Cartílago bovino

¿Qué es?:

El cartílago es la sustancia en el cuerpo que proporciona soporte estructural. El cartílago de bovino proviene de las vacas (bovinos). La gente a veces usa el cartílago bovino como una medicina.

El cartílago bovino se toma por vía oral o se inyecta bajo la piel (vía subcutánea) para la artritis reumatoide (AR), la osteoartritis, la colitis ulcerosa, para las enfermedades de la piel como la psoriasis y la esclerodermia, para la infección por herpes, para el cáncer del cerebro (glioblastoma multiforme) y para otros cánceres.

También se toma por vía oral para las reacciones alérgicas producidas por toxinas químicas y se inyecta debajo de la piel para tratar la inflamación intestinal.

El cartílago bovino se aplica directamente sobre la piel (uso tópico) para las heridas que no cicatrizan; las hemorroides externas y para la picazón en el recto; para las enfermedades de la piel como el acné, la psoriasis y la dermatitis causada por el roble venenoso o zumaque venenoso. También se usa para tratar el "alvéolo seco", una dolorosa complicación que puede ocurrir después de la extracción de un diente.

El cartílago bovino se aplica a veces al año para las hemorroides internas y los desgarros anales.

Los proveedores de salud dan a veces cartílago bovino en forma de inyección (inyección en el músculo) para la osteoartritis.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Acné. La investigación preliminar muestra que la aplicación de cartílago bovino en la piel ayuda a reducir el acné en ciertas personas.
  • "Alvéolo seco" después de una extracción de muela. La investigación preliminar muestra que la aplicación del cartílago bovino en alvéolo del diente después de una extracción disminuye el dolor en ciertas personas que desarrollan «alvéolo seco».
  • Fisuras anales. La investigación preliminar muestra que el cartílago bovino ayuda a disminuir los síntomas de las fisuras anales cuando se aplica internamente como un supositorio en el recto.
  • Picazón anal. La investigación preliminar muestra que el cartílago bovino ayuda a disminuir los síntomas de picazón anal cuando se aplica de manera externa en el recto.
  • Cáncer. La investigación preliminar muestra que las inyecciones de cartílago bovino debajo de la piel junto con la ingesta de comprimidos de cartílago bovino podría ayudar a tratar el cáncer en ciertas personas.
  • Inflamación de los intestinos (enteritis). La investigación preliminar muestra que las inyecciones de cartílago bovino debajo de la piel ayuda a mejorar la fuerza y el peso, y disminuye la necesidad de medicamentos esteroides en personas con inflamación de los intestinos.
  • Hemorroides. La investigación preliminar muestra que el cartílago bovino ayuda a disminuir la picazón cuando se aplica externamente en el recto en personas con hemorroides externas. El uso de supositorios de cartílago bovino dentro del recto puede ayudar a disminuir los síntomas en perdonas con hemorroides.
  • Artrosis. La investigación preliminar muestra que las inyecciones de cartílago bovino debajo de la piel puede ayudar a disminuir los síntomas de artrosis. Además, las inyecciones de una combinación de cartílago bovino y médula espinal en el músculo mejoran el dolor y otros síntomas de la artrosis en ciertas personas cuando se ingiere durante un máximo de 3 años. No obstante, este efecto no parece durar más de 3 años.
  • Reacciones de la piel causada por el roble venenoso y la hiedra venenosa. La investigación preliminar muestra que el uso de una crema de cartílago bovino en la piel ayuda a eliminar las reacciones de la piel causadas por roble venenoso y hiedra venenosa dentro de las 1-2 semanas.
  • Psoriasis. La investigación preliminar muestra que la aplicación de cartílago bovino en la piel o la inyección de cartílago bovino debajo de la piel durante 6 semanas podría mejorar los síntomas de la psoriasis.
  • Artritis reumatoidea (AR). La investigación preliminar muestra que las inyecciones de cartílago bovino debajo de la piel ayudan a disminuir los síntomas de artritis reumatoidea.
  • Colitis ulcerosa. La investigación preliminar muestra que las inyecciones de cartílago bovino debajo de la piel ayudan a reducir la necesidad de recurrir a una cirugía en personas con colitis ulcerosa.
  • Cicatrización de las heridas. La investigación sugiere que la aplicación en la piel de un ungüento específico (Catrix 10) que contiene cartílago bovino en polvo ayuda a disminuir el enrojecimiento, la inflamación y la erupción de la piel después de un tratamiento con láser en el rostro. De hecho, la aplicación de cartílago bovino de terneros podría cicatrizar heridas más rápidamente que la aplicación de cartílago bovino de vacas adultas o nonatas.
  • Otras condiciones.
Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del cartílago bovino para estos usos.

¿Cómo funciona?:

El cartílago bovino podría funcionar proporcionando las sustancias químicas necesarias para la reconstrucción del cartílago en las personas con osteoartritis. También podría ayudar a reducir la hinchazón y ayudar a cicatrizar las heridas en forma más eficaz.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El cartílago bovino ES POSIBLEMENTE SEGURO para la mayoría de las personas cuando se ingiere, se aplica en la piel o se administra como inyección intramuscular debajo de la piel con fines médicos. Puede causar efectos secundarios tales como diarrea, náuseas, hinchazón, enrojecimiento local y comezón.

Existe cierta preocupación acerca de la posibilidad de contraer la "enfermedad de las vacas locas" (encefalopatía espongiforme bovina, EEB) u otras enfermedades cuando se usan productos que proceden de animales. La "enfermedad de las vacas locas" no parece ser transmitida a través de productos de cartílago, pero probablemente es prudente evitar los productos de origen animal procedentes de aquellos países adonde ha habido casos de enfermedad de las vacas locas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de cartílago bovino durante el embarazo o la lactancia. Sea precavida y evite su uso. Sea precavida y evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

No se sabe si este producto interactúa con algún medicamento.

Si está tomando medicamentos, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar este producto.

:

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis apropiada de cartílago bovino depende de varios factores como la edad del usuario, la salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el cartílago bovino. Recuerde que los productos naturales no siempre son necesariamente naturales y las dosificaciones pueden ser importantes. Asegúrese de seguir las instrucciones correspondientes en los rótulos de los productos, y consulte con su farmacéutico, médico o proveedor de salud antes de usarla.

Otros nombres:

Antitumor Angiogenesis Factor (anti-TAF), Bovine Tracheal Cartilage (BTC), Cartilage Trachéal de Bovins, Catrix, Catrix-S, Collagen Bovine, Collagène Bovin, Glycosaminoglycan Polysulphuric Acid Complex, Processed Bovine Cartilage, Psoriacin, Psoriacin-T, Rumalon.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión