Citicolina

¿Qué es?:

La citicolina es una sustancia química del cerebro que se produce en forma natural en el cuerpo. Como medicina se puede tomar como un suplemento por vía oral o se puede usar por vía intravenosa o mediante una inyección.

La citicolina se utiliza para la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia, para un traumatismo craneal, para las enfermedades cerebro vasculares tal como un derrame cerebral, para la pérdida de la memoria relacionada con la edad, para la enfermedad de Parkinson, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), y para el glaucoma.

Originalmente, la citicolina fue desarrollada en Japón para tratar un accidente cerebro vascular. Se introdujo más tarde en muchos países europeos como un medicamento de venta bajo receta médica. Ahora se receta con frecuencia en estos países para los problemas del pensamiento relacionados con problemas de la circulación en el cerebro. En los EE.UU., la citicolina se comercializa como un suplemento dietético.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Los problemas de la memoria relacionados con la edad. La ingesta de citicolina parece ayudar para la pérdida de la memoria en las personas de 50 a 85 años.
  • Problemas circulatorios prolongados en el cerebro (enfermedades cerebrovasculares). Existe cierta evidencia de que la ingesta de citocolina o la inyección de citocolina en la vena o el musculo podría mejorar la memoria y el comportamiento en pacientes con enfermedades cerebrovasculares prolongadas, como el ACV.
  • Recuperación después de un accidente cerebro vascular. Los pacientes con derrame cerebral que toman citicolina por vía oral dentro de las 24 horas de sufrir un accidente cerebro vascular causado por un coágulo (apoplejía isquémica), tienen una mayor probabilidad de tener una completa recuperación en 3 meses que otros pacientes con otro tipo de accidente cerebro vascular. Los pacientes con ACV que reciben citocolina por vía intravenosa (VI) dentro de las 12 horas de haber sufrido un ACV isquémico y posteriormente una por día durante 7 días también han acelerado su recuperación.

¿Cómo funciona?:

La citicolina parece aumentar una sustancia química en el cerebro llamada fosfatidilcolina. Esta sustancia química del cerebro es importante para la función cerebral. La citicolina también podría disminuir el daño al tejido cerebral cuando el cerebro se lesiona.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

La citicolina ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingiere a corto plazo (por hasta 90 días). La seguridad del uso a largo plazo no se conoce. La mayoría de las personas que toman citicolina no experimentan efectos secundarios problemáticos. Pero algunas personas pueden tener efectos secundarios tales como problemas para dormir (insomnio), dolor de cabeza, diarrea, presión arterial alta o baja, náuseas, visión borrosa, dolores de pecho y otros.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de citocolina durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis han sido estudiadas en investigaciones científicas:

POR VÍA ORAL:

  • Para la disminución de las habilidades de pensamiento debido a la edad: 1000-2000 mg de citicolina por día.
  • Para la enfermedad crónica de los vasos sanguíneos que irrigan al cerebro (enfermedad cerebro vascular crónica): 600 mg de citicolina por día.
  • Para el tratamiento inmediato de un accidente cerebro vascular debido a un coágulo (apoplejía isquémica): 500-2000 mg de citicolina al día, comenzando dentro de las primeras 24 horas después del accidente cerebro vascular.
POR VÍA INTRAVENOSA:
  • Los proveedores de salud dan citicolina por vía intravenosa (IV) para el declive de las habilidades de pensamiento relacionado con la edad y para la enfermedad cerebro vascular crónica.
POR INYECCIÓN:
  • Los proveedores de salud dan citicolina como una inyección para la enfermedad cerebro vascular crónica.

Otros nombres:

5'-Cytidine diphosphate choline, CDPC, CDP Choline, CDP-Choline, Citicholine, Citicolina, Cytidine 5-Diphosphocholine, Cytidine 5'-diphosphocholine, Cytidine (5') diphosphocholine, Cytidine Diphosphate Choline, Cytidine Diphosphocholine, Cytidinediphosphocholine.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión