SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cerrar
Regístrate y pregúntale al experto
Explica en pocas palabras tu situación o duda y luego llena tus datos para poder ayudarte mejor.
* Campo requerido
* ¿Como te gustaría ser contactado? (Elige una opción)
Telefono
GRACIAS por registrarte y enviar tu pregunta
Un experto se pondrá en contacto contigo en los próximos días.
¿Prefieres hablar directamente con un experto de Salud Univision y HolaDoctor?
Llama al 1-844 SEGURO3. Es gratis y confidencial.
* Solo para uso en Estados Unidos

Pilates: Una opción en tu embarazo

Por HolaDoctor -

Pilates es una forma de ejercicio de bajo impacto creada por Joseph Pilates durante la primera guerra mundial. Su finalidad es mejorar la postura además de fortalecer y tonificar los músculos sin utilizar pesas, combinando la fuerza y la flexibilidad con la respiración y relajamiento. 

Estos ejercicios pueden ser practicados en máquinas especiales o bien sobre el piso. Consiste en realizar pocas repeticiones concentrando los movimientos en los músculos del abdomen y de la pelvis, lo que se conoce en pilates como el núcleo estable.

Pilates en el embarazo

Durante el embarazo, los músculos de tu abdomen y pelvis se estiran y pueden debilitarse, lo que ocasiona un mayor riesgo de sufrir de incontinencia urinaria. Para ello, estos ejercicios son muy útiles, pues trabajas directamente sobre los músculos de tu abdomen y pelvis.

Además, como la mayoría de los ejercicios se realizan ya sea acostada o sobre tus manos y piernas, estas posiciones resultan ideales para aliviar dolores de espalda. A la vez, trabajas las piernas, mejorando así la circulación y reduciendo los dolores.

Antes de empezar tu rutina

Es importante que sigas estas recomendaciones antes de empezar tu rutina de pilates para realizarla adecuadamente:

  • Visita a tu médico para que te examine a ti y a tu bebé y si durante tu embarazo experimentas algún tipo de dolor, suspende el ejercicio y llama a tu médico.
  • Antes de comenzar una rutina de pilates, asegúrate de que puedes mantener contraída tu pelvis por al menos 10 segundos (recostada en el suelo, eleva la cadera y contrae los músculos de la pelvis y de tu abdomen).
  • Coloca tus rodillas y tus manos en el suelo, manteniendo tu espalda recta. Respira profundo y cuando exhales, lleva tu ombligo hacia adentro y mantén esta contracción durante 10 segundos. Respira y luego relaja los músculos. Si puedes realizar este ejercicio con facilidad diez veces seguidas, entonces tus músculos abdominales y pélvicos están trabajando bien.
  • Asegúrate de indicarle a tu entrenador(a) que estás embarazada. Así, él/ella te asesorará acerca de cuáles ejercicios puedes realizar durante este periodo, o bien puedes ver la posibilidad de tomar clases de pilates diseñadas especialmente para embarazadas.

Ten en cuenta que es muy importante que te mantengas saludable durante tu embarazo y pilates es una manera fácil de ejercitarte y sentirte bien sin hacer mucho esfuerzo.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad