Clorela

¿Qué es?:

La clorela es un tipo de alga que crece en agua dulce. Toda la planta se utiliza para hacer los suplementos nutricionales y las medicinas.

La mayoría de la clorela que está disponible en los EE.UU. se cultiva en el Japón o en Taiwán. Es procesada y convertida en comprimidos y extractos líquidos. Estos extractos contienen "el factor de crecimiento de la clórela,” el que se describe como un extracto de clorela soluble en agua que contiene sustancias químicas como aminoácidos, péptidos, proteínas, vitaminas, azúcares y ácidos nucleicos.

Tenga en consideración que puede haber una gran variación en los productos de clorela dependiendo en la forma que la clorela fue cultivada, cosechada y procesada. Los investigadores han descubierto que las preparaciones secas de clorela pueden contener desde 7% a 88% de proteínas, desde 6% a 38% de carbohidratos y desde 7% a 75% de grasa.

Como un medicamento, la clorela se utiliza para prevenir el cáncer, para la reducción de los efectos secundarios debido al tratamiento de radiación, para estimular el sistema inmunológico, para mejorar la respuesta a la vacuna contra la gripe, para aumentar los glóbulos blancos (especialmente en las personas con infección por VIH o cáncer), para la prevención de los resfriados, la protección del cuerpo contra la intoxicación con metales como el plomo y el mercurio, y para retardar el proceso de envejecimiento.

La clorela también se utiliza para aumentar el número de bacterias "buenas" en el intestino con el fin de mejorar la digestión y además para ayudar a tratar las úlceras, la colitis, la enfermedad de Crohn y la diverticulosis.

Algunas personas también usan la clorela para la prevención de las úlceras relacionadas con el estrés; el tratamiento del estreñimiento, el mal aliento y la hipertensión; como un antioxidante; para reducir el colesterol; para aumentar la energía; para desintoxicar el cuerpo, y como una fuente de magnesio para promover la salud mental, aliviar el síndrome premenstrual (SPM) y reducir los ataques de asma. También se utiliza para la fibromialgia.

La clorela se aplica a la piel para el tratamiento de las úlceras en la piel, las erupciones producidas por el tratamiento de radiación y para una enfermedad de transmisión sexual llamada tricomoniasis.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Fibromialgia. Algunas personas con fibromialgia dicen que se sienten mejor cuando ingieren a diario comprimidos de chlorella además de un extracto que contiene ácido málico durante dos meses.
  • Tumor cerebral (glioma). La investigación preliminar indica que las tabletas y el extracto líquido de chorella podrían ayudar a las personas con un tipo de cáncer cerebral llamado glioma a tolerar mejor los tratamientos de quimioterapia y radiación, posiblemente al estimular el sistema inmunológico. However, la chorella no parece frenar la progresión del cáncer o mejorar la supervivencia.
  • Hipertensión arterial. La investigación preliminar sugiere que la ingesta diaria de chorella durante 1-2 meses disminuye la presión arterial en personas con hipertensión arterial.
  • Prevención del cáncer.
  • Resfriados.
  • Enfermedad de Crohn.
  • Colitis ulcerosa.
  • Úlceras.
  • Estreñimiento.
  • Mal aliento.
  • Colesterol alto.
  • Otras afecciones.
Se necesitan más pruebas para poder evaluar la eficacia de la chorella para estos usos.

¿Cómo funciona?:

La clorela es una buena fuente de proteínas, grasas, carbohidratos, fibra, clorofila, vitaminas y minerales. La pared celular de la clorela debe romperse antes de que la gente la pueda digerir.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La chlorella ES POSIBLEMENTE ES SEGURA cuando se la ingiere a corto plazo (hasta por 2 meses). Los efectos secundarios más comunes incluyen diarrea, náusea, gas (flatulencia), coloración verde de las heces, y calambres estomacales, sobre todo en la primera semana de uso.

La chorella ha producido reacciones alérgicas graves, incluyendo asma y otros problemas respiratorios peligrosos.

La chorella puede hacer que la piel se ponga muy sensible al sol. Use bloqueador solar cuando esté afuera, especialmente si usted es de piel clara.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de chlorella durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Sensibilidad al yodo: La chorella puede contener yodo. Por lo tanto, la chorella podría producir una reacción alérgica en las personas sensibles al yodo.

Alergia al moho: La chlorella podría causar reacción alérgica en personas que también son alérgicas al moho.

Sistema inmunológico débil (inmunodeficiencia): Hay preocupación de que la chorella podría hacer que las bacterias "malas" predominen en el intestino de las personas que tienen un sistema inmunológico débil. Tenga cuidado con el uso de chorella si usted tiene este problema.

"Enfermedades autoinmunes," como la esclerosis múltiple (EM), el lupus (lupus eritematoso sistémico, LES), la artritis reumatoide (AR) u otras condiciones: La chorella podría hacer que el sistema inmune se vuelva más activo y esto podría aumentar los síntomas de las enfermedades autoinmunes. Si usted tiene alguna de estas enfermedades, es mejor que evite el uso de chorella.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Warfarina (Coumadin)

La clorela contiene grandes cantidades de vitamina K. La vitamina K es utilizada por el organismo para la coagulación de la sangre. La warfarina (Coumadin) se utiliza para disminuir la coagulación sanguínea. Al ayudar a la coagulación de la sangre, la clorela a podría disminuir la eficacia de la warfarina (Coumadin). Asegúrese de controlar su sangre con regularidad. La dosis de warfarina (Coumadin) puede ser que necesite ser cambiada.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis apropiada de clorela depende de muchos factores tales como la edad de la persona, el estado de salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el uso de la clorela. Tenga en cuenta que los productos naturales no son siempre necesariamente seguros y las dosis pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones en las etiquetas de los productos y consulte con su farmacéutico, doctor u otro proveedor de salud médica antes de usarlos.

Otros nombres:

Algue Verte d’Eau Douce, Bulgarian Chlorella, Bulgarian Green Algae, Chinese Chlorella, Chlorella Algae, Chlorella pyrenoidosa, Chlorella vulgaris, Chlorelle, Clorela, Freshwater Green Algae, Freshwater Seaweed, Green Alga, Green Algae, Japanese Chlorella, Seaweed, Yaeyama Chlorella.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión