fbpx
Manuel Melendez
Manuel Melendez

Lesiones en las rodillas: deportes y actividad física

La actividad física es un requisito para que las nuevas generaciones se encuentren en un buen estado de salud, el aumento en el sedentarismo y la mala alimentación en los niños y adolescentes puede ser eficientemente combatido mediante una educación apropiada y la motivación para practicar actividades al aire libre como los deportes.

Con los grandes eventos deportivos como el mundial de fútbol, la liga nacional de básquetbol y la liga nacional de fútbol americano, los niños pueden motivarse a practicar actividades deportivas.

Si bien el grado de demanda que tienen los atletas de alto rendimiento los hace más propensos a sufrir de lesiones también los jóvenes pueden contraer una lesión, en este blog describiré las lesiones de rodilla más frecuentes y los escenarios en los cuáles es adecuado asistir a consulta con un médico especialista en los huesos y articulaciones.

La rodilla es la articulación que se encuentre entre el muslo y la pierna, su flexión permite el movimiento de las piernas sobre las superficies y su funcionamiento depende de varios componentes que “soportan” la articulación.

Las lesiones de las rodillas pueden suceder en cualquiera de sus componentes, huesos, ligamentos o meniscos, las lesiones en la rodilla suelen ser tratados de manera convencional con la terapia RICE (Siglas en inglés que significan: Descanso, Hielo, Compresión y Elevación), inmovilización y después se requiere rehabilitación física con énfasis en el fortalecimiento de los músculos que soportan la rodilla como el cuádriceps femoral.  

Los huesos que son el componente fundamental de la rodilla son: el fémur, la tibia y la rótula.  El fémur y la tibia son huesos fuertes y es menos común que se lesionen, pero la rótula o “kneecap” puede sufrir una fractura o una dislocación por impactos de alta energía como una caída o un golpe directo, ante la dislocación o fractura de la patela podemos observar dolor al realizar movimiento y un desplazamiento anormal del hueso que se encuentra sobre la rodilla.

Después de los huesos encontramos estructuras blandas como los ligamentos y los meniscos, éstas estructuras no pueden ser inspeccionadas por rayos X, lo que hace difícil determinar quién tiene una lesión.

Las lesiones en los ligamentos pueden hacerse con una exploración adecuada. El ligamento cruzado anterior (ACL) es un área común de lesiones en deportistas profesionales, se asocia a lesión en otros componentes de la rodilla y ocurre comúnmente cuando hay un cambio brusco de dirección o se cae de un brinco de manera abrupta. Los meniscos son la superficie sobre la cual los huesos se deslizan dentro de la articulación, una lesión que frecuentemente sucede en esta estructura son los desgarros. Estos ocurren  al girar la pierna o cuando se hace un cambio de dirección en velocidad o en personas mayores al levantarse de una silla realizando un movimiento giratorio sobre la rodilla.

Considerando las lesiones anteriores debemos fomentar la actividad física y los deportes. Los familiares y personal de salud podemos hacer que estas actividades sean seguras y divertidas para los jóvenes.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs