Taurina

Taurina

¿Qué es?:

La taurina es un ácido aminosulfónico, que generalmente se denomina aminoácido, un químico necesario para la formación de las proteínas. La taurina se encuentra en grandes cantidades en el cerebro, en la retina, en el corazón y en las células sanguíneas llamadas plaquetas. En los alimentos, las mejores fuentes de taurina se encuentran en la carne y el pescado.

A la taurina a veces se le llama un “aminoácido no esencial” para distinguirla de un “aminoácido esencial.” Un “aminoácido no esencial” puede ser producido por el cuerpo mientras que un “aminoácido esencial” no puede ser sintetizado por el cuerpo y debe ser proporcionado por la dieta. Las personas que, por algún motivo u otro, no pueden sintetizar taurina, deben obtener toda la taurina de la dieta o de suplementos. Los suplementos son necesarios para los infantes que no están amamantando ya que todavía no han desarrollado la habilidad para producir taurina y la leche de vaca no proporciona suficiente taurina. Por esa razón, a menudo se agrega taurina a las leches maternizadas. Las personas alimentadas por sonda a menudo necesitan taurina y esta es agregada a los productos nutricionales que usan. El exceso de taurina se elimina por los riñones.

Algunas personas toman suplementos de taurina como un medicamento para el tratamiento de la insuficiencia cardiaca congestiva, para la presión arterial alta, para la enfermedad del hígado (hepatitis), para el colesterol alto (hipercolesterolemia) y para la fibrosis quística. También se usan para las enfermedades con convulsiones (epilepsia), para el autismo, el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), para problemas oculares (enfermedades de la retina), para la diabetes, psicosis y el alcoholismo. Se usa además para mejorar el rendimiento mental, para prevenir los efectos secundarios de la quimioterapia y como un antioxidante. Los antioxidantes protegen las células del daño que puede resultar como consecuencia de ciertas reacciones químicas que involucran al oxigeno (oxidación).

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Insuficiencia cardiaca congestiva (CHF). La ingesta de 2-3 gramos de taurina una o dos veces por día durante 6-8 semanas parece mejorar el funcionamiento del corazón y los síntomas en los pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva moderada (Asociación Cardiaca de Nueva York (NYHA) grupo funcional II) o con insuficiencia cardiaca congestiva severa (Asociación Cardiaca de Nueva York (NYHA) grupo funcional IV). Algunos pacientes con insuficiencia cardiaca severa mejoran rápidamente y pasan de la clase NYHA IV a la II después de 4 a 8 semanas de tratamiento. La mejoría parece continuar, por hasta un año, mientras continua el tratamiento con taurina.
  • Enfermedad del hígado (hepatitis). La investigación preliminar muestra que la ingesta diaria de 1,5-4 gramos de taurina durante un máximo de tres meses mejora el funcionamiento del hígado en los pacientes con hepatitis.

¿Cómo funciona?:

Los investigadores no saben con seguridad por qué la taurina parece ayudar para la insuficiencia cardiaca congestiva (CHF). Hay cierta evidencia que indica que mejora el funcionamiento del ventrículo izquierdo, una de las cámaras del corazón. La taurina podría también ayudar para la insuficiencia cardiaca al bajar la presión arterial y calmar el sistema nervioso simpático, que a menudo está demasiado activo en las personas con presión arterial elevada y con CHF. El sistema nervioso simpático es la parte del sistema nervioso que responde al estrés.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

Cuando se toma por vía oral y en las cantidades apropiadas la taurina POSIBLEMENTE ES SEGURA para la mayoría de los adultos y niños. En los adultos, la taurina ha sido usada con seguridad en estudios de hasta un máximo de 3 meses. En los niños ha sido usada en forma segura por hasta 4 meses. Ninguna de las personas que han participado en los estudios de investigación han reportado algún efecto secundario asociado con el uso de taurina. Hay un informe, eso sí, de un fisiculturista que sufrió daño cerebral después de tomar alrededor de 14 gramos de taurina en combinación con insulina y esteroides anabólicos. No se sabe si esto ocurrió debido a la taurina o los otros medicamentos que tomó.

Advertencias y precauciones especiales:

Embarazo y lactancia: No se tiene suficiente información acerca de la seguridad del uso de la taurina durante el embarazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Trastorno bipolar: Hay preocupación de que el tomar demasiada taurina podría empeorar esta condición. En un caso, un hombre de 36 años cuyo trastorno bipolar estaba controlado tuvo que ser hospitalizado cuando presentó síntomas de manía después de beber, durante un periodo de 4 días, varios tarros de una bebida energizante que contiene taurina, cafeína, inositol y otros ingredientes (Red Bull Energy Drink). No se sabe si esto está relacionado con la taurina, cafeína, inositol, un ingrediente diferente o una combinación de ingredientes.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Litio

La taurina, podría reducir el flujo de orina y disminuir la rapidez con que el litio es eliminado. Esto podría aumentar los niveles de litio en el cuerpo. Como resultado de esto, su proveedor de atención médica podría tener que disminuir su dosis de litio.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (medicamentos antihipertensivos)

La taurina podría disminuir la presión arterial en ciertas personas. La ingesta de taurina junto con medicamentos usados para reducir la presión arterial alta podría causar una marcada disminución de la presión arterial. Sin embargo, no es claro si esto representa un problema grave. No ingerir demasiada taurina si ingiere medicamentos para la presión arterial alta.

Algunos medicamentos para la presión arterial incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartan (Cozaar), valsartan (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDIURIL), furosemida (Lasix) entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

La taurina podría disminuir la presión arterial. Si se lo ingiere junto con otras hierbas y suplementos que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de la presión arterial en ciertas personas. Algunos de estos productos incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q10, aceite de pescado, L-arginina, licio y otros.

¿Existen interacciones con alimentos?:

La taurina podría aumentar la cantidad de lípidos que el cuerpo absorbe.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Insuficiencia cardiaca congestiva: Se usó 1,5-6 gramos de taurina por día o dividida en 3 dosis.
  • Hepatitis: 1.5-4 gramos de taurina por día durante un máximo de 3 meses.

Otros nombres:

2-Aminoethylsulfonic Acid, 2-Aminoethane Sulfonic Acid, Acide Aminoéthylsulfonique, Acide Kétoisocaproïque de Taurine, Acid Aminoethanesulfonate, Aminoethanesulfonate, Aminoéthylsulfonique, Éthyl Ester de Taurine, L-Taurine, Taurine, Taurine Ethyl Ester, Taurine Ketoisocaproic Acid.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión