fbpx
Manuel Melendez
Manuel Melendez

Desarrollo dental de los niños: Formando una sonrisa

Cuando nacemos dependemos enteramente de la lactación para alimentarnos, no contamos con dientes o al menos no los podemos ver, esto nos evita consumir alimentos sólidos.

La mandíbula de un recién nacido cuenta con 20 dientes natales que salen a partir de los seis meses de edad aproximadamente. Después los niños pierden algunos dientes primarios (“de leche”) para ser reemplazados por dientes permanentes

Este blog te ayudará a comprender mejor algunas etapas del crecimiento dental y así proporcionar recomendaciones que pueden ayudarte a que tu hijo desarrolle una sonrisa de manera óptima.

La formación de los dientes de un niño empieza desde antes del nacimiento. Un recién nacido cuenta con 20 dientes primarios o “de leche” al momento del nacimiento, estos dientes se encuentran casi listos para salir; desde los seis meses hasta los tres años. Estos dientes primarios “brotan” empujando la mucosa oral generando en algunos casos dolor, salivación e inquietud en los niños.

Los primeros dientes que brotan por lo regular son los incisivos, que son los cuatro dientes centrales de la sonrisa, los incisivos inferiores empiezan a brotar desde los seis meses de edad mientras que los superiores alrededor de los ocho. Esta etapa puede afectar la lactancia, porque los dientes pueden empezar a lastimar la piel del seno materno al hacer succión. En estos casos es importante brindar una higiene adecuada a la piel y si se forma alguna laceración puede alternar la alimentación para permitir que la herida sane.

Los molares son los últimos dientes que brotan, saliendo el último cerca del tercer cumpleaños de los niños. Con el tiempo la mandíbula de los niños crece, abriendo espacio para que los dientes primarios sean reemplazados por los dientes permanentes. Los dientes primarios empiezan a caerse a los seis años y  los últimos suelen caerse alrededor de los 12 años.

Durante este proceso de formación de la sonrisa de los niños es importante desarrollar hábitos higiénicos y cuidado dental en especial un cepillado correcto de los dientes, una educación alimentaria adecuada y un acercamiento con los dentistas, profesionales de la salud que se encargan de cuidar y tratar las enfermedades relacionadas con los dientes.

Más blogs