Cómo afecta la genética el tratamiento del colesterol alto

Cómo afecta la genética el tratamiento del colesterol alto
En los casos en que los niveles de colesterol en sangre son principalmente por causa genética sí es necesario controlarlos mediante medicamentos. | Foto: GETTY IMAGES

Cuando acudes a consulta con algún médico es común que te pregunte sobre algunos de tus antecedentes y enfermedades importantes que hayan padecido tu familia, esto se debe a que hay algunas enfermedades que pueden tener un riesgo genético, es decir, pueden heredarse. Tener problemas de colesterol elevado es una de ellas.


Sin embargo, a diferencia de lo que la mayoría de la gente piensa, no es un problema tan común, el que tú padre tenga problemas de colesterol no necesariamente quiere decir que tú también los tendrás, pero si te pone en mayor riesgo.


Hay muchos más factores que juegan un papel para desarrollar este tipo de problemas como el tipo de alimentación que tengas y la actividad física que realices. Pero cuando hay un verdadero problema genético de colesterol entonces sí es algo de cuidado.


¿Cuándo puede deberse a causas genéticas?


Cuando hay un problema verdaderamente genético del colesterol entonces los niveles de éste pueden estar demasiado elevados y controlarlos es muy difícil. 


Lo que sucede es que estos errores genéticos ocasionan que las proteínas que transportan el colesterol no se eliminen, es decir se mantienen trabajando y en circulación en la sangre de forma constante, por lo que toman todo el colesterol que se  ingiere mediante la alimentación e inmediatamente lo transportan a un lugar donde pueda ser guardado. 


Puedes pensar que no es un problema, finalmente se está llevando a algún lugar, pero imagina una carretera en donde los carros nunca puedan salir y por el contrario, a cada momento se van incorporando más y más automóviles. Esa es precisamente la situación a la que se enfrenta el organismo en estos casos.

¿Cuándo puede ser un riesgo?

El problema puede llegar a ser tan severo, que puede llegar un momento en que las proteínas ya no saben dónde pueden guardar todo el colesterol que se está moviendo, entonces, además de guardarlo en el hígado o en las arterias, empiezan a guardarlo debajo de la piel, ocasionando que aparezcan “bolas de grasa” de color amarillo que se llaman xantomas.


La aparición de estas “bolas” como tal no es algo alarmante, lo peligroso es pensar que si tu organismo ya está guardando el colesterol en la piel, quiere decir que los demás lugares ya están casi llenos o sin espacio, y que el riesgo de tener un infarto es muy alto debido a que las arterias de tu corazón pueden ya estar casi tapadas.


En estos casos el tratamiento con medicamentos es un apoyo importante para poder controlar los niveles de colesterol y así evitar complicaciones debido a un mal control de la enfermedad. Consulta con tu médico para un tratamiento oportuno.



Comparte tu opinión