fbpx
Juan Carlos Fuentes
Juan Carlos Fuentes

Uso de pesarios en mujeres con prolapso de órganos pélvicos

Con la edad y la menopausia con la supresión de estrógenos y el hecho de haber tenido múltiples partos, obesidad u otras condiciones que aumentan la presión intraabdominal, hacen que las paredes vaginales y el tejido conectivo de soporte y sostén de los órganos pélvicos pierden su fortaleza y rigidez y esto hace que tiendan a prolapsarse ya sea la vejiga, el útero, el intestino o el recto por el canal vaginal generando las molestias características en estas pacientes.

 

Existen diversos tratamientos para el prolapso de órganos pélvicos (POP), desde medidas conservadoras, ejercicios para fortalecimiento del piso pélvico, hasta el uso de pesarios que son dispositivos mecánicos que se utilizan para evitar dicho prolapso y por último la cirugía; esto dependerá del grado de prolapso que presenten, así como la edad y si son o no son candidatas para manejo quirúrgico.

 El uso de pesarios puede ser indicado en aquellas pacientes con síntomas importantes secundarios al POP como primera opción o en caso de que las pacientes no sean candidatas a manejo quirúrgico. Usualmente las pacientes que más tienden a usarlo son pacientes mayores de 65 años de edad y que no son candidatas a cirugía, sin embargo, también pacientes menores de 65 años pueden utilizarlos y pueden ser una buena opción de tratamiento.

 El médico especialista será quien te oriente sobre los beneficios y efectos secundarios que puede tener cada una de las terapias existentes al respecto y si la inclinación es sobre el uso de pesarios esto es lo que debes de saber:

 -Existen un gran número de pesarios que se pueden utilizar para resolver este problema, los hay con soporte y sin soporte, de diferentes formas tales como anillos, cubos, donas, entre otros.

 – Así también hay de diferentes tamaños, por lo que se debe de utilizar un pesario muestra y hacer algunas pruebas para determinar cuál es el mejor para cada paciente, una vez encontrando, se mandará a fabricar y se colocará por el médico especialista.

 -Existen pesarios que se pueden enseñar a los pacientes a utilizarlos, quien lo puede quitar, limpiar y recolocar. La recomendación es insertar el pesario por la mañana y retirarlo en la noche y cuando va a tener relaciones sexuales, aunque aquellos que no tienen soporte pueden usarse también durante las relaciones sexuales; así como hay otros pesarios que solo podrán ser quitados y colocados por personal calificado, teniendo que llevar un seguimiento cada mes o cada seis meses dependiendo del caso por personal calificado.

 ¿Cuáles son las complicaciones del uso de pesarios?

 Dentro de las complicaciones de su uso se encuentran aumento de las secreciones vaginales, erosión y úlceras vaginales, impactación en vagina, atipias citológicas, dolor, incontinencia urinaria de esfuerzo. Por lo que es recomendable que si tienes este problema acudas con tu uro-ginecólogo para una adecuada valoración y juntos elijan la mejor opción de acuerdo al grado de problema que se presente y si eres candidata a algún manejo quirúrgico como la histerectomía vaginal reconstructiva.

Artículos recomendados sobre este tema:

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs