Ácido Docosahexaenoico (DHA)

¿Qué es?:

DHA (ácido docosahexaenoico) es un ácido graso que se encuentra en la carne de los peces de agua fría, incluyendo la macarela, el arenque, el atún, el lenguado, el salmón, el bacalao, la grasa de ballena y la grasa de lobo marino. También puede ser producida por un alga.

No confunda el DHA con el EPA (ácido eicosapentaenoico). Los dos se encuentran en el aceite de pescado, pero no son lo mismo. En el cuerpo el DHA puede convertirse en EPA en pequeñas proporciones. Vea los listados separados para el aceite de pescado y el EPA.

El DHA se usa como un suplemento para bebés prematuros y como ingrediente en la leche maternizada para bebés durante el primer año de vida para promover un mejor desarrollo mental. También se lo usa en una leche maternizada para bebés para prevenir las enfermedades pulmonares, enfermedades alérgicas, como el eccema y la rinitis alergia y para tratar la diarrea. Esta práctica probablemente empezó debido a que el DHA se encuentra en forma natural en la leche materna. En algunos casos, el DHA es utilizado en combinación con el ácido araquidónico.

El DHA también se ingiere solo o junto con EPA para mejorar la función mental en personas sanas o en aquellas con problemas mentales. También se los usa para mejorar la función mental en personas con demencia o deterioro mental relacionado con la edad. También se lo ingiere para tratar el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), depresión, comportamiento agresivo, enfermedad de Alzheimer, autismo y para prevenir la recurrencia en pacientes con esquizofrenia que dejaron de tomar medicamentos antipsicóticos.

El DHA se ingiere para tratar la diabetes, la enfermedad arterial coronaria (EAC), el ACV, los altos niveles de colesterol en sangre, la presión arterial alta y el cáncer, incluido el de mama y el de próstata. También se lo usa para tratar un tipo de hígado graso no relacionado con la ingesta de alcohol, obesidad, infecciones de oídos y problemas de aprendizaje en niños.

Ciertas personas usan DHA para mejorar la visión, prevenir la enfermedad ocular llamada degeneración macular relacionada con el envejecimiento (DMRE), tratar una condición en la vista llamadas retinitis pigmentaria, y aumentar los niveles de DHA en personas con fibrosis quística.

El DHA se ingiere en combinación con el ácido eicosapentaenoico (EPA) para tratar una variedad de afecciones, tales como la prevención e inhibición de las enfermedades del corazón, la estabilización del ritmo cardíaco; para prevenir la frecuencia cardiaca anormal después de una cirugía, y para tratar los dolores menstruales, el lupus y ciertas enfermedades renales. El DHA y el EPA se usan también combinados para prevenir las cefaleas migrañosas en adolescentes, el síndrome de Behcet, la psoriasis, el síndrome de Raynaud, la artritis reumática, el trastorno bipolar y la colitis ulcerosa.

También se utiliza en combinación con aceite de onagra, aceite de tomillo y vitamina E (Efalex) para mejorar los trastornos de movilidad en los niños con una afección llamada dispraxia.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Obstrucción de las arterias (enfermedad arterial coronaria). Un mayor consumo de DHA en la dieta está asociado con un menor riesgo de desarrollar pérdida de visión por envejecimiento.
  • Colesterol alto. La investigación sugiere que la ingesta diaria de 1,25-4 gramos de DHA puede disminuir los niveles de triglicéridos en personas con altos niveles de colesterol o altos niveles de triglicéridos. Podría También mejorara los niveles de colesterol en personas con, al menos, un factor de riesgo para la cardiopatía. No obstante, el DHA no parece disminuir el colesterol total en personas con altos niveles de colesterol. Además, la investigación muestra que no aumentar el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL o «bueno»), aunque existe cierta investigación contradictoria. El DHA podría aumentar el colesterol de lipoproteína de baja densidad (HDL o «malo»). No obstante, este efecto no podría ser significativo desde el punto de vista clínico. El DHA no parece disminuir los altos niveles de colesterol en niños.

¿Cómo funciona?:

El DHA juega un papel en el desarrollo de los tejidos de los ojos y los nervios. El DHA también podría reducir el riesgo de enfermedades al corazón y la circulación al disminuir el espesor de la sangre, disminuir la inflamación (hinchazón) y disminuir el nivel de los triglicéridos en la sangre.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El DHA es PROBABLEMENTE SEGURO para la mayoría de las personas y niños cuando se ingiere por vía oral. Se ha usado de manera segura durante un máximo de 4 meses. El DHA puede producir nausea, gas intestinal, hematomas y sangrado prolongado. El aceite de pescado que contiene DHA puede producir gusto a pescado, eructos, sangre de nariz y heces sueltas. El tomar el DHA con las comidas a menudo disminuye estos efectos secundarios.

El DHA es POSSIBLEMENTE SEGURO cuando se lo inyecta vía intravenosa (IV) junto con ácido graso araquidónico (EPA) durante un breve periodo. El DHA más el EPA ha sido usado de manera segura por VI durante un máximo de 14 días.

El DHA NO ES PROBABLEMENTE SEGURA cuando se ingiere en grandes cantidades. Cuando se usa en cantidades mayores de 3 gramos por día, los aceites que contienen DHA pueden adelgazar la sangre y aumentar el riesgo de sangrado. En las mujeres, este efecto podría ocurrir en una dosis baja de 1 gramo por día.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: El DHA es PROBABLEMENTE SEGURO si se usa en forma apropiada durante el embarazo y la lactancia. El DHA se usa comúnmente durante el embarazo y es uno de los ingredientes en algunas vitaminas prenatales. El DHA es un componente normal de la leche materna y se agrega como suplemento a algunas de las leches maternizadas para bebés. El DHA es un componente normal de la leche materna y se agrega como suplemento a algunas de las leches maternizadas para bebés.

Sensibilidad a la aspirina: El DHA podría afectar su respiración si usted es alérgico a la aspirina.

Condiciones de la sangre: El DHA solo no parece afectar la coagulación sanguínea. No obstante, cuando se lo ingiere con EPA, como en el aceite de pescado, las dosis mayores de 3 gramos podrían aumentar el riesgo de hemorragia.

Diabetes: La DHA parece aumentar los niveles de azúcar en la sangre en personas con diabetes tipo 2.

Presión arterial baja: El DHA puede bajar la presión arterial. Esto podría aumentar el riesgo de causar una marcada disminución de la presión arterial en personas que tienen presión arterial baja.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos para la diabetes (Antidepresivos)

El DHA podría elevar los niveles de azúcar en la sangre. Los medicamentos para la diabetes ayudan a disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Al aumentar los niveles de azúcar en la sangre, la DHA podría disminuir la efectividad de los medicamentos para la diabetes. Controle minuciosamente sus niveles de azúcar en sangre. Podría necesitar modificar la dosis de su medicamento para la diabetes.

Algunos medicamentos usados para la diabetes incluyen glimepirida (Amaryl), gliburida (Diabeta, Glynase, PresTab, Micronase), insulina, metformina (Glucophage), pioglitazona (Actos), rosiglitazona (Avandia) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (Fármacos antihipertensivos)

El DHA puede bajar la presión arterial. El tomar DHA junto con medicamentos para la presión arterial alta podría bajar demasiado la presión arterial.

Algunos de los medicamentos para la presión arterial alta incluyen captopril (Capoten), enalaprila (Vasotec), losasrtan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix) y muchos otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos que retardan la coagulación sanguínea (Anticoagulantes / fármacos Antiplaquetarios)

La ingesta de DHA de manera aislada no parece afectar la coagulación de la sangre. However. El DHA (ácido docosahexaenoico) es muy a menudo combinado con EPA (ácido eicosapentaenoico). El EPA podría retardad la coagulación sanguínea. El tomar DHA (ácido docosahexaenoico) junto con medicamentos que también retardan la coagulación podría aumentar las posibilidades de formación de hematomas y sangrado.

Algunos de estos medicamentos incluyen aspirina, clopidogrel (Plavix), diclofenac (Voltaren, Cataflam, otros), ibuprofeno (Advil, Motriz, otros), naproxeno (Anaprox, Naprosyn, otros), dalteparin (Fragmin), enoxaparina (Lovenox), heparina, warfarina (Coumadin) y otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial

EL DHA podría disminuir la presión arterial. El consumo de DHA junto con otras hierbas y suplementos que disminuyen la presión arterial podría causar una marcada disminución de la presión arterial. Algunos de estas hierbas y suplementos incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q10, aceite de pescado, L-arginina, licio, ortiga brava, teanina y otros.

Hierbas y suplementos que podrían retardar la coagulación sanguínea

El DHA solo no parece afectar la coagulación sanguínea. Sin embargo, cuando se da en combinación con EPA como aceite de pescado, podría aumentar el riesgo de sangrado en algunas personas cuando se toma junto con otras hierbas que retardan la coagulación sanguínea. Estas hierbas incluyen angélica, salvia miltiorrhiza, ajo, jengibre, ginkgo, trébol rojo, cúrcuma, sauce y otras.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

Las siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

ADULTOS
POR BOCA:

  • General: La DHA se administra usualmente con EPA (ácido eicosapentaenoico) como aceite de pescado. Se usó un amplio rango de dosis. Una dosis típica es 5 gramos de aceite de pescado que contienen 169-563 mg de EPA y 72-312 mg de DHA. Los expertos también recomiendan aumentar la ingesta diaria en la dieta de pescados de agua fría, incluido macarela, el arenque, el atún, el lenguado, el salmón.
  • Colesterol alto: Se usó 1.25 a 4 gramos de DHA por día durante 6-7 semanas. Además, se usó aceite de canola enriquecida con DHA, ingerido todos los días 4 veces por día.

Otros nombres:

Acide Docosahexaénoïque, Acide Gras d’Huile de Poisson, Acide Gras Oméga 3, Acide Gras N-3, Acide Gras W-3, ADH, DHA, Fish Oil Fatty Acid, N-3 Fatty Acid, Neuromins, Omega 3, Oméga 3, Omega 3 Fatty Acids, Omega-3 Fatty Acids, W-3 Fatty Acid.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión