fbpx
Leopoldo Rendon
Leopoldo Rendon

Cleptomanía

La palabra cleptomanía proviene del griego, y significa quitar (clepto) locura (manía). La cleptomanía es un trastorno mental que pertenece a un grupo de trastornos conocidos como: trastornos del control de los impulsos y la conducta. Algunos de estos trastornos son: la ludopatía (juego patológico), la tricotilomanía (arrancarse el cabello) o el trastorno explosivo intermitente. Estas patologías tienen en común, que las personas que lo presentan, sienten un impulso irrefrenable por realizar acciones que pueden ser perjudiciales para sí misma o los demás.

En el caso de la cleptomanía, la dificultad de la persona es controlar un impulso intenso por apropiarse de objetos que no le pertenecen. Previamente a que la persona proceda a robar, siente un estado de ansiedad y tensión, que se alivia al tomar el objeto sustraído. La finalidad no es el bienestar económico, ya que las personas que cometen estos actos, pudieran comprar el objeto en cuestión, ya que tienen recursos para hacerlo. En muchas ocasiones el objeto robado es guardado o regalado. No existe otra motivación psicológica como por ejemplo expresar ira, o venganza para realizar tales actos. La persona que sufre de este problema, puede sentirse avergonzado y culpable después de realizar el hurto.

La cleptomanía es un trastorno poco conocido. Los pacientes no suelen consultar, por desconocimiento de su problema, o por vergüenza y temor a ser cuestionados ya que se considera una conducta reprochable , que puede tener consecuencias legales. Es por este motivo que la prevalencia no está bien establecida, pero algunos investigadores estiman que la misma puede estar entre el 0.6% y 0.8 % de la población. Esta conducta aparece en la adolescencia y la adultez joven y es más frecuente en las mujeres. Algunos trabajos estiman que hasta el 8% de los hurtos que ocurren en las tiendas se deben a esta patología.

Las causas no están bien establecidas, pero parecen estar involucradas algunas alteraciones neurobiológicas, que implican el sistema de neurotransmisión serotoninérgico. Es frecuente que los pacientes presenten otros trastornos psiquiátricos como lo son: adiciones (consumo de alcohol), trastornos afectivos (depresión), trastorno obsesivo compulsivo, bulimia y trastornos afectivos.

El tratamiento se basa en terapia cognitivo conductual, terapia conductual, y psicofarmacológica, mediante usos de inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina y antagonistas opioides. En general son más efectivo los tratamientos combinados.

 Si presentas este tipo de conducta o conoces a alguien con este problema, lo más recomendable es que acudas con un psiquiatra. Es fundamental que la persona comprenda que esto es un trastorno mental y que si es atendido con prontitud se pueden evitar complicaciones, inclusive de tipo legal.

Artículos recomendados sobre este tema:

 

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Los comentarios están desactivados.

Más blogs