Juan Carlos Fuentes
Juan Carlos Fuentes

Atención humanizada del parto

La atención humanizada del parto es un tema de gran interés a nivel mundial y prioritario en las agendas de los sistemas de salud, que consisten en una serie de acciones encaminadas para que existan un mayor vínculo en la atención de la mujer embarazada y su familia con el personal de salud encargado de proveer dicha atención.

Es un proceso que debe de ser individualizado y no sistematizado en donde la mujer sea el centro de atención y quien elija y decida en dónde y cómo atenderse de acuerdo a la publicación de Género y salud en cifras titulada  “Nacimiento humanizado. Aportes de la atención intercultural a las mujeres en el embarazo, parto y puerperio” que lo define de la siguiente manera:

Se ha llamado “humanizado” al modelo de atención del parto que pretende tomar en cuenta, de manera explícita y directa, las opiniones, necesidades y valoraciones emocionales de las mujeres y sus familias en los procesos de atención del embarazo, parto y puerperio; persiguiendo como objetivo fundamental que se viva la experiencia del nacimiento como un momento especial, placentero, en condiciones de dignidad humana, donde la mujer sea sujeto y protagonista de su propio parto, reconociendo el derecho de libertad de las mujeres o las parejas para tomar decisiones sobre dónde, cómo y con quién parir, en este momento tan importante de su historia, así como otras decisiones relacionadas con el parto.  

La organización mundial de la salud emitió 56 recomendaciones para lograr llevar a cabo una experiencia de parto positiva en aquellas pacientes de bajo riesgo para que la atención del parto sea la más adecuada y sea una experiencia satisfactoria para la madre y la familia y que tenga las siguientes características:

Una continuidad en la atención desde el inicio del embarazo hasta el puerperio, que reciban apoyo emocional de un acompañante de su elección, una comunicación efectiva de parte del personal, estrategias para el alivio de dolor, permitir la movilidad en el trabajo de parto y posición de su elección en el parto, ingesta de líquido y alimentos por vía oral, vigilancia regular del trabajo de parto, con la documentación de eventos y donde las intervenciones médicas sean exclusivamente las necesarias para garantizar la salud y bienestar de la madre y el hijo.

Es importante recalcar que los médicos gineco obstetras siempre harán lo necesario para salvaguardar la vida de sus pacientes; que estas recomendaciones son para pacientes de bajo riesgo y que en ocasiones las mujeres cursan con embarazo de alto riesgo que requieren una mayor intervención y monitorización e incluso realización de cesárea de urgencias o situaciones especiales en donde no se puede elegir la vía de resolución como cuando es una cesárea iterativa y mucho menos cuando existe un riesgo inminente de muerte materna o fetal por ejemplo en el caso de una preeclampsia.

Artículos recomendados sobre este tema:

¿Tienes dudas de salud?

En forma anónima y gratuita pregunta a médicos especialistas y expertos de HolaDoctor.

Comentar

Debes ENTRAR CON TU CUENTA para hacer un comentario.

Más blogs