¿En qué consiste la gestación subrogada?

¿En qué consiste la gestación subrogada?
La gestación subrogada, si bien está adecuadamente entendida de manera médica, no lo está suficientemente legislada en todo el mundo.

El embarazo es un acontecimiento esperado por algunas mujeres al llegar su madurez reproductiva, sin embargo existen ocasiones en las que este no puede lograrse debido a diversas circunstancias propias de cada mujer o incluso de la pareja.


Antes se pensaba que la gestación sólo podía lograrse a través de la fecundación producida por la unión del esperma masculino del padre y el óvulo femenino de la madre, y esta última sería quién llevaría a término la gestación hasta el momento del nacimiento, sin embargo hoy en día y gracias al avance de la ciencia esto no es lo que ocurre necesariamente para traer a un nuevo ser al mundo.

¿En que consiste la gestación subrogada?

La gestación subrogada, también conocida como “vientre de alquiler”, se da cuando una mujer presta su útero para que implanten un embrión y que otra persona o pareja logre la paternidad, sin embargo los genes son totalmente de quienes otorgan los gametos, óvulo y esperma y dicha madre sustituta sólo se encargará de permitir el crecimiento del bebé a lo largo de 9 meses en su útero y posteriormente su nacimiento.


En ello se basa esencialmente la gestación subrogada, aunque puedan existir diferentes variantes. En esta situación, la madre sustituta puede ser elegida por la madre, el padre o la pareja a conveniencia y según los criterios propios así como acordar con ella los términos en que se dará la gestación y los lineamientos a seguir durante el tiempo que dure para proporcionar las mejores condiciones posibles para el bebé y la madre.

Factores a considerar antes de la decisión

 Un tema controversial puede ser el aspecto económico o la remuneración a la madre sustituta y esto tiene que ser analizado por todos los participantes y sentar una base legal por escrito en el que se satisfagan las necesidades de todos y se esté de acuerdo. Puede existir el caso en el que la madre sustituta no solicite algún tipo de remuneración y que lleve a cabo la gestación subrogada de manera altruista y también es válido.


El hecho de que la madre sustituta reciba dinero a cambio de prestar su útero para gestar un embrión de otra persona o pareja no se considera un hecho ilegal, ya que se está otorgando un servicio y no incurre en ningún hecho ilícito porque biológicamente ella no es la madre del nuevo ser. Lo que sí sería un acto ilegal  que la madre sustituta quisiera quedarse con el nuevo bebé al momento de dar a luz. 

Actualmente existen figuras del medio público que han recurrido a este método para lograr sus deseos reproductivos y que sus hijos lo sean no sólo social, afectiva y culturalmente sino también de manera biológica. 


La gestación subrogada, si bien está adecuadamente entendida de manera médica, no lo está suficientemente legislada en el mundo, ya que existen países en los que no se tienen aún las bases legales para llevarse a cabo, por lo que es de vital importancia conocer el marco jurídico en cada lugar para evitar repercusiones futuras.



Comparte tu opinión