fbpx
Gloria C. Rabell
Gloria C. Rabell

¿Qué comer y beber para evitar las piedras en el riñón?

La medida preventiva más eficaz para evitar la formación de cálculos renales (piedras en el riñón)  es beber suficiente agua.  

Las recomendaciones de agua varían según clima, edad,  actividad física, estado de salud, entre otros factores. Generalmente se recomienda beber de 2 a 3 litros al día, si tienes tendencia a formación de cálculos renales según los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE.UU.  

Algunos estudios han reportado la relación de la dieta DASH  Dietary Approaches to Stop Hypertension) puede ayudar a reducir los riesgos de piedras en el riñón.  Así mismo, las personas con sobrepeso pueden incrementar el riesgo a formación de cálculos renales.

¿Acaso el tipo de piedra está relacionado con mi dieta habitual?

Si tuviste ya piedras en el riñón pregunta a tu médico qué tipo de piedra era.

Las piedras en los riñones se forman cuando en la orina se acumulan niveles altos de sustancias que forman cristales como el calcio, el ácido úrico y oxalato. La mayoría de las piedras contienen calcio.

De acuerdo a esto puedes ayudar a prevenir la formación de más piedras hacienda algunos ajustes a tu alimentación habitual en cuanto al consumo de sodio, proteína animal, calcio u oxalatos.

Podrías cambiar lo que usualmente comes o bebes para ayudar a evitar estos tipos de cálculos:

-Cálculos de oxalato de calcio

-Cálculos de ácido úrico

-Cálculos de cistina

Algunas medidas dietéticas generales que pueden ayudarte para evitar la formación  de cálculos:

Reduce consumo de oxalato

Si tuviste piedras de oxalato de calcio reduce el consumo de nueces, maní (cacahuate), espinaca, ruibarbo, salvado de trigo, entre otras fuentes de oxalato para ayudar a reducir la cantidad de oxalato en tu orina.

Reduce consumo de sodio

A medida que se  disminuye el consume de sodio, ayudas a evitar la formación de cálculos. Ya que el socio hace que se libere más calcio en la orina lo cual puede propiciar a la formación de cálculos.

La mayoría de los estadounidenses consumen un exceso de sal.  Se recomienda un consumo de menos de 2,300 mg al día de sodio, para que te des idea una cucharadita de sal contiene 2,325 mg de sodio. Sin embargo los alimentos ya contienen sodio, además de la sal añadida.

Si tienes o tuviste cálculos de fosfato de calcio o cálculos de oxalato de calcio es necesario disminuyas consumo de sal. Disminuye consumo de sal en general en la preparación de alimentos y de productos procesados que contengan sal o sodio.

También se encuentra el sodio en exceso en productos enlatados, condimentos, aderezos, comida rápida, carnes curadas y embutidos. Revisa en las etiquetas de contenido nutrimental el porcentaje de valor diario (%DV) para sodio.  Se considera que es Bajo en sodio un 5% o menos y alto un 20% o más por porción.

Revisa la lista de ingredientes y evita la sal oculta que se encuentra con estos nombres: bicarbonato de sodio, polvo de hornear, fosfato disódico, glutamato monosódico (MSG), alginato de sodio, nitrato o nitrito de sodio.

Limita consumo de proteínas de origen animal

Consumir un exceso de proteínas de origen animal incrementa el riesgo de formación de cálculos renales.  Reduce el consumo de carne de res, pollo, puerco, huevos, pescados y mariscos. Así como de leche y otros lácteos. Limita a

Es importante que consumas la cantidad apropiada de proteína, considera aumentar el consumo de proteína vegetal (legumbres como frijoles, lentejas, habas, garbanzos que son altos en proteína y bajos en oxalato y combina con cereal por ejemplo con arroz integral para que los aminoácidos se complementen).

Consumo de fuentes de calcio de los alimentos

El consumo adecuado de calcio proveniente de los alimentos es importante ya que puede ayudar a bloquear otras sustancias que causan la formación de cálculos de oxalato de calcio y además es necesario para los huesos. El calcio se puede obtener también de fuentes vegetales como alimentos fortificados con calcio como algunos cereales, pan, jugos, algunos tipos de frijoles.

Para ayudar a prevenir la formación de cálculos renales específicos, he aquí las siguientes recomendaciones:

Cálculos de fosfato de Calcio

-Reduce consumo de sodio.

-Limita consumo de proteína de origen animal..

-Obtén cantidad adecuada de calcio en la dieta, en especial de fuentes vegetales con bajo oxalato.

-Reduce consumo de alimentos altos en oxalato.

Cálculos de ácido úrico

-Limita consumo de proteína de origen animal en especial carne roja, consomés, condimentos.  Se recomienda limitar consumo de carne a 6 onzas (170 gramos) al día según los NIH. Obtén suficiente proteína de origen vegetal a través de legumbres (leguminosas) como frijoles, lentejas, habas, garbanzos, maní (cacahuate), mantequilla de maní.  Soya, leche de soya, tofu, entre otros. Nueces y productos con nueces, almendras, mantequilla de almendra, castañas y pistachos. Así como semillas de girasol.

-Mantén tu peso ideal, si tienes exceso de peso es importante bajes de peso.

Cálculos de cistina

Toma suficientes líquidos, especialmente agua.

Recuerda consumir mucha agua, es la mejor forma de prevención de piedras en los riñones.  Si tuviste algún tipo de cálculo renal, un nutricionista puede orientarte sobre la dieta que debes tener para prevenir futuros cálculos.

 

 

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs