fbpx
Leopoldo Rendon
Leopoldo Rendon

Tecnología de Realidad Virtual y salud mental

La mente y los fenómenos que la caracterizan: percepciones, pensamientos, emociones, sentimientos, conductas, imagenes, fantasía etc. son un producto de la actividad del cerebro.

Ese universo virtual que construye nuestro cerebro y que nos define, está en constante cambio e interacción con el ambiente físico, psicológico y social que lo rodea. La experiencia vital se tiñe de una cualidad afectiva, que en lo posible esperamos que sea agradable o por lo menos que no sea dolorosa.

En algún momento de nuestras vidas, este objetivo no se alcanza, y peor aún, en algunas circunstancias factores internos y externos, a partir de un momento clave de nuestra experiencia vital, hacen que la capacidad para adaptarnos y enfrentar el estrés se pierda.

Empezamos a sufrir de manera episódica, repetitiva o crónica. Para enfrentar esto; psicólogos, psiquiatras y otros especialistas que trabajan con la salud mental recurren a técnicas terapéuticas, como la terapia con la conversación (psicoterapia), fármacos (psicofármacos) y otros recursos.

Con la aparición de las tecnologías de la informática y la comunicación, nuevos recursos hacen acto de presencia en el área de la salud mental. El uso de la tecnología de realidad virtual está dando mucho de qué hablar.

Se recurre a esta tecnología para investigación en psicopatología (origen de los trastornos mentales), evaluación y tratamiento. Más de 20 años de investigación documentan su uso, pero es recientemente con el avance tecnológico y el abaratamiento de los equipos, que se desplaza su uso de los laboratorios y las universidades al consultorio de los especialistas.

La realidad virtual se constituye de escenarios generados por un ordenador, que permiten trasladar al usuario a un ambiente en tercera dimensión, con sonido en estéreo, de manera que la persona se siente rodeada e inmersa en el mundo virtual.

Mediante la estimulación multisensorial y la interacción que ocurre entre el escenario y el usuario, la persona siente que está presente en ese mundo artificial que lo rodea.

Esta herramienta evoca en el paciente, de manera intencional; conductas, pensamientos, sentimiento y emociones. Basta con ver las reacciones de los usuarios que están experimentado la realidad virtual para darse cuenta de esto.

Ya existen emprendimientos entusiastas de la tecnología con desarrollos, aplicaciones y software que permiten el uso de escenarios para realizar terapia de exposición, relajación, tests,  pruebas neurocognitivas correctamente validadas y baremadas.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs