Agua de Coco

¿Qué es?:

El agua de coco es el líquido transparente que se encuentra dentro de los cocos verdes. A medida que el coco madura, el agua se sustituye por carne de coco. El agua de coco se denomina a veces agua de coco verde, porque los cocos inmaduros son de color verde.

El agua de coco es diferente a la leche de coco. La leche de coco se produce a partir de una emulsión de la carne rallada de un coco maduro.

El agua de coco se utiliza comúnmente como bebida y como solución para el tratamiento de la deshidratación relacionada con la diarrea o el ejercicio. También se consume para la presión arterial alta y para mejorar el rendimiento físico.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Deshidratación relacionada con la diarrea. Algunas investigaciones muestran que el consumo de agua de coco puede ayudar a prevenir la deshidratación en los niños con diarrea leve. Sin embargo, no hay evidencia confiable de que sea más efectiva que otras bebidas para este uso.
  • Deshidratación relacionada con el ejercicio. Ciertos atletas usan agua de coco para reemplazar líquidos después del ejercicio físico. El agua de coco parece ayudar a rehidratar después del ejercicio, pero no parece ser más efectiva que las bebidas deportivas o el agua natural. Ciertos atletas también usan el agua de coco antes del ejercicio físico para prevenir la deshidratación. El agua de coco podría funcionar mejor que el agua mineral, pero los resultados son aún preliminares.
  • Rendimiento en el ejercicio físico. Ciertos atletas usan el agua de coco para reemplazar los líquidos durante o después del ejercicio físico para mejorar el rendimiento durante el ejercicio de seguimiento. El agua de coco podría ayudar, pero no parece ser más efectiva que las bebidas deportivas o el agua mineral. Ciertos atletas también usan el agua de coco antes del ejercicio físico para mejorar el rendimiento. El agua de coco podría funcionar mejor que el agua mineral, pero los resultados son aún preliminares.
  • Presión arterial alta. Algunas investigaciones sugieren que el agua potable de coco podría bajar la presión arterial en personas con presión arterial alta.
  • Otras condiciones.
Se necesitan más pruebas para evaluar la eficacia del agua de coco para estos usos.

¿Cómo funciona?:

El agua de coco es rica en hidratos de carbono y electrolitos como el potasio, el sodio y el magnesio. Debido a esta composición de electrolitos, hay mucho interés en utilizar el agua de coco para tratar la deshidratación y prevenirla. Sin embargo algunos expertos sugieren que la composición de electrolitos en el agua de coco no es adecuada para ser utilizada como una solución de rehidratación.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El agua de coco ES PROBABLEMENTE SEGURA para la mayoría de los adultos cuando se consume como una bebida. No se conocen efectos secundarios serios.

El agua de coco ES POSIBLEMENTE SEGURA para los niños

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No existe suficiente información acerca del uso de la bromelina durante el embarazo y la lactancia. Sea precavido y evite su uso.

Fibrosis quística: La fibrosis quística puede disminuir los niveles de sal en el cuerpo. Ciertas personas con fibrosis quística necesitan ingerir líquidos o comprimidos para elevar los niveles de sal, especialmente de sodio. El agua de coco no es un líquido beneficioso para ayudar a elevar los niveles de sal en personas con fibrosis quística. El agua de coco podría contener demasiado sodio y demasiado potasio. No ingiera agua de coco con el objetivo de aumentar los niveles de sal si sufre de fibrosis quística.

Altos niveles de potasio en la sangre: El agua de coco contiene altos niveles de potasio. Ni ingiera agua de coco si tiene altos niveles de potasio en la sangre.

Presión arterial baja: El agua de coco podría disminuir la presión arterial. Si tiene problemas de presión arterial, converse con su proveedor de atención médica antes de empezar a tomar agua de coco.

Problemas renales: El agua de coco contiene altos niveles de potasio. Generalmente, el potasio es eliminado a través de la orina si los niveles se elevan considerablemente. Sin embargo, esto no sucede si los riñones no funcionan de manera apropiada.

Cirugía: El agua de coco podría interferir con el control de la presión arterial durante y después de la cirugía. Deje de tomar bromelina durante al menos 2 semanas antes de una cirugía programada.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para la presión arterial alta (Fármacos antihipertensivos)

El agua de coco podría disminuir la presión arterial. Tomar agua de coco junto con medicamentos para la presión arterial alta puede causar que su presión arterial baje demasiado.

Algunos medicamentos para la presión arterial alta incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que pueden disminuir la presión arterial

El agua de coco podría disminuir la presión arterial. Su uso junto con otras hierbas y suplementos que reducen la presión arterial puede bajar demasiado la presión arterial. Algunos de estos productos son la salvia, el epimedium, el jengibre, el ginseng Panax, la cúrcuma, la valeriana y otros.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La dosis adecuada de agua de coco depende de varios factores como la edad del usuario, la salud y varias otras condiciones. En este momento no hay suficiente información científica para determinar un rango de dosis apropiado para el agua de coco. Recuerde que los productos naturales no siempre son necesariamente seguros, y la dosificación puede ser importante. Asegúrese de seguir las instrucciones correspondientes en los rótulos de los productos, y consulte con su farmacéutico, médico o proveedor de salud antes de usarla.

Otros nombres:

Asian Coconut Water, Coconut Drink, Coconut Fruit Water, Coconut H2O, Coconut Juice, Coconut Palm Water, Coconut Rehydration Solution, Cocos nucifera, Eau de Coco, Eau de Coco Verte, Eau de Jeune Coco, Eau de Jeunes Noix de Coco, Eau de Noix de Coco, Eau de Noix de Coco d’Asie, Eau du Fruit du Cocotier, Fresh Young Coconut Water, Green Coconut Water, Kabuaro Water, Young Coconut Water.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión