Entrenamiento Autógeno

¿Qué es?:

El entrenamiento autógeno es un método de relajación de auto-ayuda. Fue originado por Johannes Schultz, un psiquiatra alemán, en 1932.

El entrenamiento autógeno se utiliza para el estrés mental, la fatiga, el dolor, la ansiedad, las migrañas, el dolor de cabeza tensional, la esclerosis múltiple (EM), la enfermedad del movimiento, el asma, la presión arterial alta, la enfermedad de Raynaud, el glaucoma, el eczema, las enfermedades del corazón, el alcoholismo y otras condiciones.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • El estrés mental. Hay alguna evidencia de que 8 semanas de entrenamiento autógeno puede reducir significativamente la ansiedad y el estrés en personas que sufren de condiciones de estrés. Sin embargo, estos estudios fueron diseñados mal, lo que lleva a que algunos expertos cuestionen sus resultados.
  • La ansiedad. Investigación en desarrollo muestra que el entrenamiento autógeno puede reducir la ansiedad en personas con trastornos de ansiedad. Sin embargo, el entrenamiento autógeno no parece reducir los ataques de pánico en personas con trastorno de pánico.
  • Las migrañas. El entrenamiento autógeno o el entrenamiento autógeno combinado con la biorretroalimentación biológica por 10 sesiones, a lo largo de 7 semanas, puede reducir el número de migrañas y acortar el tiempo que duran en niños de 7-18 años. El beneficio parece durar hasta 6 meses después del tratamiento.
  • El dolor de cabeza tensional. Investigación en desarrollo muestra que el entrenamiento autógeno puede ayudar a reducir los síntomas de dolor de cabeza. Sin embargo, el entrenamiento autógeno no parece funcionar mejor que la hipnosis o la biorretroalimentación.
  • La esclerosis múltiple (EM). Existe alguna evidencia de que el entrenamiento autógeno por 10 semanas puede mejorar la calidad de vida para las personas con EM.
  • La enfermedad del movimiento. El entrenamiento autógeno parece ser más eficaz para prevenir la enfermedad del movimiento que un medicamento llamado prometazin.
  • El rendimiento físico. Investigaciones iniciales muestran que un programa de entrenamiento incluyendo el entrenamiento autógeno y el entrenamiento de imágenes puede mejorar la precisión de tiro de pistola después de ejercicio intenso.
  • El asma.
  • La presión arterial alta.
  • La enfermedad de Raynaud.
  • El glaucoma.
  • El eczema.
  • La fatiga.
  • El dolor.
  • Las enfermedades del corazón.
  • El alcoholismo.
  • Otras afecciones.
Se necesita más evidencia para calificar la eficacia del entrenamiento autógeno para estos usos.

¿Cómo funciona?:

El entrenamiento autógeno es una técnica de relajación de auto-ayuda. Consta de seis ejercicios. Cada ejercicio se centra en diferentes aspectos de relajación. La relajación se logra mediante la repetición de afirmaciones concretas centradas en un área específica. El primer ejercicio se centra en la relajación muscular. Los siguientes pasos se centran en la sensación de calor, disminución o calmar la actividad del corazón, disminuyendo la respiración, el calor en el abdomen, y finalmente, el enfriamiento en la cabeza. Se cree que esta y otras técnicas de relajación pueden ser útiles para condiciones en las que el estrés mental desempeña un papel crítico.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

No hay preocupaciones de seguridad conocidas. Efectos secundarios no han sido reportados en estudios clínicos.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se sabe lo suficiente sobre el uso del entrenamiento autógeno durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, no hay ninguna razón conocida para sospechar que podría ser perjudicial.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este tratamiento interactúa con algún medicamento.

Antes de usar este tratamiento, consulte a su professional de la salud si usted está tomando algún medicamento.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

El entrenamiento autógeno por lo general se lleva a cabo en grupos durante un período de 8 semanas. Luego, las personas suelen entrenar en casa hasta 3 veces al día.

Otros nombres:

AT, Autogenic, Autogenic Relaxation, Autogenic Relaxation Training, Autogenic Relaxation Technique, Autorelaxation Concentrative, Autosuggestion, Entraînement Autogène, Entrenamiento Autógeno, Méthode de Schultz, Relaxation Therapy, Standard Autogenic Training, Training Autogène, Training Autogène de Schultz.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión