan a corto plazo, por hasta tres meses. En algunas personas pueden producir fiebre. Los factores de transferencia usados en forma de inyección pueden producir hinchazón y dolor en el lugar donde se aplica la inyección.

Existe cierta preocupación acerca de la posibilidad de contraer la “enfermedad de las vacas locas” (encefalopatía espongiforme bovina, EEB) u otras enfermedades a partir de productos que provienen de animales. “La enfermedad de las vacas locas” no ha sido transmitida por los factores de transferencia, pero probablemente es prudente evitar los productos de origen animal procedentes de países donde ha habido casos de la enfermedad de las vacas locas.

Advertencias y precauciones especiales:

Niños: Los factores de transferencia obtenidos de los seres humanos SON POSIBLEMENTE SEGUROS en niños cuando se administra durante un máximo de 6 años. Los factores de transferencia provenientes de vacas SON POSIBLEMENTE SEGUROS en los niños cuando se administran por vía oral por hasta seis meses.

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de factor de transferencia si está embarazada o amamantando. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguiente dosis ha sido estudiada en investigaciones científicas:

POR INYECCIÓN:

  • Para la prevención de herpes zóster (varicela) en los niños con leucemia: Se da una sola dosis del factor de transferencia (de seres humanos) que es específico para el virus de la varicela. El proveedor de salud que administra la inyección debe calcular la dosis adecuada en función del peso del niño.

Otros nombres:

Bovine Dialyzable Leukocyte Extract, Bovine Dialyzable Transfer Factor, Bovine Transfer Factor, Dialyzable Leukocyte Extract, Dialyzable Transfer Factor, DLE, Extrait Dialysable de Leucocyte, Facteur de Transfert, Facteur de Transfert d’Origine Bovine, Human Dialyzable Leukocyte Extract, Human Transfer Factor, TF, TFd.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión