Bifidobacterias

¿Qué es?:

Las bifidobacterias son un grupo de bacterias que normalmente viven en los intestinos. Pueden ser cultivadas fuera del cuerpo y luego se pueden tomar por vía oral como medicina.

Las bifidobacterias se usan comúnmente para tratar la diarrea el estreñimiento, y el trastorno intestinal llamado síndrome de colon irritable; para prevenir el resfrío común y la gripe, y muchas otras condiciones. Sin embargo, no existe buena evidencia científica para apoyar muchos de estos usos.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Estreñimiento. La mayoría de la investigación muestra que la ingesta de bifidobacteria puede aumentar los movimientos intestinales en aproximadamente 1.5 deposiciones por semana en personas con estreñimiento. No obstante, no todas las cepas de bifidobacteria funcionan.
  • Infección por Helicobacter pylori (H. pylori). La ingesta de bifidobacteria más lactobacilo junto con un tratamiento de H. pylori estándar podría ayudar a combatir las infecciones de H. pylori tan bien como la ingesta de un tratamiento de H. pylori solo. También puede reducir los efectos secundarios, como la diarrea y el mal aliento, causados por el tratamiento para H. pylori.
  • Síndrome de colon irritable (SCI). La ingesta de probióticos que contienen bifidobacterias y lactobacilos pueden disminuir los efectos secundarios como la diarrea y las alteraciones en el gusto causadas por los medicamentos usados para el tratamiento de las bacterias Helicobacter pylori. Podría también reducir los síntomas, como ansiedad y depresión, en personas con SCI. No obstante, no todas las cepas de bifidobacteria funcionan.
  • Una complicación posterior a la cirugía por colitis ulcerosa denominada pouchitis. La ingesta de una combinación de bifidobacterias, lactobacilos, con o sin estreptococos, parece ayudar a prevenir la pouchitis después de la cirugía por colitis ulcerosa.
  • Infecciones de las vías respiratorias. La investigación muestra que el uso de probióticos que contienen bifidobacterias podría ayudar a prevenir las infecciones de las vías respiratorias, como el resfrío en personas sin ninguna otra complicación de la salud, incluidos los niños en edad primaria y secundaria. Sin embargo, ingesta de bifidobacterias no parece reducir el riesgo de infecciones de las vías respiratorias en niños y adolescentes hospitalizados.
  • Diarrea en bebés (diarrea retrovírica). La administración de bifidobacterias en bebés con diarrea retrovírica puede acortar la duración de la diarrea en aproximadamente un día.
  • Diarrea del viajero. La ingesta de bifidobacterias ayuda a prevenir la diarrea del viajero cuando se las usa con otros probióticos como el lactobacilo o el estreptococo.
  • Colitis ulcerosa. Otra investigación muestra que la ingesta de probióticos que contienen bifidobacterias junto con lactobacilos y estreptococos puede ayudan a incrementar la tasa de remisión en aproximadamente el doble en personas con colitis ulcerosa activa. No obstante, otra investigación muestra que la bifidobacteria no ayuda a prevenir la remisión.

¿Cómo funciona?:

Las bifidobacterias pertenecen a un grupo de bacterias llamadas bacterias ácido lácticas. Las bacterias ácido lácticas se encuentran en alimentos fermentados como el yogur y el queso. Las bifidobacterias se utilizan en el tratamiento con los llamados “probióticos”, lo contrario de los antibióticos. Se consideran bacterias “amistosas” y se toman para que crezcan y se multipliquen en las áreas del cuerpo donde normalmente crecerían. El cuerpo humano cuenta con una flora bacteriana normal que se encarga de realizar varios trabajos. Ellas rompen los alimentos, ayudan al cuerpo a absorber los nutrientes y evitan el sobrecrecimiento de las bacterias “malas”. Los probióticos, tales como las bifidobacterias, se utilizan normalmente en los casos en que una enfermedad se presenta o puede ocurrir debido a la muerte de la flora bacteriana normal. Por ejemplo, el tratamiento con antibióticos puede destruir las bacterias que causan las enfermedades, pero también matan las otras bacterias en el tracto gastrointestinal (GI) y en las vías urinarias. La teoría es que el tomar bifidobacterias probióticas durante el tratamiento con antibióticos puede prevenir o minimizar la muerte de las bacterias buenas e impedir el sobrecrecimiento de las bacterias malas.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

Las bifidobacterias PROBABLEMENTE SON SEGURAS para los adultos y niños cuando se ingiere de manera apropiada. En algunas personas, el tratamiento con bifidobacterias podría producir malestares estomacales e intestinales y causar diarrea, hinchazón y gas.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: Una cepa específica de bifidobacteria y bifidobacterium bifidum ES POSIBLEMENTE SEGURA cuando se ingiere de manera apropiada por 6 semanas durante el embarazo. No existe suficiente información confiable sobre si resulta segura la ingesta de otras cepas de bifidobacterias si está embarazada o amamantando. Sea precavida y evite su uso.

Debilidad del sistema inmunológico: Existe cierta preocupación de que los “probióticos” podrían crecer demasiado bien en las personas con un sistema inmunológico débil y producir infecciones. Aunque esto no ha ocurrido específicamente con las bifidobacterias, ha habido algunos casos que involucran la participación de otras especies de probióticos como el Lactobacilo. Si usted tiene un sistema inmunológico debilitado (por ejemplo, si usted tiene VIH/SIDA o está en tratamiento para el cáncer), consulte con su médico antes de usar las bifidobacterias.

Obstrucción en los intestinos: Se informaron 2 casos de infección en la sangre en bebés a los que se les administró probióticos de bifidobacterias. En ambos casos, los bebés han sido operados del estómago. Se cree que las infecciones de la sangre son causadas por una obstrucción intestinal causada por las cirugías de estómago, que permite el paso de las bifidobacterias por el torrente sanguíneo. En uno caso, la ingesta de bifidobacterias después de curar la obstrucción intestinal no causó otra infección de la sangre. Por lo tanto, no representa una inquietad el riesgo de infecciones en la mayoría de los bebés que ingieren bifidobacterias. No obstante, las bifidobacterias deberían usarse con precaución o evitarse en bebés con obstrucción estomacal o intestinal.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Antibióticos

Los antibióticos se utilizan para reducir las bacterias nocivas en el cuerpo. Los antibióticos también pueden reducir las bacterias amistosas en el cuerpo. Las bifidobacterias son un tipo de bacterias amistosas. El tomar antibióticos junto con bifidobacterias podría reducir la eficacia de las bifidobacterias. Para evitar esta interacción, tome los productos de bifidobacterias al menos dos horas antes o después de los antibióticos.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

ADULTOS
POR VÍA ORAL:

  • Estreñimiento: Se usó 100 millones a 20 mil millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonias. En la mayoría de los casos, las bifidobacterias se ingieren a diario todos los días durante 1-4 semanas. En algunos casos, se ingirió 5-60 mil millones de unidades de bifidobacterias y lactobacilos formadores de colonias todos los días durante 1 mes.
  • Síndrome de colon irritable (SCI): Para mejorar los síntomas estomacales e intestinales, se usó 100 millones a mil millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonias, todos los días durante 4-8 semanas. Además, se usó 5 mil millones de unidades de bifidobacterias, lactobacilos y estreptococos formadoras de colonias 2 veces por día durante 4 semanas. Para mejorara la depresión y la ansiedad en personas con SCI, se usó 10 millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonia una vez por día durante 6 semanas.
  • Infecciones de las vías respiratorias: Se usó 3 mil millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonias, todos los días durante 6 semanas.
  • Una complicación después de la cirugía por colitis ulcerosa llamada pouchitis: se usó una dosis de hasta 3 mil billones de unidades de bifodobacterias, lactobacilos y estreptococos formadoras de colonias una vez por día durante un máximo de 12 meses.
  • Tratamiento por Helicobacter pylori: Se usó 5 mil millones de unidades de bifidobacterias y lactobacilos formadores de colonias, todos los días por una semana durante el tratamiento de H. pylori, seguido de una semana más de tratamiento.
  • Colitis ulcerosa: Para aumentar la remisión, se usó 3 gramos, equivalentes a 900 mil millones de unidades de lactobacilos, bifidobacterias y estreptococos formadores de colonias, una o dos veces por día.
NIÑOS
POR VÍA ORAL:
  • Estreñimiento: Se usó 1-100 mil millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonias, todos los días durante 4 semanas en niños de 3-16 años.
  • Infecciones de las vías respiratorias: se usó 10 mil millones de unidades de bifidobacterias formadoras de colonias, todos los días durante 4 semanas.
  • Infecciones de las vías respiratorias: Se usó 2.10 unidades de una combinación de bifidobacterias y lactobacilos formadores de colonias, 2 veces por día en niños de 3-13 años.
  • Diarrea en bebés (diarrea retrovírica): Se usó bifidobacterias junto estreptococos en niños de hasta 3 años de edad. Además, se usó bifidobacterias y lactobacilos 2 veces por día durante 3 días.
  • Colitis ulcerosa Se usó hasta un máximo de 1.8 billones de unidades de bifidobacterias, lactobacilos y estreptococos formadoras de colonias, todos los días durante un máximo de 1 años en niños de 1-16 años de edad.

Otros nombres:

B. Bifidum, B. Breve, B. Infantis, B. lactis, B. Longum, Bifido, Bifido Bacterium Longum, Bifidobactérie, Bifidobactéries, Bifidobacterium, Bifidobacterium adolescentis; Bifidobacterium animalis, Bifidobacterium bifidum; Bifidobacterium breve; Bifidobacterium infantis; Bifidobacterium lactis; Bifidobacterium longum, Bifidum, Bifidus, Bifidus Brevis, Bifidus Infantis, Bifidus Longum, Bifidobacteria Bifidus, Lactobacillus Bifidus, L. Bifidus, Probiotic, Probiotique.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión