fbpx
Ángel Romero
Ángel Romero

¿Practicas un deporte de impacto? Cuidado con las lesiones

En las últimas décadas el estudio de la conmoción cerebral ha aumentado debido al creciente número de casos en los deportistas (de contacto en su mayoría) que sufren alteraciones tipo neurodegenerativas debido a traumas repetitivos en la cabeza, y  que incluso se ha llevado a la pantalla grande este padecimiento.

Alteraciones físico-estructurales y funcionales del cerebro

Cuando una persona sufre un traumatismo directo en la cabeza se produce una respuesta fisiopatológica y bioquímica destructiva que inicia una cadena de reacciones neurometabólicas y neuroquímicas que incluyen activación de la respuesta inflamatoria.

La mayoría de estas reacciones moleculares resuelve espontáneamente en el deporte, pero, dado que las células son altamente vulnerables, un segundo evento de conmoción durante este período de funciones celulares alteradas puede tener consecuencias catastróficas.

¿Todos los deportistas sufren esta alteración?

No, las personas que practican un deporte (amateur o profesional) de contacto son los que están más expuestos a sufrir una conmoción cerebral y sus secuelas, tal es el caso de los jugadores de futbol, soccer, rugby, artes marciales, etcétera, en sí todos aquellos deportes que pueda involucrar algún golpe en la cabeza de forma repetitiva.

Actualmente aparte de ser un padecimiento que está siendo estudiado cada vez más, se tienen herramientas para detectar un evento agudo y las medidas preventivas para evitar los micro traumas y por ende las consecuencias.

En la medicina del deporte existen herramientas muy útiles para el manejo de pacientes con traumatismo craneoencefálico, tal es el caso del SCAT3 por sus siglas en ingles Sport Concussion Assessment Tool 3rd Edition. Como medida preventiva en el futbol, por poner un ejemplo, los jugadores ya no pueden golpear con el casco ni a la cabeza del contrario, de ser así reciben serios castigos.

Te invito a seguir haciendo tu actividad físico-deportiva favorita, pero, sobre todo, a cuidar tu cabeza de micro traumas.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs