fbpx
Juan Carlos Fuentes
Juan Carlos Fuentes

Consejos para reducir infección de vías urinarias en mujeres

Toda mujer ha presentado o presentará algún cuadro de infección de vías urinarias (IVU), por lo que no son ajenos los síntomas molestos como dolor, ardor al orinar, quedarse con la sensación de quedarse con ganas de orinar, acudir muchas veces al baño y en casos más severos fiebre y cólicos.  

Sin importar en qué etapa se encuentren las mujeres, ya sea en edad fértil con vida sexual activa, embarazadas o postmenopáusicas, muchas de ellas presentaran múltiples cuadros de IVU generando un alto número de consultas médicas y con costos sanitarios importantes.

Se define como una infección urinaria recurrente cuando una mujer presenta tres o más IVU sintomáticas en el plazo de 12 meses o cuando presenta dos o más IVUS sintomáticas en 6 meses. Y esto puede deberse a una reinfección (80% de los casos) o a una recaída (20% de los casos).

Este problema suele incrementarse conforme aumenta la edad de la mujer por los cambios propios que ocurren en la menopausia, presentando una reducción en su sistema inmunológico, atrofia del epitelio vaginal, ya que esto genera una mayor colonización de bacterias en esa zona que son capaces de infectar el tracto urinario.

Dentro de las recaídas o persistencia de IVU se encuentran alteraciones anatómicas del sistema urogenital, litiasis infecciosa (tener piedras en el tracto urogenital), el uso de antibióticos que no son los adecuados para combatir la infección o esquemas cortos de antibióticos que no terminan de erradicar la infección.

Como tips y recomendaciones que debes tener en cuenta y evitar ya que son factores de riesgo para presentar infecciones de vías urinarias en especial si ya las has tenido son los siguientes:

Relaciones sexuales frecuentes, uso de condón o diafragma con espermicida, uso de tampón vaginal, el antecedente de haber padecido el primer episodio de infección de vías urinarias antes de los 15 años y que las madres de estas pacientes también hayan presentado IVU recurrentes.

En un estudio se observó que el principal factor predisponente fue el número de relaciones sexuales, ya que en aquellas que tenían relaciones sexuales diarias el riesgo de IVU era 9 veces superior, encontrando que en las pacientes con más de 3 IVU recurrentes su frecuencia sexual oscila entre 3 y 7 veces por semana.

Para evitar la recurrencia pueden funcionar la ingesta de jugo de arándano o arándano rojo, aplicación vaginal de lactobacillus; en la mujer postmenopáusica el uso de terapia de reemplazo estrogénico, así como se ha visto el uso de antimicrobianos como profilaxis después de haber tenido relaciones sexuales y algunas vacunas específicas.

Siendo de estas la más importante o considerada como la piedra angular la profilaxis antimicrobiana ya que reduce hasta un 95% la recurrencia y se lleva a cabo con una dosis nocturna durante seis meses con algún antibiótico como puede ser nitrofurantoina, B-lactámicos o fluoroquinolonas.

Como ves existen muchas causas que incrementan el riesgo para presentar IVU recurrentes, por lo que en caso de padecerlas importante acudas con tu médico para que te indique tu tratamiento adecuado y evitar complicaciones que son prevenibles.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs