Manuel Melendez
Manuel Melendez

Enfermedad cardiovascular: Riesgo en diez años

Las enfermedades cardiovasculares comprenden un grupo de enfermedades que ocurren debido a una lesión en las arterias del cerebro o del corazón: el infarto, la enfermedad coronaria y los infartos cerebrales o embolia son unos ejemplos. Estas enfermedades tienen alto impacto en la sociedad.

The World Health Organization reporta que en el año 2015, 17 millones de personas menores de 70 años murieron por las enfermedades cardiovasculares, siendo la primera causa de muerte a nivel global y también lo es en EE.UU.

Condiciones crónicas como la diabetes, el síndrome metabólico, la hipertensión y la obesidad son factores que nos hacen más susceptibles a padecer alguna enfermedad cardiovascular pero hay otros factores que no son tan evidentes para la población general; por esto y por el gran costo que genera para la sociedad, los familiares y las instituciones de salud.

Un grupo de científicos en Framingham, Massachusetts buscó la manera de recopilar “factores de riesgo” para estimar el riesgo de una persona de desarrollar alguna enfermedad cardiovascular en un periodo de 10 años.

El estudio de Framingham, como fue llamado, es una herramienta innovadora que busca prevenir el desarrollo de enfermedades vasculares.

Como toda investigación, el estudio de Framingham cuenta con limitantes ya que en un principio la población que fue estudiada no contemplaba la diversidad étnica que tienen los Estados Unidos de América, actualmente el algoritmo de predicción y las guías para evaluar el riesgo de enfermedad cardiovascular continúan en mejora, no obstante, este texto busca proporcionar información relevante con respecto a la prevención de enfermedad cardiovascular en los adultos de 40 a 79 años.

Dentro de los principales predictores para desarrollar una enfermedad cardiovascular en diez años encontramos condiciones que pueden mejorar al tener un estilo de vida saludable:

-El colesterol: cantidades elevadas del colesterol total y el colesterol de baja densidad aumentan el riesgo, como también los niveles bajos de colesterol de alta densidad conocido como colesterol “bueno”

-La presión arterial: cifras de presión arterial superiores a los 85/130 mm Hg pueden suponer riesgo para algunas personas.

-Fumar: El hábito de tabaquismo se asocia a muchas enfermedades, fumar supone un riesgo mayor para desarrollar enfermedades cardiovasculares.

La lista anterior muestra solo algunos factores que se asocian al desarrollo de enfermedad cardiovascular, otros factores como la edad o el padecer diabetes no pueden modificarse.

Con esto queremos ayudar a la población general a entender que las decisiones que tomamos cada día con respecto a algunas conductas como fumar un cigarrillo, tomar una soda o refresco, escoger dulces en vez de vegetales, afectan nuestra salud.

Los invitamos a ustedes lectores a cuidar su salud y fomentar el bienestar tomando pequeñas decisiones diarias que te benefician a corto y a largo plazo.

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Comentar

Debes ENTRAR CON TU CUENTA para hacer un comentario.

Más blogs