SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

Marihuana medicinal: no todos los médicos quieren recetarla

En el sector salud, un medicamento es una droga que ha pasado por un sinnúmero de pruebas clínicas, audiencias públicas y la aprobación de organismos oficiales como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), en el caso de los Estados Unidos. 

Los medicamentos son probados para determinar su seguridad y eficacia. Son estrictamente regulados, desde su producción hasta la distribución. Las recetas indican medidas exactas, de hasta un miligramo.

En  EE.UU. la marihuana medicinal  es legal  en 33 estados y en el Distrito de Columbia, hasta el momento.  A pesar de la expansión del uso y de la aparición de cada vez más dispensarios que la venden con receta, hay organizaciones médicas estatales y organizaciones de salud que siguen oponiéndose a recetarla porque dicen que no cumple con los requisitos que debe seguir cualquier medicamento aprobado.

Las leyes del estado de Ohio permiten que se recete marihuana para 21 condiciones de salud, las que incluyen sida, cáncer, epilepsia, esclerosis múltiple, dolores agudos, y colitis ulcerativa. Sin embargo, médicos de la Clínica Cleveland anunciaron que no van  a recetar marihuana medicinal porque creen que hay alternativas más seguras. 

No cumple con los requisitos

"En lugar de depender de la marihuana, nosotros – gobiernos, entes reguladores, investigadores médicos y empresas farmacéuticas – necesitamos enfocarnos en la investigación que separe sustancias específicas encontradas en la marihuana, para producir un medicamento con una dosis definida, y hacer pruebas y someterlas al proceso regulador", explicó el doctor Paul Terpeluk, de la Clínica Cleveland.

Ese tipo de productos aprobados por la FDA, derivados del cannabis ya existen. Recientemente fue aprobado uno para la epilepsia, y hay más en varias etapas de investigación y desarrollo. 

"Debe quedar claro que hay una diferencia entre medicamentos y la marihuana medicinal, en el sentido popular de la frase. En el año 2017, los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos financiaron 330 proyectos sobre investigación relacionada al cannabis, por un total de 140 millones de dólares", agregó Terpeluk.

Esos son tipos de medicamentos derivados de la marihuana que sí apoya y receta la Clínica Cleveland.  Pero desafortunadamente, aclara el doctor, "eso no es lo que está a la venta en los dispensarios de Ohio". Productos como vaporizadores, comestibles, aceites, tinturas y parches carecen de una dosis fija y especificaciones uniformes

Los medicamentos aprobados por la FDA ofrecen uniformidad y es el mismo que se vende en cualquier ciudad. Se espera que lo mismo ocurra con  la marihuana medicinal para evaluar científicamente a los ingredientes activos que podrían conducir a terapias médicas.

Los pacientes merecen saber si las medicinas  que usan para controlar sus síntomas son seguras y efectivas. "Y el personal médico necesita tener confianza en que un tratamiento funcionará debidamente. Como proveedores de cuidados de salud, nuestra meta es ayudar a los pacientes, tratar sus condiciones, mejorar su calidad de vida y aliviar su sufrimiento, siempre dentro de los parámetros de la evidencia científica", dijo Terpeluk

  Más información sobre marihuana medicinal:

7 secretos de la marihuana medicinal

Qué es la marihuana medicinal

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Guía de medicamentos a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad