SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Info

Holadoctor usa cookies para analizar el tráfico de este sitio. La información sobre el uso que le da a nuestro sitio es compartida con Holadoctor y algunos terceros para ese propósito. Al aceptar, está usted de acuerdo con nuestra política de cookies. Vea los detalles aquí.

ACEPTAR
Cerrar

¡Atención médica a bajo precio ya!

Recibir buena atención médica a un precio accesible es el mejor regalo para ti y para tus seres queridos en esta temporada de fiestas.

Puedes comprar el maravilloso regalo de la salud ya mismo.

Los mercados de seguros que se crearon a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA) están abiertos en todos los estados. En la mayoría la inscripción cierra el 15 de diciembre.

Este período de inscripción abierta es notoriamente más corto en la mayoría de los estados, en especial los que usan el sitio web federal cuidadodesalud.gov (healthcare.gov). Los estados que gerencian sus propias plataformas —como California, Nueva York, o Maryland— tienen más flexibilidad con las fechas de inscripción.

Pero en todos, puedes recibir ayuda para tus primas (lo que debes pagar cada mes por tener cobertura de salud).

Esta ayuda, a la que se llama subsidios o créditos impositivos, pueden llegar a cubrir hasta el 90% del costo de una prima.

No dudes en averiguar si eres elegible: en la mayoría de los estados casi el 90% de los consumidores reciben ayuda. Y no te asustes si te dicen que las primas son más caras para la cobertura de 2019 porque, a la vez que aumentan las primas, también lo hacen los subsidios.

Por eso, inicia el paso a paso hacia una atención de salud que no discrimina si tienes diabetes, hipertensión, o cualquier otra condición preexistente. Y con la que recibirás cualquier servicio que necesites para prevenir, que como sabes, siempre es mejor que curar.

Abre una cuenta (o entra a la que ya tienes)

Una vez que hiciste click en el link de arriba y encontraste el sitio web del mercado de seguros de tu estado —y tienes el coraje de sentarte solo frente a una computadora— debes entrar a ese sitio y crear una cuenta. Si eres un consumidor que ya se registró en el pasado, simplemente loguéate.

Si hay algo que no entiendes o tienes dudas, puedes llamar al 800-318-2596 en el caso de que en tu estado esté funcionando el sitio federal. Si tu estado administra su propio mercado, debes llamar al teléfono de ayuda que aparezca en el sitio web.

En cualquier caso, del otro lado de la línea encontrarás seguramente ayuda en español. Son personas conocidas como navegadores que te ayudarán a inscribirte, o comparar planes en caso que quieras cambiar el que ya tienes, sin cobrarte.

Si prefieres ayuda en persona, esta inscripción será un poco más difícil porque recortes de la administración Trump han hecho que muchos centros comunitarios y sitios de ayuda redujeran drásticamente su personal. Sin embargo, en las clínicas de salud comunitarias, todavía pueden ayudarte. No dudes en acercarte al centro de salud de tu vecindario. Si ellos no tienen navegadores, sabrán dónde puedes encontrar uno.

La ayuda puede ser tanto para comprar un plan de salud por primera vez, o para cambiar uno que tengas porque ya no cubre tus necesidades médicas, o porque se ha vuelto muy costoso.

Elige tu plan (o cambia el que tienes)

Los planes del mercado se dividen en metales —Bronce, Plata, Oro y Platino— que tienen distintas primas, deducibles, co-pagos y gastos de bolsillo. 

Los planes de Bronce son los que tienen primas (lo que pagas cada mes por tener cobertura de salud) más baratas, pero deducibles (lo que debes pagar de tu bolsillo por una servicio médico hasta que la aseguradora empiece a pagar) más altos. En estos planes, la aseguradora paga alrededor del 60% de tus gastos médicos.

En los planes de Platino ocurre lo opuesto: tienen primas más altas, pero el deducible es más bajo, por lo que la aseguradora llega a pagar hasta el 90% de tus gastos médicos. 

En el mercado, también hay disponible los planes llamados catastróficos (con primas bajas y deducibles altos) que están disponibles para adultos jóvenes de menos de 30 años.

Las primas han aumentado considerablemente desde que comenzaron a funcionar los mercados de salud a pleno en 2014. Varían mucho dependiendo del estado e incluso dentro de un mismo estado.

Pero la buena noticia es que, al aumentar las primas, también ha aumentado la ayuda que una persona recibe. Por eso, el próximo paso es saber si puedes obtenerla.

Averigua si eres elegible para ayuda financiera

Los mercados de seguros establecidos por ACA permiten que muchas personas reciban ayuda para pagar sus primas. Esta asistencia se conoce como subsidios o créditos impositivos. Para que tengas una idea, una persona sola que tiene un salario de entre $12,000 y $49,000 al año puede recibir un subsidio.

Y también hay otra ayuda para reducir el gasto médicos de los llamados costos compartidos (la parte de un servicio médico que te toca pagar), para personas cuyos ingresos no superen los $30,000 anuales. Esta ayuda financiera esta disponible para los consumidores que tienen planes de Plata.

Cuando entres a tu cuenta, o crees una, verás inmediatamente la opción de ayuda en la pantalla. En base a los datos que proporciones sobre tus ingresos, el mercado verá si eres elegible para esta ayuda.

En la mayoría de los estados, más del 80% de los inscriptos reciben ayuda para pagar sus primas.

Y recuerda que en 2018, la multa sigue vigente. Después... depende del estado

El Congreso eliminó la multa impositiva por no tener seguro de salud, norma que entrará en vigencia el 1 de enero de 2019.

Pero, para 2018, sí se requiere que las personas tengan seguro de salud, o más precisamente "cobertura esencial mínima", a riesgo de tener que pagar una multa, al menos que califiquen para una exención. Este requisito se denomina mandato individual.

Por eso, en tu declaración de impuestos para el año fiscal 2018 —que seguramente hagas la próxima primavera— tendrás que decir si tuviste o no seguro de salud. 

Sin embargo, aunque la penalidad impositiva continua vigente, cambios recientes realizados por la administración Trump harán más fácil para las personas reclamar una exención por dificultades: solo tendrás que marcar una de las cajas en el formulario principal, sin mostrar documentación (aunque expertos recomiendan conservar los documentos que demuestren por qué no pudiste tener seguro de salud, por las dudas que los pidan en el futuro).

Ante esta acción federal, varios estados han adoptado mandatos individuales, con penalidades impositivas estatales si no se tiene seguro de salud. Estos incluyen Massachusetts, Nueva Jersey, y el Distrito de Columbia, que entrarán en vigencia en 2019. Vermont impondrá una penalidad por no tener seguro a partir de 2020. Otros estados están considerando mandatos individuales. Consulta con tu preparador de impuestos para saber más sobre la situación en tu estado.

Más allá de que haya una multa o no, es esencial tener cobertura de salud porque nunca sabes si tú o alguien de tu familia se puede enfermar o tener un accidente. Si no te inscribes durante este período de inscripción abierta, es posible que tengas que esperar hasta un año para tener cobertura.

¿Necesitas ayuda para comprar seguro médico? Llámanos al 866-295-1220 o deja tus datos aquí y nosotros te contactamos.

Fuentes: cuidadodesalud.gov, CMS, KFF

Más información clave:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Centro de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?

Publicidad