La influenza, también conocida como influenza estacional o simplemente como “the flu” es una enfermedad de las vías aéreas superiores ocasionada por un virus que se transmite a través de partículas de saliva.

Grupos vulnerables como adultos mayores, niños o personas con otras enfermedades como diabetes mellitus o enfermedades cardiacas tener complicaciones que requieran hospitalización e incluso pueden causar la muerte. La educación y la prevención son herramientas indispensables para prevenir la influenza y sus complicaciones.

En este texto buscaremos informar acerca de las características del virus de la influenza, la enfermedad que genera y maneras en las cuales podemos prevenir y tratar las complicaciones.

La influenza es ocasionada por una familia de virus que proliferan en las temporadas de otoño e invierno. Hay diferentes variables de los virus que ocasionan la influenza, los subtipos A y B de esta familia son los que se asocian a infecciones humanas, ciertas moléculas como la Hemaglutinina y la Neuraminidasa hacen más variaciones entre cada uno de los virus generando cepas como la Influenza A H1N1 responsable de la pandemia en el año 2009.

Cuando un individuo se contagia del virus de la influenza las células del tracto respiratorio son el sitio donde se multiplica el virus para después ser esparcido principalmente en forma de pequeñas gotas de saliva y moco. La evolución de la enfermedad es abrupta y caracterizada por la aparición de una fiebre alta, dolor de cuerpo, escalofríos, dolor de cabeza y tos.

La mayoría de las personas tienden a responder favorablemente en algunos días sin pasar de dos semanas; sin embargo, algunas personas pueden tener complicaciones de la enfermedad como una neumonía, especialmente personas con defensas bajas como los adultos mayores de 65 años, adultos con enfermedades como asma, diabetes, cardiopatías, mujeres embarazadas o niños.

Los virus de la influenza cambian con cada temporada, para prevenir infecciones durante cada temporada se recomienda aplicar la vacuna trivalente o tetravalente contra la influenza, especialmente a los adultos mayores, niños mayores de seis meses, personal de salud y para la población general mayor a seis meses.

Otra medida importante para prevenir el contagio de influenza es el lavado de manos, se estima que el virus puede vivir en las partículas de saliva o moco hasta 48 horas, siendo capaz de infectar a otras personas.

Con lo anterior recomendamos buscar a tu proveedor de salud para conocer más acerca de la vacuna contra la influenza y esperamos podamos proporcionar los medios para desarrollar hábitos que puedan mejorar la salud de la población de manera preventiva.

Artículos recomendados sobre este tema:

Suplementos para prevenir la influenza

Proteger a los niños de influenza

Vacunas de la influenza

¿Tienes dudas de salud?
En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.
Haz una pregunta

Más blogs