fbpx
Juan Carlos Fuentes
Juan Carlos Fuentes

Hipertensión y embarazo, peligro para la salud

Actualmente es una enfermedad que implica un gran reto para los gineco-obstetras y médicos materno-fetales, ya que es la primera causa de muerte materna a nivel mundial, complicando 1 de cada 10 embarazos; causando alrededor de 50,000 muertes maternas y 900,000 muertes perinatales; motivo por el cual se están realizando diversos estudios de diferentes biomarcadores para poder identificar de forma temprana aquellas pacientes que tengan riesgo de desarrollarla y así poder llevar una vigilancia estrecha y actuar a tiempo para evitar las complicaciones que genera esta enfermedad, así como mejores controles prenatales en pacientes de alto riesgo para lograr reducir su impacto en la morbi-mortalidad materno-fetal.

La enfermedad hipertensiva del embarazo puede presentarse a partir de la semana 20 de gestación, al principio es difícil que de algún síntoma o manifestación clínica, por lo que es importante estar checando sus cifras tensionales las cuales deben ser menores de 130/90 mm de Hg.

Dentro de los síntomas que pueden presentarse son: Dolor de cabeza, zumbido de oídos, que vean lucecitas, dolor intenso en la zona del estómago (epigastralgia) y elevación de las cifras tensionales.

Puede presentarse antes del término del embarazo que es un mal pronóstico sobre todo para el bebé, ya que usualmente el cuadro clínico es más severo, es difícil lograr controlar en ocasiones las cifras tensionales y puede haber un compromiso en la circulación materno-fetal por la placenta ocasionando que se deba de realizar la interrupción del embarazo usualmente por cesárea en un bebé que es prematuro y con las complicaciones que eso conlleva. Y es que aunque se puede controlar las cifras tensionales con medicamentos antihipertensivos;  el tratamiento real que existe para esta enfermedad es terminar el embarazo y extraer la placenta que es el origen de esta enfermedad.

La enfermedad también se puede presentar ya cuando el bebé es de término, es decir está entre las 37 a 40 semanas de gestación y tiende a ser menos severa la enfermedad con un mejor control de cifras tensionales y sin deterioro del bebé que incluso puede nacer por parto vaginal sin complicaciones.

En algunos casos en algún pequeño grupo de mujeres se puede presentar posterior al parto o la cesárea por lo que es importante vigilar siempre a todas las mujeres en este periodo que se le denomina puerperio ya que también puede complicar el estado de salud de la mujer.

La enfermedad hipertensiva del embarazo se clasifica de acuerdo a diversos criterios, desde la clínica de la paciente, los síntomas que pueda desarrollar, los estudios de laboratorio que salgan alterados y dependiendo de eso puede ser clasificada en Hipertensión gestacional, Preeclampsia sin criterios de severidad, Preeclampsia con criterios de severidad y el grado más peligroso de esta enfermedad es cuando llegan a convulsionar denominándose Eclampsia que tiene una alta asociación con la muerte materna.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

En mujeres adolescentes y con edad materna avanzada, mujeres con obesidad, que sea su primer embarazo, antecedente en embarazo previo con algún tipo de enfermedad hipertensiva, embarazo gemelar, enfermedades crónico degenerativas.

Lo ideal es identificar los factores de riesgo, llevar un adecuado control prental, vigilancia de cifras tensionales y en caso de presentar alguno de los síntomas que ya comentamos, es importante que acudas a tu centro de salud para lograr reducir los efectos deletéreos de la enfermedad hipertensiva asociada al embarazo.  

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Comentar

Debes ENTRAR CON TU CUENTA para hacer un comentario.

Más blogs