fbpx
Manuel Melendez
Manuel Melendez

Cuidados después de una extracción de una muela del juicio

Los terceros molares, también llamados muelas del juicio, son un grupo de dientes que brotan entre los 15 y 25 años, al hacerlo pueden generar diferentes complicaciones. Para tratar las posibles complicaciones los cirujanos maxilofaciales y los dentistas pueden optar por extraerlas con un procedimiento quirúrgico menor.

En este blog describiré los cuidados que debes tener si te practican este procedimiento para tener una recuperación pronta y evitar complicaciones.

Cuando tu dentista o cirujano maxilofacial detectan alguna complicación mientras brotan tus terceros molares como caries, infección o absceso dental o diente impactado, pueden sugerir extraerlas, esta extracción por lo general se hace bajo anestesia local, el procedimiento se realiza en una clínica y dura un par de horas.

Como hemos descrito en blogs anteriores, no todas las muelas del juicio deben ser extraídas, tu dentista o cirujano maxilofacial deben hacer una evaluación completa para tomar esta decisión.

Después del procedimiento, debes tener algunos cuidados para que la recuperación sea óptima:

 

-Evitar cepillarse los dientes o usar hilo dental durante las primeras horas después de la cirugía para que la herida sane de manera apropiada.

-Evitar el consumo de alimentos sólidos o bebidas azucaradas durante las primeras 24 horas después del procedimiento.

-Evitar el uso de popotes, el mecanismo de succión puede favorecer al sangrado.

-Enjuagar de manera gentil los dientes con una taza de agua tibia con una cucharadita de sal suavemente después de consumir los alimentos hasta seis veces al día.

-Aplicar terapia de frío local a los lados de la mandíbula puede ayudar a reducir la inflamación.

-Tomar al menos 6 vasos de agua purificada el día de la operación.

 

Además de tener estos cuidados debes comprender que el dolor, la inflamación y el sangrado suelen presentarse en la mayoría de los pacientes, es importante que sigas las indicaciones que te recomendó tu proveedor de salud y tomes medicamentos como antiinflamatorios o antibióticos según se te hayan recetado.

Si el sangrado persiste, la inflamación no cede y el dolor incrementa o se acompaña de fiebre debes acudir con tu proveedor de salud para que haga una valoración del tratamiento y evalué el estado de tu procedimiento.

 

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs