Me siento demasiado mal, todo el tiempo.
 La mayor parte del tiempo estoy estresado, enojado o triste. A veces solo me da, en el bus, en la ducha o durante la escuela. Últimamente no e podido dejar de sentirme culpable por cosas que hice en el pasado. Me siento la peor mierda del mundo, e incluso empecé a escribir una carta para disculparme, pero no pude entregarla porque me sentí un hipócrita. En ella decía que lo sentía, pero en realidad no lo hago, solo quiero dejar de sentirme así. 
Estoy demasiado cansado. Sobre pienso todo lo que hago, y a los segundos me arrepiento por ello.
 Mis pensamientos van a 1000 por hora, ni siquiera sé que es lo que pienso la mayor parte del tiempo. A veves hay canciones de fondo con un pensamiento sobre el otro, y otras son discusiones que nisiquiera entiendo. Me cuesta demasiado concentrarme, y todo lo que me dicen que haga lo hago mal.
Todo el cuerpo me duele. Ayer era el estómago y hoy la cabeza.
 
En momentos me siento tan enojado, como sí fuera a matar a alguien. Mi mente imagina cosas desagradables, y no puedo detenerlo.
Después me siento mal por esos pensamientos.
 
Antes ignoraba todo esto, como sí fuera normal por mi edad, pero me estoy comenzando a preocupar.
 De verdad, ya no lo aguanto.

Share this:

Copy and paste this code into your website.

1 Respuestas
Leopoldo Rendon Especialista respondió esta pregunta hace 1 mes

Buenas noches y gracias por tu pregunta.
La tristeza es un sentimiento que normalmente ocurre cuando experimentamos una pérdida, o nos frustramos por algún motivo. Normalmente la tristeza es pasajera, pero en los casos en que es muy intensa, persistente, se genera sin motivos o de manera desproporcionada, la tristeza se transforma en una tristeza patológica, que afecta la calidad de vida de la persona, le genera sufrimiento y entorpece su desempeño. Este tipo de tristeza es la que se ve en las personas que están deprimidas. También se puede presentar dificultad para disfrutar las cosas, y en algunos jóvenes la irritabilidad (molestarse por cualquier cosa) puede ocurrir. Otros síntomas pueden aparecer, como por ejemplo:  dificultad para dormir o lo contrario dormir mucho, cambios en el apetito, dificultad para tomar decisiones, para concentrarse o prestar atención, fatiga y falta de energía, ideas de culpa excesivas, baja autoestima, ideas de desesperanza etc.
Las personas que tienen alguno de estos síntomas deben acudir con un especialista en salud mental como por ejemplo un psicólogo o psiquiatra de manera que se pueda descartar la presencia de algún trastorno que explique los síntomas, como puede ser el caso de la depresión y reciba tratamiento. En todo caso un profesional del área puede ayudarte y orientarte sobre los pensamientos y sentimientos que manifiestas. ¡Saludos!
Para más información puedes leer:
 La depresión
Consulta con un terapeuta
¿Por qué estoy de tan mal humor?
Cómo hablar con tus padres acerca de la depresión