Ácido Caprílico

Ácido Caprílico

¿Qué es?:

l ácido caprílico es un ácido graso de cadena media encontrado en el aceite de palma, aceite de coco y la leche de humanos y bovinos.

El ácido caprílico se ingiere para tratar la epilepsia (convulsiones), bajos niveles de la proteína albumina en la sangre en personas sometidos a diálisis, trastornos digestivos como disbiosis (niveles anormales de bacteria en el estómago), absorción anormal de las grasas y quilotórax (derrame de una sustancia llamada quilo en la cavidad torácica).

Cuando se ingiere como parte de dieta cetogénica o triglicérido de cadena media (MCT), el ácido caprílico parece ayudar a reducir el número de convulsiones en personas con epilepsia. Sin embargo, los efectos secundarios y las dificultades que siguen la dieta parecen limitar su uso a largo plazo. Se necesita más evidencia para evaluar el ácido caprílico para estos usos.

¿Qué tan efectivo es?:

Natural Medicines Comprehensive Database (La Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales) clasifica la eficacia, basada en evidencia científica, de acuerdo a la siguiente escala: Eficaz, Probablemente Eficaz, Posiblemente Eficaz, Posiblemente Ineficaz, Probablemente Ineficaz, Ineficaz, e Insuficiente Evidencia para Hacer una Determinación.

La clasificación de la eficacia para este producto es la siguiente:

  • Convulsiones (epilepsia). Cuando se ingiere como parte de dieta cetogénica o triglicérido de cadena media (MCT), el ácido caprílico parece ayudar a reducir el número de convulsiones en personas con epilepsia. Sin embargo, los efectos secundarios y las dificultades que siguen la dieta parecen limitar su uso a largo plazo.
  • Bajos niveles de albumina en sangre (hipoalbuminemia) en personas sometidas a diálisis.
  • Trastornos digestivos.
  • Absorción anormal de grasas (intolerancia a los lípidos).
  • Disminución del derrame de una sustancia llamado quilo en la cavidad torácica (quilotórax).
  • Otras condiciones.
Se necesita más evidencia para evaluar el Cannabidiol para estos usos.

¿Cómo funciona?:

El ácido caprílico podría disminuir la presion sanguínea en alunas personas. También puede darse como parte de una prueba usada para medir el vacío gástrico.

¿Hay preocupación por la seguridad de su uso?:

El ácido caprílico ES PROBABLEMENTE SEGURO en la mayoría de personas cuando se ingiere en cantidades presentes en los alimentos o cuando se usa en dosis aprobadas como suplemento nutricional y en pruebas para medir el vacío gástrico. Esto podría causar algunos efectos secundarios, incluidos náuseas, distensión abdominal y diarrea.

El ácido caprílico es ES POSIBLEMENTE SEGURO cuando se ingiere como parte de una dieta cetogénica o de una dieta alta en triglicéridos de cadena media (MCT) bajo supervisión médica. Sin embargo, las dietas que contienen altas cantidades de ácido caprílico podrían causar estreñimiento, vómitos, dolor de estómago, bajos niveles de calcio en la sangre, somnolencia i problemas de crecimiento.

El ácido caprílico NO ES PROBABLEMENTE SEGURO cuando se ingiere en personas con una condición conocida como deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media (MCAD). Las personas con esta condición no pueden descomponer el ácido caprílico de manera apropiada. Esto puede conducir a altos niveles de ácido caprílico en la sangre, lo que podría aumentar el riesgo de entrar en coma.

Precauciones especiales y Advertencias:

Embarazo y lactancia: No se conoce demasiado sobre la seguridad del ácido caprílico durante el embrazo y la lactancia. Sea precavida y evite su uso.

Enfermedad hepática: El hígado descompone el ácido caprílico. Existe cierta inquietud de que las personas con enfermedad hepática podrían no tener la capacidad de descomponer el ácido caprílico. Esto podría causar un aumento de los niveles de ácido caprílico en la sangre. Existe cierta inquietud de que las personas con enfermedad hepática podrían no tener la capacidad de descomponer el ácido caprílico. Úsese con precaución hasta tanto se tena más información sobre el producto.

Baja presión arterial (hipotensión): El ácido caprílico conjugado puede disminuir la presión arterial. En teoría, el ácido caprílico podría causar una marcada disminución de la presión arterial en personas propensas a presión arterial baja. Úsese con precaución.

Deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media (MCAD): Las personas con MCAD no pueden descomponer el ácido caprílico de manera apropiada. Esto puede conducir a altos niveles de ácido caprílico en la sangre, lo que podría aumentar el riesgo de entrar en coma. Evite su uso.

¿Existen interacciones con medicamentos?:

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)

Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) se usan para disminuir el dolor y la hinchazón. En la sangre, los AINE se ligan a una proteína llamada albumina. Una vez ligados a la albumina, los AINE no son activos. Una vez desligados a la albumina, los AINE no son activos. El ácido caprílico también puede ligarse a la albumina. La ingesta de ácido caprílico junto con AINE podría desligar los AINE de la albumina y aumentar la cantidad del producto que se activa. Esto podría aumentar los efectos y los efectos secundarios de los AINE.

Algunos AINE incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin, Nuprin, otros), indometacina (Indocin), naproxeno (Aleve, Anaprox, Naprelan, Naprosyn), piroxicam (Feldene), aspirina, entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Medicamentos para la presión arterial alta (medicamentos antihipertensivos)

El ácido caprílico podría disminuir la presión arterial. La ingesta de ácido caprílico con medicamentos usados para la hipertensión arterial podría causar una marcada disminución de la presión arterial.

Ciertos medicamentos para la hipertensión arterial incluyen captopril (Capoten), enalapril (Vasotec), losartán (Cozaar), valsartán (Diovan), diltiazem (Cardizem), amlodipina (Norvasc), hidroclorotiazida (HydroDiuril), furosemida (Lasix), entre otros.

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

Warfarina (Coumadin)

En la sangre, la warfarina (Coumadin) se liga con una proteína llamada albumina. Una vez ligados a la albumina, los AINE no son activos. Una vez desligados a la albumina, los AINE no son activos. Al igual que la warfarina, el ácido caprílico se liga a la albumina. La ingesta de ácido caprílico junto con warfarina podría desligar la warfarina de la albumina. Esto podría aumentar los efectos de la warfarina y amentar la probabilidad de formar hematomas y tener sangrados. Asegúrese de realizarse análisis sanguíneos de manera regular. Podría ser necesario modificar la dosis de warfarina (Coumadin).

Grado de interacción: Moderadas

Tenga cuidado con esta combinación

Converse con su proveedor de atención médica.

¿Existen interacciones con hierbas y suplementos?:

Hierbas y suplementos que podrían disminuir la presión arterial

El ácido caprílico podría disminuir la presión arterial. La ingesta de ácido caprílico junto con otros productos naturales que tienen el mismo efecto podría causar una marcada disminución de la presión arterial en la sangre. Algunas de estos productos incluyen andrographis, péptidos de caseína, uña de gato, coenzima Q-10, aceite de pescado, L-arginina, licio, ortiga brava, teanina, entre otras.

¿Existen interacciones con alimentos?:

No se conoce ninguna interacción con alimentos.

¿Qué dosis se utiliza?:

La siguientes dosis se han estudiado en investigación científica:

POR BOCA:

  • Para evaluar el vacío gástrico: Se han agregado 100 mg of ácido caprílico a 40 gramos de aceite o a alimento sólido y se ha ingerido antes de la prueba.

Otros nombres:

Octanoato, Ácido octanoico.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

Comparte tu opinión