Un antidepresivo podría ayudar a prevenir una COVID-19 grave

Un antidepresivo podría ayudar a prevenir una COVID-19 grave
La fluvoxamina podría ser una terapia que evite que los pacientes se enfermen tanto que necesiten oxígeno suplementario | Foto: GETTY IMAGES

La fluvoxamina, un antidepresivo mejor conocido por la marca Luvox, podría ayudar a prevenir una enfermedad grave en los pacientes con COVID-19 que todavía no han sido hospitalizados, según un estudio reciente.

La fluvoxamina es uno de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) más antiguos y se prescribe a pacientes con depresión mayor en muchos países. Se usa para tratar el trastorno obsesivo compulsivo (pensamientos molestos que no desaparecen y la necesidad de realizar determinados actos una y otra vez) y el trastorno de ansiedad social (temor excesivo a interactuar con otras personas o a presentarse ante ellas, que interfiere en la vida normal).

El estudio incluyó a 152 pacientes infectados con una COVID-19 entre leve y moderada. De ellos, 80 tomaron fluvoxamina y 72 tomaron un placebo, durante 15 días. Estos pacientes que tomaron fluvoxamina no desarrollaron dificultades respiratorias graves ni requirieron hospitalización por problemas con la función pulmonar, según el estudio.

Al final de ese período, ninguno de los pacientes que tomaron el fármaco había experimentado una progresión de su infección a una enfermedad grave, en comparación con seis (un 8.3 por ciento) de los pacientes que tomaron el placebo, según investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis.

"La mayoría de los tratamientos en investigación para la COVID-19 se han dirigido a los pacientes más enfermos de todos, pero también es importante encontrar terapias que eviten que los pacientes se enfermen tanto que necesiten oxígeno suplementario o que tengan que ir al hospital. Nuestro estudio sugiere que la fluvoxamina podría ayudar a cubrir ese nicho", dijo el Dr. Eric Lenze, profesor de psiquiatría en una entrevista con HealthDay.

¿Cómo actúa el antidepresivo?

La fluvoxamina, de uso común en el tratamiento de la depresión, el trastorno obsesivo compulsivo y el trastorno de ansiedad social, es un tipo de fármaco llamado inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS). Este clase de fármacos también incluye a medicamentos como Prozac, Zoloft y Celexa.

Pero, a diferencia de otros ISRS, la fluvoxamina tiene una interacción potente con una proteína llamada receptor sigma-1, que ayuda a regular la respuesta inflamatoria en el cuerpo.

Hay varias formas en que este fármaco podría funcionar para ayudar a los pacientes con COVID-19. Según una de las investigadoras, la Dra. Angela Reiersen, profesora asociada de psiquiatría,  la droga podría estar interactuando con el receptor sigma-1 para reducir la producción de moléculas inflamatorias.

Investigaciones anteriores han demostrado que la fluvoxamina puede reducir la inflamación en animales, y podría estar haciendo algo similar en los pacientes.

Hace unos años, otro estudio demostró los beneficios de otro antidepresivo, fluoxetina (Prozac) para la recuperación de pacientes que habían sufrido un accidente cerebrovascular (ACV) o stroke probablemente al aumentar el nivel de serotonina en el sistema nervioso central

Al reducir la inflamación, la fluvoxamina podría prevenir una repuesta inmunitaria hiperactiva en los pacientes con COVID-19. Esto, a su vez, podría reducir su riesgo de una enfermedad grave y muerte.

"Nuestra meta es ayudar a los pacientes que al principio están suficientemente bien como para estar en casa y evitar que se enfermen tanto que tengan que ser hospitalizados", dijo la Dra. Caline Mattar, profesora asistente de medicina de la División de Enfermedades Infecciosas. "Lo que hemos visto hasta ahora sugiere que la fluvoxamina podría ser una herramienta importante para lograr esa meta".

El Dr. Amesh Adalja es experto sénior en el Centro de Seguridad en la Salud de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore. No participó en el estudio, pero dijo que la investigación es "notable, no solo debido a su resultado positivo (necesitamos con desesperación un medicamento que evite que los pacientes con COVID tengan que ir al hospital) sino también debido a la forma en que se realizó".

Pero Adalja enfatizó que se necesita un ensayo de mayor tamaño "para ver si los hallazgos promisorios se sostienen".

Los investigadores añadieron que planifican iniciar un estudio de este tipo en las próximas semanas, y que incluirá a pacientes de todo Estados Unidos.

¿Qué es la fluvoxamina?

La fluvoxamina se usa para tratar el trastorno obsesivo compulsivo (pensamientos molestos que no desaparecen y la necesidad de realizar determinados actos una y otra vez) y el trastorno de ansiedad social (temor excesivo a interactuar con otras personas o a presentarse ante ellas, que interfiere en la vida normal). 

La fluvoxamina también se usa a veces para tratar la depresión.

La fluvoxamina pertenece a una clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés). Actúa aumentando las concentraciones de serotonina, una sustancia natural del cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental.

El estudio preliminar aparece en la edición en línea del 12 de noviembre de la revista Journal of the American Medical Association.

Más información sobre tratamientos para COVID

Lo último  sobre la COVID-19, casos, vacunas y prevención 

FUENTES: HealthDay, MedlinePlus, Amesh Adalja, M.D., senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Washington University in St. Louis, news release, Nov. 12, 2020

Comparte tu opinión