¿Qué pasa cuando la mamá y su bebé tienen diferente tipo sanguíneo y factor Rh?

¿Qué pasa cuando la mamá y su bebé tienen diferente tipo sanguíneo y factor Rh?
Acude a tus citas de control prenatal y si tienes Rh negativo siempre los estudios prenatales son necesarios, está alerta, la salud de tu bebé podría estar en peligro.

El embarazo es un proceso complejo en el cual se encuentran involucrados muchos mecanismos para que se pueda llevar a cabo. 

Dentro de los primeros estudios que se realizan durante el control prenatal de la mujer embarazada y que es de gran importancia, es conocer el grupo y factor Rh (Rhesus) materno.

Se debe de prestar gran atención cuando la madre tiene un factor Rh negativo y el padre tiene un factor Rh positivo, ya que puede ocurrir que el hijo herede el factor Rh positivo del padre, el cual no lo tiene la madre, generando una Isoinmunización materno-Fetal que puede causar muchos problemas a su siguiente hijo si tiene también un factor Rh positivo. 

Siendo los principales antígenos causantes de esta incompatibilidad el D,C, c, E y e. 

Incompatibilidad en el tipo de sangre entre madre y feto

Y es que puede ocurrir que exista una incompatibilidad en el tipo de sangre entre la madre y el feto, siendo la madre Rh negativo y el hijo Rh positivo.

Es decir, que habrá en el eritrocito del feto una partícula que no sea reconocida como propia en el cuerpo de la madre del feto, de tal forma que la madre creará anticuerpos contra los antígenos de superficie que se encuentran en la membrana de los eritrocitos y los atacarán sus células de defensa y por lo tanto los destruirán (hemólisis).

¿Cuándo es necesaria una transfusión de sangre?

Por lo que los primeras manifestaciones que se encontrarán será la anemia en el feto y requerirá de una hemotransfusión in útero; esta situación puede ser tan grave hasta producir una condición denominada hidrops fetal y posteriormente la muerte.

En el primer embarazo generalmente no existirá ningún problema ya que no existe sensibilización que es el primer paso que ocurre, en el cual se pone en contacto la sangre materna con la sangre fetal y se crean los anticuerpos que destruirán a esos eritrocitos fetales que los considerará como antígenos, es decir, sustancias extrañas a las cuales atacar lo cual se presentará en el siguiente evento obstétrico.

Usualmente para que exista una sensibilización se debe de presentar una hemorragia obstétrica o puede ocurrir en cualquier evento obstétrico en el cual haya habido contacto entre sangre materna y fetal tales como en el parto, cesárea, aborto, en un embarazo ectópico, en una muerte fetal o la realización de algún procedimiento invasivo como amniocentesis o biopsia de vellosidades coriales o en un trauma obstétrico, entre otros.

Medidas preventivas para asegurar la salud del futuro bebé

Para prevenir esta sensibilización se tendrá que aplicar 300 ug de Gammaglobulina anti-D en las primeras 72 horas del proceso sensibilizante y así evitar que existan complicaciones en el siguiente embarazo con su bebé. 

Así mismo se puede aplicar durante la semana 28 de gestación o aplicar una vez que nazca el bebé y determinar si su factor Rh es positivo teniendo las primeras 72 hrs para su aplicación.

Detectar posibles riesgos

Si presentan nuevamente un embarazo es recomendable realizar pruebas para valorar si existe un riesgo de que el bebé presente alguna complicación tales como prueba de Coombs indirecta en donde una titulación mayor a 1:16 puede ser factor de alto riesgo para complicaciones del bebé y se debe de dar un seguimiento más estrecho y realizar otros estudios como el ultrasonido en el cual se mide el líquido amniótico (polihidramnios) así como ver si hay edema placentario.

Así mismo en el ultrasonido se realiza una flujometría doppler de la arteria cerebral media con la cual se valoran ciertos parámetros que nos pueden decir el grado de anemia del bebé para determinar si requiere alguna transfusión sanguínea y valorar el mejor momento y vía de su interrupción acorde a los resultados que se obtengan durante su seguimiento estrecho para evitar desenlaces negativos.

Acude a tus citas de control prenatal y si tienes Rh negativo siempre los estudios prenatales son necesarios, está alerta, la salud de tu bebé podría estar en peligro.

Comparte tu opinión