fbpx
Alejandro Villar
Alejandro Villar

¿La baba de caracol sirve para cerrar heridas?

A lo largo de miles de años se han utilizado muchos materiales para cerrar heridas, como el lino, el algodón la seda e incluso pelo de animales. En la actualidad se utilizan materiales artificiales, estériles y se les conoce como suturas.

Un problema al usar suturas para cerrar heridas es que pueden causar cicatrices poco estéticas y los agujeros que hacen en la piel pueden aumentar el riesgo de infecciones. Por este motivo se diseñaron pegamentos, que actúan como una barrera frente a las bacterias, pero no son tan fuertes como las suturas.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard han encontrado una peculiar alternativa a las suturas y los pegamentos: los caracoles. Estos investigadores encontraron que la baba de un caracol en particular formaba un pegamento resistente y flexible.

Los caracoles utilizan la baba que producen para mantenerse húmedos y adherirse fuertemente a los superficies. Inspirados en estas características diseñaron un pegamento con dos capas: la primera une los bordes de la herida y la segunda le da flexibilidad.

Este pegamento biológico se ha probado en animales y ha demostrado puede usarse en contacto con la sangre y parece que no daña las células sanas de estos organismos. Además de funcionar como pegamento puede detener un sangrado de manera similar a los productos que hoy se encuentran en el mercado.

A diferencia de los pegamentos que se usan en la actualidad, el pegamento inspirado en la baba de caracol puede adherirse a zonas móviles, como el corazón, sellando las heridas y resistiendo la presión y el movimiento de este órgano.

Probablemente la nueva generación de pegamentos para cierre de heridas esté inspirada en algo tan natural como la baba de caracol y podrá utilizarse por los médicos en cirugías.

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs