La pintura corporal que protege de los insectos

La pintura corporal que protege de los insectos
Pintar rayas blancas en al piel tiene un efecto protector. | Foto: Gabor Horvath

Pintar rayas en la piel puede tener alcances insospechados, más allá del valor estético. Esta práctica milenaria se ha relacionado a un efecto protector para la piel.

Especialistas de Suecia y Hungría investigaron el efecto de la pintura corporal, como la que usan entre los pueblos indígenas. Así encontraron que estas marcas, que suelen ser rayas blancas, protegen la piel contra los insectos y sus picaduras y, por ende, de las enfermedades que estos producen.

La mayoría de las comunidades indígenas que pintan sus cuerpos viven en áreas donde hay una gran cantidad de moscas de sangre, mosquitos o moscas tsetse. Cuando estos insectos pican a las personas, existe el riesgo de que se transfieran bacterias, parásitos y otros patógenos.

Para realizar el estudio, los investigadores usaron diversos modelos humanos a escala real. Encontraron que un modelo de plástico marrón atrajo diez veces más insectos voladores que uno oscuro pintado con rayas blancas. También descubrieron que una figura humana de plástico de color beige atrajo al doble de insectos chupadores de sangre, como mosquitos, que el modelo a rayas.

Además, los científicos examinaron si la atracción de los insectos voladores difería si los modelos estaban tumbados o de pie. Los que estaban parados atrajeron solo a las hembras, mientras que los que estaban tumbados atrajeron a ambos géneros.

El mismo equipo de investigación que llevó a cabo este estudio ya había observado que las rayas de la cebra actúan como protección contra las moscas. También descubrieron que el pelaje pálido, por ejemplo, en los caballos, puede proporcionar protección, en comparación con el oscuro. Los nuevos hallazgos fueron publicados en Royal Society Open Science.

Las enfermedades transmitidas por vectores son cada vez más numerosas en Estados Unidos: entre 2004 y 2016, se triplicaron a casi 640,000 casos, según un informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Los vectores son organismos vivos que pueden transmitir enfermedades infecciosas entre humanos o de animales a humanos, bien sea porque porque son insectos chupadores de sangre, como garrapatas y mosquitos, o porque transportan agentes infecciosos, como las moscas.

Los mosquitos, por ejemplo, pueden transmitir enfermedades como el dengue, paludismo y zika, mientras que las moscas, al transportar agentes infecciosos en sus patas, pueden propagar la salmonelosis y la tifoidea, entre otras afecciones. Además, las moscas tsetsé transmiten la enfermedad del sueño, una infección que se propaga a través de la sangre debido a una picadura.

Prevenir afecciones causadas por insectos requiere del uso de repelentes y de ropas que protejan. Tal vez, a partir de las  investigaciones, en un futuro se sume a las medidas de prevención el uso de ropas de rayas blancas.

Más para leer sobre insectos:

Comparte tu opinión