Este contenido ha sido archivado y puede no estar actualizado

Alarma: otro caso de rabia por vampiros

Según informó el Departamento de Salud de Massachussetts, el hombre, de quien no se ha dado a conocer el nombre, es residente de Cape Cod y se encuentra en estado crítico.

A principios de diciembre, una mujer en Carolina del Norte murió a causa de la rabia que contrajo por la mordedura de un vampiro. Y, en julio, un joven de 19 años, un trabajador agrícola inmigrante que había sido mordido en el talón por un vampiro en su natal Michoacán, murió en Louisiana.

Alarma: otro caso de rabia por vampiros

En ese momento, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reportaron que la muerte del joven era la primera por rabia contraída por mordedura de vampiro que ocurría en el país.

Lo alarmante es que los CDC creían que el riesgo de vampiros con rabia estaba confinado a los estados del sur, pero, ahora, el caso de Massachussetts rompe con esa teoría. La alarma comienza a ser nacional.

Esta forma agresiva de la rabia tiene un período de incubación de sólo 15 días, agregaron los CDC. Y causa una encefalitis (inflamación en el cerebro) mortal. Aunque las poblaciones de vampiros están confinadas en América Latina, el cambio climático podría estar forzando su migración hacia el norte, advirtieron.

Estados Unidos ha registrado, desde 2000, 32 casos de rabia humana, en su mayoría a partir de una variante de la rabia canina, ocho de los cuales fueron adquiridos en el extranjero. Dos de los casos se originaron en México.

Ahora, "hay que instar a la población a evitar el contacto con vampiros y en lo posible a vacunarse", enfatizaron los CDC.

El virus de la rabia se encuentra en la saliva de los vampiros. Los primeros síntomas de que se ha adquirido rabia son similares a los de una gripe: fiebre, dolor de cabeza y debilidad general. Si la persona fue mordida debe informarlo inmediatamente: la administración de un suero antirábico puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Más para leer:

Comparte tu opinión